Data: septiembre 21, 2019 | 16:32
CANDIDATA AL PREMIO NOBEL DE LA PAZ | El gran aporte de la niña sueca es su método de lucha, radicalmente interpelador y pacífico: no asistir a clases, dejar las aulas vacías un día a la semana, hasta que los bosques dejen de arder...

GRETA THUNBERG, LA CHICA DE LOS VIERNES EN HUELGA

Su lucha llamada «Fridays For Future» («Viernes por el Futuro») se expandió por todo el planeta y a partir de ella millones de jóvenes celebran sus propias protestas faltando a clases cada viernes. | Foto Sarah Silbiger

© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando
Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

El viernes 21 agosto del pasado 2018, a sus 15 años, Greta Thunberg faltó por primera vez a clases para apostarse ante el Parlamento sueco, declarándose desde entonces en “Huelga de Clases” todos los viernes. | Foto Twitter de Greta Thumberg

Su nombre, Greta Thunberg, suena entre los favoritos para el Premio Nobel de la Paz 2019. Fue propuesta para el galardón por tres parlamentarios noruegos en reconocimiento por su compromiso contra la crisis climática y el recalentamiento global, según informó el semanario Times. “Hemos nominado a Greta porque la amenaza del clima puede ser una de las causas más importantes de guerras y conflictos», dijo el parlamentario Freddy Andre Oevstegaard.

El gran aporte de la niña sueca a la emergente ola mundial por la defensa de la Naturaleza es su método de lucha, radicalmente interpelador y pacífico. No asistir a clases, dejar las aulas vacías un día a la semana, perfora el sistema gota a gota, hasta que los bosques dejen de arder y los océanos queden libres de basura plástica en el lecho marino.

Con sus características largas trenzas al estilo de «Pippi Calzaslargas» —el famoso personaje folclórico de la literatura infantil sueca creado por la escritora Astrid Lindgren en 1945—, Greta ha podido forjar su imagen en tiempo récord, casi a la misma velocidad con que las tormentas de fuego arrasan los bosques en Bolivia.

El viernes 21 agosto del pasado 2018, a sus 15 años, la joven intelectual no asistió a su colegio y empezó su lucha declarándose desde ese momento en “Huelga de Clases”, todos los viernes, para apostarse en los umbrales del Parlamento sueco con un sencillo cartel de cartón prensado donde se lee la consigna escrita a mano: «Huelga Escolar por el Clima». Exigía que el Gobierno de su país redujera las emisiones de carbono en base a lo establecido en el Acuerdo de París.

Las fotos donde se la ve solitaria sentada en la vereda del Parlamento junto al cartel que es su única arma, las compartió desde su cuenta de Twitter y la ola de simpatías que generó su persistencia viralizó la idea.

Desde entonces, la joven, hija de una cantante lírica y un actor convertido en productor, ha copado las portadas de los grandes medios. Dio discursos ante líderes mundiales y fue portada de revistas como Time y Vogue, no sin generar ciertas críticas.

«No están obligados a escucharnos, después de todo sólo somos niños», ironizó durante un discurso ante el Parlamento francés en julio, en respuesta a quienes ponían en duda su legitimidad para encarnar la lucha contra el cambio climático.

GALERÍA | Greta Thunberg en su trinchera

La Huelga Escolar de cada viernes

Inicialmente solitaria, su protesta ha servido de ejemplo para niños y jóvenes de todo el mundo, empezando por sus compañeros de curso que la acompañaban cada viernes en su huelga frente al Palacio Legislativo de Estocolmo. «Dentro de 50 años la mayoría de políticos actuales ya ni estarán, pero a nosotros nos afectará de lleno lo que pase con el planeta», decía Greta en uno de sus discursos más populares.

Su lucha llamada «Fridays For Future» («Viernes por el Futuro») se expandió después por todo el planeta, y a partir de ella millones de jóvenes celebran sus propias protestas faltando a clases cada viernes para marchar, graffitear y hacer vigilias ante los palacios del poder político, en los cinco continentes.

El movimiento emprendido por los niños y jóvenes del mundo arrastra a los adultos que militan en la misma causa desde antiguas corrientes ambientalistas, y por tanto son los principales aliados del «Fridays For Future».

El viernes 15 de marzo de este año se produjo la primera gran Huelga de Clases en escala mundial. El ejemplo de Greta se reprodujo en alrededor de 1.700 ciudades de más de 100 países. Los países que más movilizaciones acogieron fueron Francia (210 ciudades), Alemania (196), Italia (182), Estados Unidos (166), Suecia (123), Reino Unido (108) y España (62).

De viernes en viernes se llegó al viernes 20 de septiembre, ayer, cuando el movimiento —marchas, manifestaciones y huelga escolar— paralizó al mundo con más de 5.000 eventos en los cinco continentes. Unos cuatro millones de estudiantes, dejando sus cuadernos en clases, tomaron las calles de decenas de ciudades del planeta, según los organizadores.

Greta Thunberg se encontraba este viernes en Nueva York, a donde llegó de Europa el 16 de agosto cruzando el Atlántico durante 15 días a bordo de un yate computarizado (el «Malizia II» proveniente del Principado de Mónaco), tras negarse a volar debido a las emisiones de carbono causadas por los aviones.

El 17 de septiembre, la adolescente sueca fue recibida ante una audiencia del Senado de Estados Unidos, en Washington, pidiendo a los políticos “acciones, no elogios”. A través de los senadores norteamericanos, Greta interpeló al sistema político en general, criticando la demagogia y negligencia de los poderosos. “Disculpen, pero no se están esforzando lo suficiente” —les dijo—. “No he venido a ofrecer declaraciones preparadas en esta comparecencia“. En lugar de un discurso, ofreció a los congresistas una copia del informe de 2018 sobre calentamiento global del Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático (IPCC).

Ese día también se entrevistó con el ex presidente Barack Obama. Antes de cruzar el Atlántico, en abril, se había encontrado y saludado con el Papa Francisco al terminar una audiencia en la Plaza de San Pedro.

Ayer, Greta se sumó a la movilización de Nueva York a la que acudieron más de un millón de estudiantes de más de 1.800 escuelas.

Así llegó Greta Thunberg a las puertas de la ONU | VIDEO

El asedio de los jóvenes desde la ONU

Este sábado intervino como protagonista estelar de la primera Cumbre de la Juventud sobre el Clima de las Naciones Unidas, que se realiza en Nueva York como antesala de la Asamblea General de la misma ONU, a realizarse el lunes y martes de la próxima semana.

“Mostramos que estamos unidos y que los jóvenes somos imparables», dijo Greta Thunberg en su discurso de hoy. Junto a ella intervinieron otros jóvenes líderes del movimiento como Bruno Rodríguez, un estudiante argentino de 19 años.

El lunes de la siguiente semana Greta y sus condiscípulos estarán frente a frente ante más de 600 líderes mundiales, entre ellos el presidente boliviano Evo Morales, que asistirán a la Asamblea General y la Cumbre sobre Medio Ambiente de la ONU.

«Nuestra casa está en llamas», el primer discurso de Greta en Nueva York | VIDEO

LINK RELACIONADO

GRETA EN LA ONU: “NUNCA LES PERDONAREMOS”

desastre total

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center