ZOFRA: UN MODELO IDEAL EN ALTO PARANÁ | Empresarios pandinos y especialistas de Zofra-Cobija que visitaron Ciudad del Este, volvieron fascinados ante la factibilidad de seguir la ruta integral marcada por la tercera zona de libre comercio más importante del mundo…

Zona Franca de Cobija ya tiene un horizonte claro

Los ejecutivos empresariales que visitaron Ciudad del Este en octubre, constataron que aquella ciudad con muchos parecidos a Cobija ha desarrollado su Zona Franca con una visión estratégica desplegada desde el propio Estado nacional. | Fotomontaje Sol de Pando

© Redacción Sol de Pando en Cobija

Los “sacoleiros” brasileños cruzando el Puente de la Amistad entre Foz de Yguazú y Ciudad del Este, sobre el rio Paraná | Foto ABC

Cuando se ven algunas calles de Ciudad del Este, parece estar viéndose las principales vías de Cobija donde el comercio se expande a medida que los compradores llegan del Brasil en pos de la Zona Franca. Tal fue la primera impresión que impactó en una delegación empresarial de Cobija que el mes pasado visitó aquella ciudad paraguaya dinamizada por un intenso movimiento económico donde el turismo, el comercio y la industria orgánicamente articulados, han adquirido una colosal dimensión social y económica.

Realmente ha sido un viaje muy beneficioso para todos los que hemos ido, porque nos ha abierto unas luces que no las habíamos pensado de esa forma. Yo particularmente nunca había visto ni pensado que la Ciudad del Este, a través de su Zona Franca, pudiese generar este movimiento económico que hemos visto y hemos palpado…”, afirmó el ingeniero Eugenio Fusi, Presidente de la Federación de Empresarios Privados de Pando, en un panel televisivo de Unitel-Pando que conduce el periodista Ronald Serrudo.

Y es que la Zona Franca de Ciudad del Este está considerada como la tercera mayor zona de libre comercio del mundo, después de Miami (Estados Unidos) y Hong Kong (China).

Segunda ciudad importante del Paraguay después de Asunción, Ciudad del Este —en el departamento de Alto Paraná— es el principal polo de desarrollo paraguayo. Su índice de crecimiento es el más elevado del país con cerca del 10% al año, según estimaciones del Gobierno paraguayo. El 100% de su población de casi 500.000 habitantes es urbana, distribuida en 11.000 hectáreas y 41 barrios, incluyendo a las 5 áreas habitacionales de la Itaipú Binacional donde Brasil y Paraguay comparten una de las hidroeléctricas más grandes del mundo.

La delegación empresarial boliviana que visitó Ciudad del Este la semana del 5 al 12 de octubre estuvo conformada por ocho representantes de tres entidades empresariales, incluyendo Zofra-Cobija, encabezados por Eugenio Fusi Lema y Álvaro Pinedo Suárez, Presidente y Director Ejecutivo de la Federación de Empresarios Privados de Pando (FEPP). De la Cámara de Industria y Comercio (CIC-Pando) fueron su Director General y su Gerente General, Gerardo Lima y Emil Tuesta, además del abogado Rodolfo Añez Domínguez, Asesor Jurídico de la FEPP y la CIC. La ex Presidenta de la Cámara Hotelera de Pando (CHP), María del Pilar Zúñiga, socia y vocal de la FEPP, acompañó a la dirigencia empresarial como especialista del área turística. También integraron la comitiva el ingeniero Ailton Suárez, Jefe de Operaciones de Zofra-Cobija, y el Lic. Oswaldo Alarcón, Jefe de la Unidad de Fiscalización de la misma entidad.

No deja de llamar la atención la ausencia, en ese importante viaje de trabajo, de la Directora Ejecutiva de Zofra-Cobija, Tatiana Sejas Condori.

Algunas similitudes entre Cobija y Ciudad del Este

Una calle típica en Ciudad del Este, donde el comercio florece en abundancia, en una tendencia urbana muy parecida a la de Cobija. | Foto Hoy.py

Después de aquella visita a la pujante ciudad paranaense, el empresariado de Pando tiene la convicción de que Cobija puede y debe seguir el modelo de Ciudad del Este, especialmente en lo referido a normas y disposiciones estatales que facilitaron esa configuración exitosa de la Zona Franca paraguaya.

