UN CASO DE ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO PARA LA LEY MARCELO QUIROGA SANTA CRUZ | El problema no es el presunto hijo puesto en la pícota por Valverde violando la Ley del Niño. El problema es de dónde sacó tanta plata la amante oficial...

Hechos y dichos de Gabriela Zapata contradicen versión de su mentor Quintana

El ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana es quien debe explicar al país cómo se originó la fortuna de Gabriela Geraldine Zapata Montaño. | Foto Montaje Sol de Pando

El ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana es quien debe explicar al país cómo se originó la fortuna de Gabriela Geraldine Zapata Montaño. | Fotomontaje Sol de Pando

No se explica la fortuna que amasó en los últimos dos años la precoz empresaria que pertenece a una élite de nuevos ricos encabezada por el Ministro de la Presidencia, quien toma decisiones a espaldas del Presidente traficando influencias en nombre de Evo. Corresponde una investigación de fortunas en aplicación de la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz y la renuncia de Quintana, pues no es sólo un problema de tráfico de influencias que lastima la imagen del Gobierno; es un caso muy probable de enriquecimiento ilícito que debe ser debidamente esclarecido. No era necesario mancillar el nombre de un niño fallecido, como lo hizo Valverde, para abordar un tema estrictamente ético-legal…

© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando

El presidente Evo Morales desconocía los negocios que su hoy millonaria ex pareja Gabriela Geraldine Zapata Montaño realizaba con el Estado en representación  de tres empresas privadas; lo dijo con énfasis. Sin embargo, el delito de legitimación de ganancias ilícitas y tráfico de influencias no queda descartado ya que Gabriela Zapata mantenía una estrecha y permanente relación con el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, quien habría sido el directo “promotor empresarial” de la exitosa modelo. Quintana se contradijo al negar los vínculos gubernamentales de aquella joven que se jactaba a los cuatro vientos de su meteórico enriquecimiento.

El presidente Evo Morales dio la cara este viernes en Santa Cruz, donde brindó una conferencia de prensa admitiendo haber mantenido una relación sentimental con la muchacha el año 2007, habiendo procreado un niño que falleció después de nacer. Cuando Evo fue elegido Presidente, el 2006, Gabriela era entonces su novia y el periodista Alex Contreras su vocero y secretario privado.

“Evidentemente a la Gabriela Zapata la conocí en 2005, la verdad que era mi pareja, el 2007 tuvimos un bebé y lamentablemente nuestra mala suerte ha fallecido, tuvimos algunos problemas y a partir de ese momento nos distanciamos”, explicó el Presidente, deslindando responsabilidad directa en los millonarios contratos que enriquecieron vertiginosamente a la bella emprendedora que cumplirá 30 años el próximo 18 de abril.

Sin embargo, la Agencia de Noticias Fides (ANF) y Erbol replicaron al Presidente exhibiendo una fotografía tomada en el Carnaval de Oruro el pasado año 2015, donde Evo aparece de brazos con Gabriela Zapata, junto al ex arquero de la selección nacional Leo Fernández y el vicepresidente García Linera. Pudo haber sido un encuentro casual, quedó la duda.

En la cuenta de Facebook de Zapata —convertida en una veta informativa de primera mano para los medios periodísticos— no hay indicios de que Gabriela tuviera un hijo viviendo con ella; aunque en una crónica publicada en la sección Social de El Diario el 18 de octubre del pasado año 2015, se la describe como “excelente persona y madre, una mujer tenaz, trabajadora, dispuesta a luchar por sus sueños…”.

El dudoso origen de la fortuna de Gabriela Zapata

“La señora no tiene ningún tipo de vínculo con el Gobierno nacional, absolutamente ninguno”, aseguró el jueves el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, en una conferencia de prensa donde el ex militar intentó desvirtuar que Zapata Montaño se habría beneficiado de un tráfico de influencias dentro el Gobierno para amasar la fortuna que hoy ostenta.

Las aseveraciones de Quintana son desmentidas —empero— por la misma Gabriela Geraldine, quien además de hacer pública su apasionada militancia en el Movimiento al Socialismo (MAS), se encargó de propalar a los cuatro vientos sus altas influencias dentro el Gobierno como la clave de su éxito empresarial, a modo de promocionar su sensual imagen personal con proyección internacional inclusive.

