Data: noviembre 26, 2021 | 0:07
EL PERIÓDICO COCHABAMBINO DEJA DE SER EMPRESA FAMILIAR | Grupo Canelas cede acciones a inversionistas cochabambinos que se proponen mantener y potenciar la prestigiosa marca periodística…

GRUPO EMPRESARIAL COMPRA LOS TIEMPOS

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

© Redacción Sol de Pando

En las próximas horas se oficializaría la transferencia de acciones de un importante paquete perteneciente al grupo Canelas, hacia un consorcio privado constituido por inversionistas cochabambinos que apuestan por la prestigiosa marca periodística para impulsar el desarrollo de este departamento y el país.

“Los Tiempos es un patrimonio histórico de Bolivia, se apuesta por la tradición de esta marca para proyectar a Cochabamba en los desafíos cada vez más exigentes de este siglo XXI”, dijo una fuente empresarial, consultada por Sol de Pando, que tuvo acceso a esta histórica operación calificada como “un signo de los nuevos tiempos”.

Aunque no se ha especificado el porcentaje accionario comprometido en la transacción, se trataría de una “cifra importante”.

Es la primera vez que Los Tiempos queda en manos particulares, ajenas a la familia Canelas; concluye una era en la que este periódico alcanzó el prestigio nacional e internacional del que goza en casi 80 años de existencia, con solventada credibilidad informativa. Prestigio y marca construidas por el esfuerzo de una familia emblemática del periodismo boliviano.

Los Tiempos fue fundado el 16 de septiembre de 1943 por el patricio cochabambino Demetrio Canelas, nacido en la provincia Punata pocos años después de la Guerra del Pacífico. Enarbolando una línea editorial e informativa comprometida con valores democráticos y humanistas, Demetrio Canelas creó y dirigió Los Tiempos bajo el slogan de que este periódico no se consideraba independiente sino libre. Tras su fallecimiento en 1964, sus hermanos Julio César y Carlos, ex combatientes de la Guerra del Chaco, mantuvieron el legado del patriarca manteniendo fielmente su doctrina periodística. Julio César y Carlos Canelas pertenecían a la generación de escritores e intelectuales de la bella época cochabambina, figurando junto a Jesús Lara, Augusto Guzmán, Cesáreo Capriles, Armando Montenegro y Werner Gutenttag, entre otros, como pioneros de una cultura de las letras sin precedentes en el país.

Carlos Canelas y sus seis hijos

Carlos Canelas Canelas dirigió Los Tiempos hasta su fallecimiento en los años noventa del siglo pasado, creando con sus seis hijos un equipo de trabajo que consolidó a este periódico como el mejor de Bolivia durante un largo periodo.

Alfonso y Fernando Canelas Tardío fueron los periodistas innatos de la familia, formando una sala de redacción donde la ética y el pluralismo armonizaban en un periodismo de gran impacto. Bajo la dirección de ambos hermanos, Los Tiempos resistió y denunció al régimen militar de García Meza publicando sus primeras planas con espacios en blanco correspondientes a las noticias censuradas por la dictadura.

La parte técnica de la impresión, con el manejo de rotativas de última generación, fue desarrollada por Eduardo Canelas Tardío; mientras los aspectos financieros y administrativos estaban a cargo de Enrique, Carlos y Gonzalo Canelas Tardío, este último impulsor de la construcción de las dos torres del moderno Edificio Los Tiempos en la Plazuela Quintanilla, a donde el periódico se trasladó en 1992 después de haber funcionado durante medio siglo en una antigua casona de la calle Santiváñez.

Al mando de los seis hermanos Canelas, Los Tiempos dio al país periodistas de renombre nacional como José Nogales Nogales, Alfredo Medrano, Waldo Peña Cazas, Wilson García Mérida, Ramón Rocha Monroy, Elizabeth Arrázola y Carlos Heredia Guzmán, entre muchos otros.

Los nuevos propietarios del periódico asumen la responsabilidad de mantener aquella tradición de calidad periodística, un patrimonio cochabambino que la familia Canelas legó al país durante casi 80 años de ininterrumpida labor.

La transferencia de acciones será oficialmente comunicada en las próximas horas.

LINKS RELACIONADOS

libertad-de-prensa

datos-y-analisis

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center