Data: agosto 9, 2019 | 9:26
EL 9 DE AGOSTO EN EL MUNDO | Los pueblos indígenas representan más del 5% de la población mundial: alrededor de 350 millones de personas. Su existencia es esencial para la preservación de los bosques...

¿POR QUÉ EL DÍA INTERNACIONAL DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS?

Destruir la naturaleza o integrarse a ella, es el gran dilema de la Humanidad al ingresar a la segunda década del siglo XXI.

La celebración de este día invita a reflexionar sobre la realidad de los pueblos indígenas del mundo y su importancia para la humanidad en momentos cuando el planeta exige cambios radicales en los paradigmas del desarrollo. La emergencia de los conflictos ambientales en el mundo y la visibilización de los pueblos no contactados que rompen su aislamiento voluntario para defender su hábitat del «progreso» y la «civilización», son las señales de que el espíritu del tiempo ha cambiado su esencia tradicionalmente «modernista»…

© Redacción Sol de PandoEn 1994, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) designó el 9 de agosto como una fecha en que se celebraría el Día Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo, jornada que expresa la importancia de la diversidad de culturas de los pueblos indígenas y la renovación de esfuerzos para mejorar su bienestar y asegurar sus derechos humanos.
Asimismo se lanzó el Decenio Internacional de las Poblaciones Indígenas del Mundo, que tuvo como meta fortalecer la respuesta internacional a los problemas que enfrentan las poblaciones indígenas en áreas como los derechos humanos, la educación, la salud y el medio ambiente. La ONU planifica sus políticas y programas de promoción de los derechos indígenas en forma decenal
Se eligió aquel día en homenaje al aniversario de la primera Reunión del Grupo de Trabajo sobre Poblaciones Indígenas de la Subcomisión de Prevención, de Discriminación y Protección a las Minorías, de la ONU, grupo de trabajo que se reúne desde 1982.
Según la ONU, los pueblos indígenas representan más del 5% de la población mundial (alrededor de 350 millones de personas). Su existencia es esencial para la preservación de los bosques.
Diferentes estudios científicos muestran que la presencia indígena preserva el ecosistema. Pero aún así, se encuentran entre las comunidades más vulnerables del planeta.
La fecha conmemorativa busca afirmar los derechos humanos garantizados a todos estos individuos, distribuidos entre aproximadamente 5,000 grupos étnicos distintos repartidos en 90 países. Para estos y otros temas, la abogada y activista indígena Potyra Tê Tupinambá afirma que el 9 de agosto debería ser un momento de reflexión.
 

Paradigmas emergentes

La celebración de este día invita a reflexionar sobre la realidad de los pueblos indígenas del mundo y su importancia para la humanidad en momentos en que el planeta exige cambios radicales en los paradigmas del desarrollo.
La fecha también afianza a la ONU como el organismo líder en el mundo que impulsa la promoción de los derechos indígenas; y más allá de lo simbólico dio pasos casi rupturistas al aprobar, el 13 de septiembre del 2007, la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos Indígenas, afirmando que “los pueblos indígenas son iguales a todos los demás pueblos” y reconociendo al mismo tiempo el derecho de todos los pueblos a ser diferentes, a considerarse a sí mismos diferentes y a ser respetados como tales.

El problema del racismo

La ONU afirma que todos los pueblos contribuyen a la diversidad y riqueza de las civilizaciones y culturas, que constituyen el patrimonio común de la humanidad, por lo que esta organización se constituyó en la vanguardia para desarrollar estrategias de lucha contra el racismo y toda forma de discriminación.
Estos principios vienen siendo adoptados dentro las legislaciones en todos los países democráticos donde prevalecen los pueblos originarios, como en el caso de Bolivia que hoy protagoniza una revolución democrática y cultural dentro un proceso constituyente que tienen el aval directo de la ONU a través de un Relator Especial sobre los Derechos Humanos y Derechos Indígenas, también  recientemente creado.
 

La paradójica situación indígena en Bolivia

Los indígenas en Bolivia forman la mayoría de la población con 4,2 millones de habitantes.
Los pueblos más grandes son los Quechuas (2.899.000) y Aymaras (1.785.000), que viven en el Altiplano. Otros grupos poblacionales son los Chiquitano (20.000), los Chiriguano (15.000), los Chimane (5.500) y los Guarayos (5.000).
El movimiento indígena boliviano tiene una larga tradición de protestas y resistencias que se plasman en alianzas a veces efímeras, marchas en las capitales urbanas y violentas represiones por parte de la policía y el ejército. Ya en 1990 las organizaciones indígenas protestaron en la ciudad de La Paz con una marcha por los derechos de tierras y contra la desconsiderada explotación de los bosques.
Mediante su lucha constante las organizaciones lograron el reconocimiento de comunidades indígenas como sujetos jurídicos. Además, se integraron a la vida política nacional con sus propias normas y procesos de solución de conflictos. En todos los partidos políticos de Bolivia hay representantes de los pueblos indígenas. Y acompañando el ascenso del primer presidente indígena, Evo Morales, en el Poder Legislativo (hoy Asamblea Legislativa Plurinacional) la cantidad de representantes originarios se incrementó sustancialmente.
Sin embargo, en los últimos meses el presidente Morales ha venido distanciándose de sectores organizados del movimiento indígena que no militan en el partido gobernante, a raíz de discrepancias en la aplicación de las normas constitucionales vigentes, como la Ley de la Consulta que provocó la crisis del Tipnis.
LINKS RELACIONADOS

pueblos-indigenas

elecciones2019



sopa de mani



Komadina



Soria Galvarro



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center