Es evidente que al promocionarse mediáticamente, la glamorosa buscaba también incursionar en el terreno de la política asesorada por el mismo Quintana (como “asesoró” a la ex miss Bolivia Jessica Jordan en el Beni, o a la ex miss Pando Eva Humérez, actual diputada “quintanista” por nuestro departamento amazónico) en una relación que implicaba tráfico de influencias en varios contratos realizados específicamente a partir del año 2013. “La abogada, se perfila a ser una de las promesas más importantes del mundo empresarial, no solo en Bolivia, sino a nivel internacional”, se señala en otro sitio de la farándula que le dedicó una página promocional el 10 de octubre del pasado año.

En una entrevista que fue publicada el 6 de septiembre del 2015 en el diario digital Tiempos del Sur.com, títulada “El lado divino de la economía boliviana”, la despampanante empresaria revela los siguientes datos sobre su vinculación estrecha con el Gobierno, citamos textualmente:

“Actualmente el trabajo que realizamos está relacionado con vincular estratégicamente a proveedores de servicios especializados con el sector público boliviano”.

“La búsqueda de socios estratégicos no es fácil, pero hay un mercado inmenso de posibilidades afuera. Creo que al haber apostado en proyectos que muchos no lo veían como viables fuimos más allá de lo esperado, reconociendo que las condiciones para que una empresa se desarrolle tiene que ver muchísimo con la visión que tienen los gobernantes de su Estado”.

“La fortuna fue benevolente al vincularme con empresas extranjeras que confiaron en mi capacidad, dándome el espacio para desarrollar ideas, gracias a esto conocí a personas y personalidades que nunca imaginé conocer”.

En la minuta de constitución de su empresa “Consilium SRL”, el mismo año 2013, la inversionista, de 26 años en ese momento, declara como domicilio un departamento en el lujoso condominio El Vergel de Achumani, avaluado en $us 150.000. De acuerdo a un reportaje publicado en la víspera por ANF, actualmente ocupa una mansión que cuesta aproximadamente un millón de dólares en la exclusiva urbanización de La Rinconada, ubicada en la zona La Floresta, al sur de la ciudad de La Paz. “La lujosa vivienda pertenecía al fallecido Guillermo Fortún, exministro de Gobierno y hombre de confianza del expresidente Hugo Banzer Suárez, también difunto. Cabe recordar que Fortún murió en septiembre de 2012 y fue velado en esta casa ubicada en la avenida La Floresta. El político murió por un paro cardiaco y en medio de acusaciones del gobierno de Evo Morales de malversación de fondos” —recordó ANF—. “No se conoce si la vivienda fue vendida, alquilada o se encuentra en anticrético, pero la empresaria de 29 años tiene varias fotografías en este inmueble reunida con ejecutivos de CAMC o luciendo suntuosos vestidos”. Recordemos que Juan Ramón Quintana tuvo mucha familiaridad con Guillermo Fortún ya que el actual Ministro de la Presidencia, ex-militar, trabajó en el Ministerio de Defensa durante el último gobierno del general Banzer.

De acuerdo a la Ley 04 de Investigación de Fortunas y Lucha Contra la Corrupción (Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz), este nivel de gastos suntuosos de una abogada de 29 años sin mayores antecedentes empresariales ni hereditarios, amerita un Reporte de Operaciones Sospechosas (ROS) para iniciar la investigación que determine el origen de esa fortuna. El delito de Legitimación de Ganancias Ilícitas teniendo como delito precedente la corrupción pública (tráfico de influencias, malversación de fondos públicos, contratos lesivos al Estado, etcétera), es un delito contemplado en el artículo 185 de la Ley Marcelo Quiroga Santa Cruz.

¿Evo rehén de Quintana?

La indagación debería alcanzar al ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, quien fue y es el principal gestor de los “éxitos” empresariales de Gabriela Zapata Montaño a partir de su abierta relación política con el Gobierno.
Asumamos, a riesgo de equivocarnos, que el presidente Evo Morales ha sido sorprendido en su buena fe, y por tanto le conviene deslindarse de Quintana destituyéndolo. El SI del próximo referéndum debería implicar la reconducción revolucionaria del proceso de cambio bajo el liderazgo de Evo Morales, “desquintanizando” la coyuntura.
Con Quintana corroyendo el proceso desde adentro, crece el NO como una sombra dentro la revolución boliviana, poniendo al país al vilo de la desestabilización y acaso ante el retorno casi inminente de los ruidos de sable.
Si el SI por la reconducción revolucionaria del proceso de cambio no toma cuerpo en el poco tiempo que queda, allá el Evo, significará que le tomó el gusto a ser un rehén de Quintana dentro el Palacio.

