Data: mayo 3, 2016 | 12:29
IGUAL QUE EN COBIJA Y RIBERALTA | La Upre, unidad ejecutora del Programa “Evo Cumple”, destinó $us 280.000 para una obra fantasma en una cooperativa de Colquiri…

Mineros denuncian ante Evo Morales un desfalco del Ministerio de la Presidencia

El Presidente junto al dirigente minero Moisés medina que insiste en la repostulación de Evo; pero a la vez denuncia corrupción en el Ministerio de la Presidencia. | Foto ABI

El Presidente junto al dirigente minero Moisés Medina que insiste en la repostulación de Evo; pero a la vez denuncia corrupción en el Ministerio de la Presidencia. | Foto ABI

© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando

De un modo similar al desembolso efectuado para construir una escuela en el municipio de Cobija beneficiando a un empresario brasileño que huyó del país sin ejecutar la obra, el Ministerio de la Presidencia habría incurrido en un nuevo desfalco contra el municipio minero de Colquiri al desembolsar 280.000 dólares para la construcción de un ingenio de concentración de estaño que “no existe”, según denunció ayer ante el presidente Evo Morales el dirigente cooperativista minero Moisés Medina, quien al mismo tiempo proclamó el inicio de una nueva campaña para lograr la repostulación presidencial en las elecciones del 2019.

La Agencia de Noticias Fides (ANF) informó que Moisés Medina, Presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa Minera 26 de Febrero con base en Colquiri, expuso ante el presidente Evo Morales una supuesta malversación cometida por la Unidad de Proyectos Especiales (Upre), dependiente del Ministerio de la Presidencia y encargada de asignar recursos del programa “Bolivia Cambia Evo Cumple” amparado por un Decreto Supremo del 4 de abril del 2007.

La denuncia de Medina se ventiló públicamente en un multitudinario acto realizado en el municipio minero de Colquiri donde el presidente Morales entregó un coliseo deportivo. El cooperativista reveló que gracias al programa Evo Cumple, la Cooperativa 26 de Febrero accedió a un financiamiento de la Upre para instalar una planta pre-metalúrgica; pero el desembolso habría sido rechazado debido a un formalismo burocrático. «Nos destinaron un ingenio de concentración de estaño, que para entonces estaba en la oficina de Upre, pero por no cumplir un proyecto a diseño final nos hemos atrasado y no se ejecutó esa obra«, precisó Medina según ANF.

Sin embargo, en registros de la Upre dicha obra estaría figurando como si hubiera sido ejecutada y pagada en el 100% de su costo. Se estaría entonces ante “un ingenio fantasma”, en palabras del dirigente minero.

Hermano Presidente” —dijo Medina en su discurso reproducido por ANF—, “nos hemos informado a través de nuestro hermano asambleísta departamental, en reunión interinstitucional, nos hemos sorprendido que este ingenio habría sido ejecutado pero este ingenio no existe. Nos informaron que con 280 mil dólares y 100 toneladas por día que fue ejecutado, queremos denunciar públicamente y decir a nuestro hermano Presidente que este ingenio no existe, pero vamos a hacer conocer la documentación”.

El Presidente no respondió al reclamo de Medina seguramente aguardando la documentación ofrecida por el mismo dirigente minero, lo cual implica que la Contraloría y las instancias fiscalizadoras del Parlamento deberán procesar dicha información interviniendo la Upre y exigiendo los descargos respectivos al Ministro de la Presidencia, máxima autoridad en esta área administrativa.

En el mismo acto, Medina lanzó una enérgica arenga para insistir y lograr mediante movilizaciones la repostulación del presidente Evo Morales en las elecciones del año 2019. “Tenemos que buscar la estrategia política para que nuestro hermano Presidente vuelva el año 2019, tenemos que buscar la estrategia política para que sea reelecto otra vez, pero eso va a depender de la fuerza de los mineros”, anunció Medina. En el referéndum del pasado 21 de febrero para ese mismo fin mediante reforma constitucional —proyecto truncado por el rechazo de una mayoría de los votantes que optaron por el No a la reelección del actual binomio gobernante— el principal “estratega” de campaña fue casualmente el Ministro de la Presidencia.

