Data: agosto 22, 2012 | 16:13

El jocheo por los 303 años de San Joaquín se suspendió por la tragedia aérea en plena fiesta

San Joaquín celebraba el 303 Aniversario de su fundación, cuando una tragedia de aviación ensombreció la fiesta.

Una avioneta Cessna 206, cuyo piloto realizaba un número de acrobacia aérea como parte de los festejos del 303 aniversario del municipio de San Joaquín, Beni, se estrelló ayer contra una vivienda  cerca a una multitud que celebraba en un ruedo la fiesta del jocheo. El accidente dejó un saldo de dos muertos y un herido. San Joaquín, de luto, suspendió su tricentenaria celebración…

© Redacción Sol de Pando

Mapa El Deber

La caída de una avioneta Cessna 206 con matrícula de circulación C-P 2175 enlutó los festejos por los 303 años de aniversario del municipio de San Joaquín. En la tragedia perdieron la vida el piloto Bilbao Román Mayube, de 45 años, natural de San Ramón (población vecina). La otra víctima fatal es Karina Angélica Robles, de 22 años, quien se hallaba en el domicilio que fue impactado por la nave que cayó sobre la vivienda. 

El accidente también alcanzó a Regis Sosa Guardia, de 16 años, quien circulaba en motocicleta cerca de la vivienda en el momento en que se estrelló la nave. Este último es atendido en estado grave en el hospital Henry Beye de esa población.

El periodista de la Red Erbol, Gary Gómez, reportó que el hecho se registró a las 17:30 del martes, cuando se celebraba un jocheo de toros en el marco de las fiestas patronales.

Testigos indicaron que la avioneta se estrelló contra la casa de Karina Robles, quien se encontraba en el interior, antes de explotar. “Estaba haciendo chandelas (piruetas) y descendió demasiado, por lo que chocó contra la baranda del cementerio, golpeó unos árboles y se estrelló contra el techo de una casa”, aseguró el periodista Ademár Suárez en contacto con El Deber de Santa Cruz.

Tras el accidente, las autoridades locales suspendieron los festejos programados para la noche, así como también las actividades de los días posteriores. “Se declaró luto en el pueblo y se suspendieron todos los festejos”, agregó Suárez.

La tragedia suspende los festejos

Infografía de La Razón

“El piloto estaba haciendo malabarismos en el aire, mientras se estaba realizando el jocheo (corrida) de toros, en eso perdió el control de la nave, se estrelló contra un árbol y luego contra una casa donde estaba una señora, que falleció”, declaró a La Razón un oficial del Comando Departamental de la Policía beniana, que prefirió no ser identificado.

Los Cessna 206, de fabricación estadounidense, son avionetas monomotor, usadas con fines comerciales y para la aeronavegación particular.  Tienen una dimensión de 8,61 metros de longitud, 11,12 metros de envergadura, 2,94 metros de altura y una capacidad de carga de hasta seis pasajeros.

“Estaban dos avionetas haciendo sus malabarismos, pero una hizo una pirueta desafortunada a unos 10 o 15 metros del suelo. Primero se estrelló contra un muro del cementerio, luego contra un árbol y al final quedó incrustada en una de las casas vecinas”, relató a la red ATB, Ángel Cubilla, testigo de lo sucedido.

Según reportes de los medios locales, debido a la explosión, el cuerpo del piloto quedó completamente calcinado. En el caso del adolescente herido, “él intentó escapar, pero la explosión lo alcanzó y quedó con quemaduras en los brazos, pies y parte de la cara”, declaró la fuente del Comando Departamental de la Policía del Beni a La Razón.

Tras el accidente, las autoridades locales decidieron cancelar los actos programados para estos días en señal de duelo. “Se declaró luto en el pueblo y se suspendieron todos los festejos”, reportaron los medios. Este es el tercer siniestro de avioneta en Bolivia, en lo que va del año, con resultados fatales.

San Joaquín es capital de la provincia Mamoré, del departamento del Beni. Ayer, la población, que tiene alrededor de 6.277 habitantes —según datos del Instituto Nacional de Estadística—, celebraba los 303 años de fundación de ese municipio.

El pueblo de San Joaquín se viste de gala el 21 de agosto, fecha en la que celebra su fiesta cívico-religiosa, que tiene una duración de tres días. Se organizan demostraciones de danzas autóctonas, como zarao, torito y macheteros; y recreaciones sociales como la riña de gallos o el jocheo.

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center