Una lluvia de contratos el año 2013

El año 2013 es crucial en la consagración empresarial de Gabriela Zapata Montaño. De pronto se constituye en representante legal, accionista y gerente de tres empresas, una de ellas suya y dos trasnacionales, que sin más trámite obtienen contratos directos “llave en mano” en los más diversos sectores estratégicos de la economía, desde energía eléctrica, transporte fluvial, instalación de plantas industriales, refinación de minerales, equipamiento de sistemas hídricos, construcción de vías, etcétera.

Las tres empresas con las cuales Zapata logra percibir millonarios recursos del Estado mediante contratos avalados, gestionados y viabilizados por el Ministro de la Presidencia a espaldas del presidente Evo Morales, son los siguientes:

CONSILIUM SRL | PROPIETARIA ÚNICA

Inscrita en Fundempresa con el número de matrícula 00199776 para realizar “actividades de arquitectura, construcciones civiles, servicios profesionales técnicos, ingeniería y actividades conexas”, Zapata conforma en Santa Cruz la sociedad de responsabilidad limitada Consilium SRL con un capital de Bs 800.000 bolivianos (equivalentes a 115.000 dólares), teniendo como socios a los empresarios cruceños Miguel Ángel Suárez Roca, Sigfrido Antelo Suárez y Gilberto Mauricio Gutiérrez. A un año de su constitución, en agosto del 2014, los tres accionistas varones abandonan la sociedad transfiriendo el 100% del paquete accionario a Gabriela Geraldine Zapata Montaño. “Consilium SRL” se adjudica las obras de logística y transporte para el proyecto Siderúrgico del Mutún, en los puertos de Tamarinero y Puerto Busch sobre la estratégica Hidrovía Paraguay-Paraná. Se desconoce el costo y el estado actual de dichas obras.

TELEMENIA | REPRESENTANTE LEGAL

Posiblemente su título de abogada (se desconoce la Universidad donde estudió Derecho o Ciencias Políticas) la habilitó para ser representante legal de la corporación israelí Telemenia, una trasnacional que opera desde hace 50 años en varios países del mundo desarrollando el sector energético. No está claro si Gabriela Geraldine forma parte de Telemenia como socia propietaria de Consilium SRL o como abogada de planta simplemente. Lo cierto es que como Telemenia logra al menos dos contratos en el sector público: En una entrevista que publica El Deber el 30 de octubre del 2013, Zapata dice haberse adjudicado, en el departamento de Santa Cruz, un proyecto que “consiste en la reconversión industrial de la producción de energía eléctrica en base a fuentes renovables como el bagazo de caña”. Y al mismo tiempo, el consorcio de abogados Criales, Urcullo & Antezana informa en su página corporativa lo siguiente: “Asesoramos a Telemenia Ltda. en la suscripción de un contrato llave en mano para una planta de generación de electricidad de 15 MW en Trinidad, Bolivia”.

LA CHINA CAMC ENGINEERING COMPANY | GERENTE COMERCIAL

Asumir la Gerencia Comercial de la empresa china CAMC Engineering Company Ltd. fue para Gabriela Geraldine como ponerse una corona de reina en su cabeza. Se trata de uno de los consorcios chinos más poderosos del mundo, y resulta insólito que una compañía de tal magnitud haya designado como su Gerente Comercial en Bolivia a una abogada-politóloga de 26 años sin experiencia alguna en los rubros de ingeniería civil e industrial.

Sin embargo a CAMC le resultó un buen negocio tenerla a Zapata en su staff ejecutivo, pues a partir del año 2013 a esta empresa comenzaron a lloverle contratos con el Estado. Se debe establecer además si Consilium SRL, propiedad de Gabriela Zapata, operó como subcontratista de CAMC.

Mintió el ministro Juan Ramón Quintana cuando afirmó lo siguiente en su conferencia de prensa del jueves: “La señora Zapata ha sido contratada (por CAMC, nr) en 2013 y varios de estos contratos datan de años anteriores”.

Entre los siete contratos adjudicados a CAMC, detallados por el propio Ministro, sólo dos fueron suscritos años anteriores al nombramiento de Zapata como Gerente Comercial de la empresa china; los demás se suscribieron estando Gabriela Geraldine en la Gerencia de CAMC. (El Ministro omitió mencionar los contratos, también millonarios, con las otras dos empresas “manejadas” por Gabriela Geraldine: Consilium SRL y Telemenia Ltda.).