Hay esa posibilidad”, dijo con un tono esperanzador el empresario Gerardo Lima Melgar, Director Ejecutivo de la Cámara de Industria y Comercio de Pando. “Sin embargo va a depender mucho del apoyo de las autoridades nacionales, de que nos brinden ese apoyo… necesitamos ese apoyo”, dijo en el panel de Unitel. El directivo empresarial comentó que el impulso industrial de la Zona Franca de Cuidad del Este cuenta con un respaldo decisivo desde la Presidencia de la República.

El dato que anima a los empresarios de Pando es la asombrosa similitud entre Cobija y Ciudad del Este en torno a ciertos factores estructurales:

Al igual que Cobija, Ciudad del Este es una ciudad cosmopolita y en constante crecimiento poblacional. Alberga a árabes, brasileños, argentinos, españoles, chinos, coreanos, japoneses, hindúes y de otras nacionalidades, además de los pueblos indígenas originarios. La mayoría se dedica al comercio, preferentemente en tiendas, microcentros y shopping’s establecidos en la ciudad y sus alrededores.

Y como Cobija, que linda con Brasil y Perú, Ciudad del Este también tiene una frontera trinacional compartiendo su espacio integrador con Brasil y Argentina; siendo Brasil, igual que para Cobija, el principal mercado que absorbe casi la totalidad de la oferta disponible en la Zona Franca.

Otra interesante coincidencia es el nombre del puente que vincula a las principales ciudades fronterizas: El “Puente de la Amistad” (nombre común en varias fronteras binacionales). Por aquel que une la ciudad brasileña de Foz de Yguazú con Ciudad del Este cruzando el rio Paraná, transitan diariamente 16.000 compradores brasileños, lo cual indica la magnitud del movimiento económico en esa Zona Franca.

Escenarios naturales similares para Eco-turismo

El Lago Iguazú, uno de los cientos puntos de atracción turística para quienes transitan la triple frontera de la Zona Franca en Cuidad del Este, buscando hacer compras o negocios empresariales. | Foto ABC

El paralelismo más importante es el escenario natural sobre el cual se ha edificado la gran Zona Franca. El paisaje tropical que rodea a ambas ciudades —Cobija por los bosques amazónicos que besan el rio Acre y Ciudad del Este por las tierras altas del Paraná, entre el Pantanal y el Chaco— condiciona el desarrollo económico a políticas rigurosas de sustentabilidad medioambiental; pero también integra el componente turístico a la dinámica de los negocios y de los procesos productivos.

El potencial eco-turístico en la región es impulsado desde la Zona Franca trascendiendo la ciudad emporio y consolidando un escenario de mancomunidad trinacional, ya que los principales atractivos se hallan en la orilla brasileña del Paraná, donde se lucen las fantásticas cataratas del Iguazú y los saltos del Monday, entre otras maravillas que incluyen paseos inolvidables en la ciudad brasileña de Foz de Ygauzú.

Lo que he podio apreciar es que hubo un estudio previo, en el 2003, que ha generado  una gestión…”, comentó en Unitel-Pando la Lic. María del Pilar Zuñiga. “El movimiento  turístico es realmente muy bueno; pero lo más importante es la infraestructura turística que se ha generado desde señalizaciones en las calles… Todo está muy bien diseñado y eso ha dado lugar a que no solamente se presenten las cataratas, el camino de los dinosaurios, un museo de cera, el parque de las aves… al mismo tiempo se muestra también las bondades económicas que ha generado la Zona Franca en estos tres países…”.

La Zona Franca de Cuidad del Este ha capacitado a más de 3.500 guías y promotores turísticos sobre la frontera trinacional.

El impactante componente industrial

La fábrica Itidai desde 2016 produce conexiones eléctricas y electrotubos de acero carbono en PVC, para el mercado brasileño principalmente. Demandó una inversión de $us 15 millones y da trabajo a casi 500 obreros. | Foto Itidai

En virtud a un intenso desarrollo del componente industrial de la Zona Franca, en los últimos años está surgiendo en Ciudad del Este una élite revolucionaria de empresarios industriales paraguayo-brasileños; y una clase obrera compuesta por jóvenes de ambos países que se van capacitando en las destrezas de la inteligencia artificial, la informática y otros conocimientos de última tecnología inherentes al desarrollo industrial del siglo XXI.

