Data: agosto 8, 2012 | 15:00
ESCALADA REPRESIVA | El ex militar busca a toda costa la desaparición de Sol de Pando. Prohibió publicidad estatal discriminándonos con toda su furia, hizo quemar ejemplares confiscados y destruyó bajo amenazas nuestra red de canillitas...

Juan Ramón Quintana confabuló en Cobija para confiscar y quemar ejemplares de Sol de Pando

 

Quintana ordenó la confiscación y quema de 2.000 ejemplares de Sol de Pando el 11 de julio del 2011, además de otros atentados contra este medio informativo autogestionario, utilizando a sicarios del narcotráfico que también participaron en la masacre de Porvenir. | Foto Archivo

Las constantes y crecientes agresiones de Juan Ramón Quintana contra la autonomía informativa de Sol de Pando buscan la desaparición de este emprendimiento periodistico al servicio del desarrollo de la Amazonia boliviana. El ex militar banzerista pretende mantener bajo un manto de silencio e impunidad las articulaciones corruptas y delictivas que el Ministro de la Presidencia promueve cometiendo atrocidades en el ejercicio de su función pública…

© Wilson García Mérida
En julio del 2011, en separata de un informe especial, Sol de Pando revelaba detalles sobre la expropiación del territorio indígena Pacahauara en beneficio de una empresa maderera, vinculada al Ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, la cual se benefició con el saneamiento de 250.000 hectáreas de dicho territorio indígena en cuatro concesiones para un solo concesionario.
 
Quintana ordenó a la confiscación de 2.000 ejemplares de esa edición, logrando impedir que se conozca la información sobre el despojo y destierro de la etnia Pacahuara.
 
En el operativo de confiscación perpetrado el 11 de julio del 2011, intervino el sicario Esteban «Chito López», miembro de la banda del narcotraficante Mauro Vásquez Guerra, cuyos secuaces, como López, intervinieron en la matanza de Porvenir abriendo fuego contra campesinos del MAS. Después de Porvenir Mauro Vásquez y Estéban López, entre otros miembros de la banda sicaria, fueron incorporados por Quintana a los aparatos de Seguridad e Inteligencia que controla desde el Ministerio de la Presidencia.
 
A los pocos días de la confiscación, la agencia de noticias Erbol denunció que el paquete retenido por órdenes de Quintana fue llevado a dependencias de Ademaf donde los ejemplares fueron quemados.
 
 Según la nota de Erbol publicada el 9 de agosto del 2011, «un funcionario de la Gobernación de Pando, que por temor a represalias pidió mantener su identidad en reserva, reveló que los más de dos mil ejemplares de la edición 22 del periódico Sol de Pando fueron quemados. El funcionario responsabilizó de la quema de los ejemplares, que supuestamente fueron confiscados por la Gobernación, para evitar la difusión de información sobre denuncia de presunta corrupción en la administración departamental, a Ernesto Cornejo y Jimena Ruiz«.
 
Por otra parte, periodistas de la ciudad de Cobija vinculados profesionalmente con Sol de Pando, fueron también objeto de amenazas y cohechos con el fin de apartarlos de nuestra redacción, en la misma estrategia planificada por Quintana para anular nuestra labor informativa a toda costa.
 
Se han puesto estos antecedentes de manera reiterada en conocimiento del Defensor del Pueblo, Rolando Villena, quien curiosamente terminó encubriendo los hechos denunciados por Sol de Pando en un acto de desvergonzada parcialización con el esquema de Quintana.

El «zar» de la Inteligencia represiva

A nivel nacional, el ex mayor “pisa fuerte” en los aparatos represivos del Estado, tiene “su gente” al mando de la Dirección Nacional de Inteligencia y pretende también controlar el sistema gubernamental de medios de comunicación para someter a los periodistas estatales a sus estrategias de desinformación.
Provocó la salida de Iván Canelas del Ministerio de Comunicación; y mucho tuvo que ver con la abrupta renuncia de la Ministra de Defensa durante la crisis de Chaparina, detalle que el Defensor del Pueblo pasó por alto en su informe sobre la represión del 25 de septiembre, entre otros.  Evo Morales parece estar muy feliz con este tenebroso accionar de su principal operador castrense. 
Empecinado y sañudo, el Ministro de la Presidencia movió todas sus influencias políticas y personales para acallar a Sol de Pando, causándole a esta empresa periodística severos daños económicos, al margen de propiciar la incautación y quema del periódico, agresión a nuestros periodistas y el desmantelamiento de la red de canillitas para impedir la difusión de una investigación periodística sobre el exterminio de la etnia Pacahura, en lo cual este ex militar banzerista está directamente involucrado.
 
Además de planificar y consumar la incautaciòn de los dos mil ejemplares del Sol de Pando en julio del 2011, Quintana orquestó también el cobarde amedrentamiento a las canillitas que voceaban este medio en Cobija, amenazándolas con severas represalias si seguían vendiendo el periódico. 
 
El objetivo principal del Ministro de la Presidencia era y es forzar la desaparición de este periódico autogestionario. Sumado a la prohibición de publicidad estatal que era importante fuente  de susbsistencia del periódico, el amedrentamiento a nuestros voceadores desarticuló y destruyó nuestra red de distribición obligándonos a suspender la edición impresa.
 

Un derechista ligado a Banzer que nos acusa de «derechistas»

 Y por si fuera poco, en su afán de anular el trabajo informativo de Sol de Pando que vela por los intereses públicos en la Amazonia boliviana, el  ex militar se da a la tarea de propalar la intriga de que éste es un medio “financiado por la derecha y la CIA”, acusándonos de ser “enemigos del proceso de cambio”, en esa típica maniobra de operación sicológica destinada a dar muerte civil al adversario, como se enseña a los represores bien adiestrados en la Escuela de las Américas.
 
Sol de Pando le respondió a Quintana exigiéndole aclare ante el país, ante los movimientos sociales, ante los pueblos indígenas y ante el propio presidente Evo Morales por qué no “expulsa” de la Amazonia boliviana, en medio de su constante cacareo «anti-imperialista», a una ONG de Usaid que emite sendas certificaciones para el saqueo de maderas preciosas  hacia Estados Unidos desde el ancestral territorio Pacahuara en Pando, entregada a una empresa maderera vinculada al mismo Quintana.
 
Juan Ramón Quintana tampoco aclara con la transparencia debida sus estrechas relaciones de negocio con Acción Democrática Nacionalista (ADN), el partido del ex dictador ultra derechista Hugo Banzer Suárez, a quien el hoy Ministro de la Presidencia sirvió durante la última gestión gubernamental banzerista como asesor del Ministerio de Defensa en temas de Seguridad y Inteligencia.  
desastre total



sopa de mani



elecciones2019



Komadina



Soria Galvarro



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center