Esta es la cronología que rectifica lo afirmado por Quintana:

Glamorosa nueva rica1.- Contrato Compra de tres perforadoras para YPFB: mayo del 2009, con crédito aprobado por el Eximbank el 11 de agosto del 2011.

2.- Contrato Construcción del Ingenio Azucarero de San Buenaventura: 5 de marzo del 2012.

3.- Contrato Construcción, Montaje y Puesta en Marcha de la Planta Industrial de Sales de Potasio en el Salar de Uyuni: 13 de julio del 2013.

4.- Contrato Construcción Primer Tramo Ferrocarril Montero – Bulo Bulo: 19 de septiembre del 2013.

5.- Contrato Presa, Vertedero y Obras subterráneas Proyecto Misicuni: 14 de agosto del 2014.

6.- Contrato Instrumentos de Medición Proyecto Misicuni: 14 de agosto 2014.

7.- Contrato Sistema de Comunicaciones, Distribución de Energía Proyecto Misicuini: 8 de octubre del 2014

En diciembre del pasado año 2015, tras un roce con el ministro Quintana, el ministro de Obras Públicas Milton Claros rescindió el contrato para la construcción del Ferrocarril Montero Bulo Bulo, debido a que la empresa CAMC incumplió el cronograma causando un desfase que provocó daño económico al Estado. La ruptura del contrato se precipitó además por incumplimientos salariales y malos tratos de los empresarios chinos hacia los obreros bolivianos.

Sin embargo la empresa china compensó su fracaso en el proyecto ferrocarrilero de Montero a Bulo Bulo, echándole ojo a un proyecto para la refinación de zinc en Potosí. Se apeló a los “buenos oficios” del ministro de Minería César Navarro, de acuerdo a información proporcionada por la colega Amalia Pando.

Entre Valverde y Quintana un callejón sin salida

Un caso típico de enriquecimiento ilícito en una gestión pública que favorece dolosamente intereses privados, fue convertido por el ahora periodista Carlos Valverde Bravo en el linchamiento mediático de un niño que, además, había fallecido al nacer. El ex Jefe de Inteligencia que dirigió un operativo sangriento para resolver el secuestro del empresario Jorge Lonsdale en 1992, no tuvo el tino de usar el certificado de nacimiento en última instancia, guardándolo precavidamente como respaldo. Eso hacemos los periodistas. Obró al revés, sin escrúpulos. Su maniobra fue estrictamente política y eficiente en ese sentido. Pero usar el nombre de un niño para demostrar la corrupción que dice combatir, no fue ético periodísticamente. Un bebe no tiene la culpa de haber nacido como fruto de la corrupción de los adultos. La Ley en Bolivia dice que todo niño tiene derecho al respeto de su honor, privacidad y dignidad como ser humano, desde que nace.

El artículo 144 del Código del Niño, Niña y Adolescente consagra el derecho a la protección de la imagen y de la confidencialidad de los menores en los incisos II y III:
“II. Las autoridades judiciales, servidoras y servidores públicos, y el personal de instituciones privadas tienen la obligación de mantener reserva y resguardar la identidad de la niña, niño y adolescente, que se vea involucrado en cualquier tipo de proceso y de restringir el acceso a la documentación sobre los mismos, salvo autorización expresa de la autoridad competente”.
“III. Cuando se difundan o se transmitan noticias que involucren a niñas, niños o adolescentes, los medios de comunicación están obligados a preservar su identificación, así como la de su entorno familiar, en los casos que afectare su imagen o integridad”.

Valverde debió denunciar a Quintana como el principal articulador de la red de enriquecimiento ilícito que pisa fuerte en el Palacio Quemado, analizando cuidadosamente los contratos que favorecieron a Gabriela Zapata. Pero como su objetivo es derrocar al indio para reemplazarlo por el dueño de Burguer King, todo vale.

Los “operadores” de Quintana en las redes sociales contraatacaron a Valverde recordando su pasado represor y sus vínculos con el narcotráfico, que según antecedentes registrados oficialmente sí los tuvo.

Pero también hay que recordar que Quintana no aclara hasta hoy sus relaciones con el narcotraficante Mauro Vásquez, tampoco explica porqué se alió con los sicarios que mataron campesinos del MAS en la masacre de Porvenir, ni justifica porqué permitió que un policía con antecedentes criminales y vinculado a la DEA como Fabricio Ormachea termine codeándose públicamente con Evo Morales, poniendo así en riesgo la seguridad y la vida misma del Presidente.

Entre Quintana y Valverde, nos vamos al garete por igual.

datos-y-analisis

columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