Data: julio 1, 2018 | 17:40
TAMBIÉN DINAMARCA PIERDE POR PENALES | Al Igual que en el partido entre España y Rusia, croatas y daneses dirimieron el escollo del empate por la vía de penales. La suerte estuvo con el equipo de los Balcanes…

Croacia ya no es sorpresa y amenaza a Rusia

Croacia sufrió para alcanzar los cuartos de final y mantener viva la ilusión de una generación que esperó a la prorroga para eliminar a Dinamarca, que estuvo a punto de acabar con la historia de Luka Modric en los mundiales. | Foto EFE

© Redacción Sol de Pando | Agencias

A la par de Islandia que fue eliminada por estos mismos croatas el pasado 26 de junio, la selección de Croacia fue considerada “una sorpresa” en el Mundial de Rusia, en mérito a su juego enérgico y vistoso. Al haberse consagrado hoy como uno de los ocho mejores del torneo que buscarán ganar la Copa atravesando el estrecho puente de los cuartos de final, Croacia se convierte ahora en la principal amenaza de la selección anfitriona, Rusia, que hoy tomó el boleto ganando a España dramáticamente.

Extraña casualidad. Croacia y Rusia se habilitaron para enfrentare en cuartos de final, dirimiendo con sus adversarios de hoy, en sesión de penales al haber terminado ambos partidos empatados.

El partido entre Croacia y Dinamarca en el estadio Nizhni Nóvgorod fue intenso y con excelente calidad técnica expuesta por ambos planteles europeos. Los arqueros Danijel Subacic y Kasper Schmeichel fueron las figuras de la jornada.

Las emociones no se dejaron esperar con dos goles en menos de 5 minutos. Pero esas anotaciones, que prometían un partido muy entretenido, fueron lo único rescatable, en medio de un empantanamiento que  no parecía tener solución en el tiempo reglamentario.

Los goles llegaron por dos errores. Primero marcó Dinamarca, por intermedio de Mathias Jorgensen, a un minuto de comenzar el partido. Jorgensen remató dentro del área, muy suave, y el balón se le coló al portero Subacic después de que le rebotara en el cuerpo.

La felicidad de irse arriba, sin embargo,  duró muy poco. A los 4 minutos, el croata Mario Mandzukic aprovechó un mal rechazado del capitán danés, Simon Kjaer, que pegó en un compañero, y puso el 1-1, quedando el juego congelado en ese marcador.

La falta de efectividad en el juego se trasladó a los penales: de 10 que se cobraron, los arqueros taparon 5.

Al final, los croatas tuvieron algo más de fortuna y ganaron la definición 3-2.

Resumen del partido | VIDEO

TODOS LOS PARTIDOS:
sopa de mani



Soria Galvarro



Komadina



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center