Data: junio 23, 2013 | 20:17

Nelson Mandela agoniza, la infección respiratoria que le aqueja se agravó en las últimas horas

La vida del continente africano del siglo XX no podría entenderse sin la presencia de uno de los luchadores sociales más destacados de estos 100 años y que además tuvo la tenacidad para llegar a convertirse en presidente de Sudáfrica y con eso cambiar el rumbo de la historia.

La vida del continente africano del siglo XX no podría entenderse sin la presencia de uno de los luchadores sociales más destacados de estos 100 años y que además tuvo la tenacidad para llegar a convertirse en presidente de Sudáfrica y con eso cambiar el rumbo de la historia.

© Reuters Johannesburgo | El ex presidente sudafricano Nelson Mandela, quien permanece hospitalizado por una recurrente infección respiratoria, se encuentra en condición crítica tras un deterioro de su salud, dijo el Gobierno este domingo en una declaración.

El comunicado añadió que los doctores están haciendo todo lo que está en sus manos para tratar al héroe de la lucha contra el Apartheid de 94 años de edad.

El presidente Jacob Zuma y el vicepresidente del partido gobernante Congreso Nacional Africano (CNA), Cyril Ramaphosa, visitaron a Mandela en el hospital de Pretoria en el que está internado. Los médicos señalaron que su situación había empeorado en las últimas 24 horas.

«Los doctores están haciendo todo lo posible para que su condición mejore y se están asegurando de que Madiba esté bien cuidado y cómodo», dijo refiriéndose a Mandela por su nombre de clan.

Mandela, quien en 1994 se convirtió en el primer presidente negro de Sudáfrica, fue trasladado a un hospital de Pretoria el 8 de junio, su cuarta internación en seis meses.

La descripción de su condición como crítica despierta preocupación entre muchos de los 53 millones de sudafricanos, la mayoría de los cuales consideran a Mandela como el arquitecto de una transición pacífica a la democracia después de tras siglos de dominio blanco.

La historia de problemas pulmonares de Mandela se remonta a su período en la prisión de Robben Island cerca de Cape Town. Fue liberado en 1990 después de 27 años de cautiverio y se desempeñó como presidente entre 1994 y 1999.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center