EL ACRE DE BOLIVIA | Historiadores disciernen sobre los motivos del 24 de septiembre. Gustavo Rodríguez Ostria recuerda el rol oligárquico de José Manuel Pando. El noveno Departamento surgió fruto de la Asamblea Constituyente convocada por Germán Busch para reconfigurar la Bolivia post-Chaco...

¿POR QUÉ CREARON PANDO EN EL DÍA DE SANTA CRUZ?

Fue durante el Gobierno del coronel Germán Busch que Pando fue creado, a dos años de la Guerra del Chaco y 35 años después de la llamada Guerra del Acre. El nuevo Departamento nació junto con la Constitución de 1938. | Fotomontaje Sol de Pando

© Wilson García Mérida | Servicio Informativo Datos & Análisis
Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

Antes de su creación como noveno Departamento de Bolivia el 24 de septiembre de 1938, antes de ser Pando, esta porción del Acre que quedó en la parte boliviana después del desmembramiento de 1903 se llamaba Territorio Nacional de Colonias del Noroeste, que dependía administrativamente del entonces Ministerio de Agricultura, Regadío y Colonización.

Fue durante el gobierno del coronel Germán Busch Becerra que Pando nació, en esa fecha y con ese nombre, a dos años de la Guerra del Chaco y 35 años después de la llamada Guerra del Acre que en Brasil es conocida como la Revolución Acreana.

¿Cómo se puede explicar que Busch hiciera coincidir la creación de Pando con la misma fecha de la efemérides cívica de Santa Cruz? El pueblo cruceño celebra este mismo día, 24 de septiembre, la gesta libertaria de 1810 que estalló en la ciudad oriental a diez días del levantamiento de Cochabamba bajo el influjo de la Junta de Buenos Aires.

¿Habrá pesado en esa decisión de Busch su posible vinculación de amistad o familiar con hacendados y empresarios cruceños que tenían fuertes intereses e inversiones en el Beni y en el Territorio Nacional de Colonias?

¿Por qué no se tomó en cuenta para la creación de Pando el aniversario del principal hecho heroico acontecido en este territorio un 11 de octubre, durante la Batalla de 1903 en el Puerto Bahía (hoy Cobija), cuando un ejército de flecheros de la etnia Tacana logró repeler a los guerrilleros brasileños que se rebelaron contra el frágil dominio boliviano en el Acre?

Y además, ¿por qué se puso a este territorio del Acre el nombre de Pando?

24 de septiembre en Santa Cruz y Pando

Lo cierto es que cada 24 de septiembre, mientras los cruceños desfilan celebrando su gesta de 1810 con grandes fastos, los pandinos festejan la creación de su Departamento, decretada en 1938, mediante un feriado que queda en segundo plano del acontecer nacional.

Historiadores como el ex presidente Carlos Mesa Gisbert que al respecto fue entrevistado por Sol de Pando para su edición quincenal del 11 al 15 de octubre de 2014, admiten que la celebración pandina del 24 se septiembre se eclipsa “dado que la recordación de la fecha cruceña es demasiado fuerte como influencia local y nacional”.

Sin embargo Mesa descarta que el presidente Germán Busch hubiese tenido una premeditación “cruceñista” al promulgar la Ley de Creación de Pando el 24 de septiembre de 1938.

“No se puede juzgar la decisión del Presidente Busch con los ojos de hoy” —dice el periodista historiador— “En 1938 las conmemoraciones departamentales no tenían la significación y la trascendencia de afirmación de identidad regional que tienen hoy. No creo en absoluto que Busch tuviese ninguna intención de hacer coincidir la fecha de la creación de Pando con su condición de cruceño o sus supuestos intereses con las elites cruceñas del momento”.

La sobreposición de esta fecha entre Santa Cruz y Pando es un problema más administrativo que histórico, según Mesa, que podría ser resuelto por el Senado Nacional derogando (modicando) la Ley de Germán Busch para oficializar el 11 de octubre como la fecha cívica principal del Departamento “siempre y cuando se establezca en esa nueva ley la importancia histórica del 24 de septiembre de 1938 y a la vez se destaque la razón de escoger el 11 de octubre, a partir de la Batalla de Bahía”.

Sombras cruceñas en la historia del Acre boliviano

No es pertinente juzgar, pero sí imprescindible comprender, el contexto en el cual Pando fue creado como Departamento en 1938 bajo la sombra de la hegemonía cruceña en el oriente boliviano.

La Guerra del Chaco había desatado la emergencia de Santa Cruz dentro el ámbito estatal y todavía estaba con vida uno de los más influyentes y determinantes protagonistas bolivianos de la Guerra del Acre —dueño de las principales barracas y más grandes siringales del Territorio Nacional de Colonias asediados por los nordestinos brasileños—: el potentado Nicolás Suárez Callaú, nacido en Portachuelo, Santa Cruz.

El Departamento de Pando surgió como tal fruto de la Convención (Asamblea) Constituyente convocada por Germán Busch para reconfigurar la Bolivia post-Chaco. Es decir, Pando nació junto con la Constitución de 1938. Desde el Ministerio de Agricultura, Regadío y Colonización se promovió la elección de seis representantes del Territorio de Nacional de Colonias para intervenir en aquella Asamblea Constituyente. Eran dos senadores y cuatro diputados. Una vez elegidos los representantes acreanos, el entonces ministro de Colonización Julio Salmón renunció al gabinete para también habilitarse como asambleísta en representación de Santa Cruz, y fue reemplazado en dicho Ministerio por Carlos Salinas Aramayo.