Siguiendo el exitoso ejemplo del Norte de México, el Gobierno paraguayo promueve mediante incentivos tributarios la inversión nacional y extranjera para la instalación de industrias maquiladoras, modelo productivo que permite la utilización de mano de obra local, beneficiando también a trabajadores de Brasil y Argentina, y una permanente innovación tecnológica que otorga creciente valor agregado a los productos de esta industria nacional incrustada en el corazón de la Zona Franca.

En todas las fábricas y empresas maquiladoras de Ciudad del Este, su personal esta conformado por trabajadores muy jóvenes que se van capacitando en las nuevas tecnologías de la industria del siglo XXI. | Foto Koumei S.A.

Ciudad del Este dispone dos zonas destinadas al desarrollo comercial e industrial—Zona Franca Global y Zona Franca Trans Trade International— donde actualmente operan unas 250 empresas generando más de 5.000 empleos en sus polos industriales

La diversificación industrial que enriquece la oferta comercial en esta Zona Franca abarca desde textiles, artefactos de plástico como juguetes y vajillas, productos de cueros y madera, hasta productos de alta tecnología como luminarias y partes de uso digital.

El presidente paraguayo Horacio Cartes junto al empresario brasileño que inauguró de una fábrica de artefactos plásticos en mayo de 2014, en la Zona Franca de Ciudad del Este | Foto Xplast

El proceso industrializador de la Zona Franca en Ciudad del Este alzó vuelo a comienzos de esta década. Una de las plantas más antiguas es la fábrica Fujikura Automotiva Paraguay, instalada con capitales japoneses en 2011 con 300 fuentes de empleo, especializada en producir cables para automóviles que se fabrican en Brasil (país que ensambla en su territorio todas las marcas mundiales). En sólo dos años, esta empresa ha exportado cableados al Brasil para la fabricación de aproximadamente 600.000 vehículos de la línea Volkswagen. Fujikura incursionó también en la producción de fibra óptica.

Desde el año 2014 comenzó a intensificarse la instalación de fábricas e industrias con la incursión de inversionistas brasileños, llegándose a registrar una inversión global de 170 millones de dólares para la ampliación de fábricas y la puesta en marcha de otras nuevas firmas, con la creación en ese momento de más de 3.000 empleos.

En mayo de ese año entró en funcionamiento la fábrica brasileño-paraguaya de artefactos plásticos Xplast con una inversión de 26 millones de dólares que absorbe la mano de obra de 400 jóvenes trabajadores de entre 18 y 25 años. Ese mismo año, un prestigioso empresario brasileño asociado con su hija que gerenta la fábrica, puso en marcha EcoFlex que elabora productos biodegradables con una inversión de 13 millones de dólares.

Ese mismo año se instaló la textilera SICAN S.A. que también exporta sus confecciones al Brasil, y asimismo entró en competencia la fábrica de bolsas Poli Embalajes S.A.

En marzo del 2016 entró en funcionamiento la fábrica Itidai Compañía Paraguaya S.A., que produce conexiones eléctricas y electrotubos de acero carbono en PVC y flexible, para el mercado brasileño principalmente. Demandó una inversión de $us 15 millones y da trabajo a casi 500 obreros.

El 23 de marzo de 2017 el presidente Horacio Cartes participó de la inauguración oficial de las instalaciones de la industria Koumei S.A., ubicada en la Zona Franca Global. Se trata de una moderna fábrica de luces LED que se desarrolla con tecnología japonesa y alemana.

A comienzos de este año comenzó a funcionar una fábrica de jeans empleando a 500 trabajadores. Se trata de la fábrica “Happy Jeans”, una empresa familiar de españoles y libaneses, cuyo mercado principal es también Brasil.

El documental de Sol de Pando sobre la Zona Franca en Ciudad del Este | VIDEO

LINKS RELACIONADOS

gobernacion-pando

Soria Galvarro



Komadina



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center