Similares casos en Cobija y Riberalta

El 17 de julio del 2013, la red Erbol con fuente en el semanario Perla del Acre denunció que el empresario brasileño Marino Jhunior Nacimento Lima se había adjudicado la construcción de una unidad educativa en el barrio San Juan de Cobija, recibiendo un adelanto de casi dos millones de bolivianos del programa Evo Cumple. La empresa constructora no tenía ningún registro legal en territorio nacional y pronto el brasileño desapareció de Pando dejando la obra sin terminar.

La responsabilidad de esa estafa era de la Upre, es decir del Ministerio de la Presidencia que obligó a la alcaldesa Ana Lucía Reis contratar al brasileño. Pero para eludir esa responsabilidad, a través del diputado Galo Bonifaz —uno de sus «operadores políticos»— el Ministro de la Presidencia instruyó el procesamiento penal de la Alcaldesa por “incumplimiento de deberes al no fiscalizar la obra». Ella en su defensa arguyó que el empresario brasileño fue contratado por decisión del Ministerio de la Presidencia en La Paz y sin embargo no existía ningún contrato firmado en la Alcaldía.

Reis señaló que la denuncia en su contra no tenía fundamento porque en ningún momento manejó los recursos económicos de los proyectos de “Evo Cumple” y que “las empresas encargadas de la construcción de las obras reciben de manera directa los respectivos cheques de la Presidencia del Estado Plurinacional”.

La Alcaldesa fue absuelta en el juicio impulsado por el Ministerio de la Presidencia; pero a cambio guardó silencio sobre quién fue el responsable en la Upre de favorecer al brasileño estafador.

Un desfalco parecido se produjo el año 2008 en Riberalta contra Zafabri, una cooperativa castañera conformada entre trabajadores fabriles y campesinos zafreros del norte amazónico, con el desvío de aproximadamente un millón de dólares del programa “Evo Cumple” donados por la cooperación venezolana a través de la Upre. El Ministro de la Presidencia había ordenado desviar ese fondo venezolano para financiar la marcha de campesinos de Riberalta hacia Cobija con el fin de derrocar al entonces prefecto de Pando Leopoldo Fernández, incluso comprando armas de fuego que se infiltraron en la marcha campesina, lo cual derivó en la masacre de Porvenir.

A raíz de esa malversación, la planta procesadora de castaña quebró antes de inaugurarse, provocándose una división entre fabriles y zafreros que se acusaron mutuamente de ser responsables del desfalco. El representante fabril Guillermo Dirá acusó al dirigente zafrero Iver Maguayo, que presidía el directorio del Zafabri, como el responsable del mal manejo. Un diputado del MAS, ligado al Ministerio de la Presidencia, promovió el enjuiciamiento de Maguayo y entonces el campesino encargado de Zafabri  se defendió revelando que el desvío de fondos le fue instruido por el propio ministro de la Presidencia para la adquisición de armas de fuego, entre otros gastos destinados a soliviantar la marcha hacia Cobija. Maguayo sostuvo que “el alcalde de Filadelfia tenía que entregar el dinero y las armas, sin embargo llegaron hasta Porvenir con dinero girado mediante la secretaria de Presidencia  de nombre Maya, con un monto de $us 15 mil”, según publicó el periódico El Día de Santa Cruz, un año después de los hechos de Porvenir.

El presidente Evo Morales se vio obligado a pedirle al presidente venezolano Hugo Chávez una nueva donación para reactivar la instalación de Zafabri.

Otro caso similar de desfalcos y malversaciones que el programa Evo Cumple estaría sufriendo desde la administración de la Upre a cargo del Ministerio de la Presidencia, se habría producido con las utilidades generadas por la Empresa Boliviana de Almendra (EBA), que según denunció el senador del MAS Manuel Limachi, junto a ex técnicos de EBA, fueron desviadas el año 2013 para comprar motores fuera de borda como prebendas destinadas a neutralizar la movilización indígena en defensa del Tipnis en el Isiboro Sécure, a miles de kilómetros de Riberalta.

En otros proyectos diseñados y financiados por la Upre, como Papelbol y Cartonbol, se repite la misma historia.

LINKS RELACIONADOS

datos-y-analisis

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center