Un mes después de la creación de Pando el 24 de septiembre, el 28 de octubre de 1938 fue sancionada la nueva Constitución Política del Estado, llevando la firma —entre todos los constituyentes del país— de los flamantes constituyentes pandinos Manuel Gregorio Balcázar y Pablo Saucedo Barbery, senadores convencionales por Pando (que inicialmente fueron elegidos por Cobija) y los diputados uninominales Roberto Jordán Cuéllar y José Chávez Suárez por Cobija, Adolfo Leigue por Puerto Rico e Ismael Zuazo por Porvenir.

Tales convencionales que representaban al extinguido Territorio Nacional de Colonias eran hacendados y funcionarios provenientes de Santa Cruz y Beni (uno de ellos, Zuazo, de La Paz); veneraban fervientemente al patriarca Nicolás Suárez, quien habría sugerido, en coincidencia con los constituyentes paceños, que el nuevo departamento no lleve el nombre de Acre sino el de José Manuel Pando, principal artífice del conflicto armado con Brasil que se produjo entre 1899 y 1903.

Según informa el historiador cobijeño Carlos Tiburcio Amuruz, autor del libro “La Columna Porvenir”, la decisión de crear el Departamento de Pando puso fin “a un dilema planteado en la época por los pobladores de Riberalta, que anhelaban ser la capital de un naciente Departamento”.

Según Tiburcio Amuruz la delegación acreana en la Convención de 1938 se fusionó con los representantes de Santa Cruz y Beni dentro un “Bloque Oriental” y decidieron que Puerto Rico sea la capital y no Riberalta, por lo que esa ciudad a orillas del rio Madre de Dios quedó perteneciendo al Beni. “Esta designación fue una decisión política de la Convención y no el resultado de una presión ejercida por los habitantes de Cobija, que aunque era sede de la Delegación del Territorio de Colonias, no tenía una élite con la fuerza para influir en las decisiones nacionales”.

El noveno Departamento de Bolivia surgió con cuatro provincias: Tahuamanu (con su capital Cobija); Abuná (con su capital Manoa); Manuripi (con su capital Puerto Rico) y Madre de Dios (con su capital Las Piedras).

El 29 de septiembre de 1945 la capital del Departamento, Puerto Rico, fue cambiada por Cobija; en 1951 la provincia Tahuamanu cambió el nombre por el de Nicolás Suárez; en 1958 la capital de Madre de Dios se trasladó de Las Piedras a Puerto Pekín (hoy Puerto Gonzalo Moreno); y en 1963 la provincia Abuná fue dividida en dos para dar lugar a la provincia Federico Román (con su actual capital Nueva Esperanza).

Hoy el mapa de Pando está conformado por cinco provincias, 15 municipios, 51 cantones y dos circunscripciones electorales.

Pando en lugar de Departamento del Acre

El sentido común histórico indicaba que el nuevo Departamento —surgido sobre la porción del territorio acreano que quedó en Bolivia después del conflicto con Brasil— se denomine Departamento del Acre, paralelo al Estado do Acre en la vecindad brasileña. Mas los políticos que gobernaban el país en 1938 optaron por el nombre de Pando.

Carlos Tiburcio Amuruz refiere que según el historiador José Luis Roca “la representación de La Paz para apoyar la creación del nuevo Departamento puso como condición de que se llamara Pando y no Acre como se había propuesto originalmente, y que Santa Cruz dio un decisivo apoyo al proyecto exigiendo la ratificación de los tratados con Brasil y Argentina sobre vinculación ferroviaria, el reconocimiento del derecho departamental a una participación en los beneficios de la producción de los hidrocarburos y se comprometió a ceder a favor del Beni el 3% del 11% de las regalías petroleras”.

El historiador Gustavo Rodríguez Ostria, actual Embajador del Estado Plurinacional en la República del Perú, sostiene una visión crítica sobre la denominación del Departamento acreano en tributo al ex presidente José Manuel Pando.

En la citada edición de octubre de 2014, Sol de Pando publicó una entrevista con el académico que considera al gobernante liberal como “aquel que expande el capitalismo señorial a costa de la población indígena, para favorecer la explotación de la goma”.

Según la corriente historiográfica que apuntala Rodríguez Ostria, entre varios otros investigadores contemporáneos, Pando no sólo traicionó al movimento indígena liderado por Zárate Willka durante la Revolución Federal, sino también es el principal causante de la perdida del Acre al haberse negado a incorporar pacíficamente a los pobladores nordestinos del Brasil que colonizaron el Acre empujados por la sequía sertaneja (y abandonados por el gobierno brasileno) y se mostraban dispuestos a ser ciudadanos bolivianos a condición de que se incorpore el idioma portugués en la Constitución boliviana y se regulen los impuestos extorsivos sobre la producción gomera. Pero el presidente Pando y los empresarios mineros del altiplano habían entregado el Acre a un consorcio norteamericano para su administración y usufructo de la goma, ante lo cual los migrantes nordestinos respondieron mediante una insurrección victoriosa a comienzos del siglo XX. Pando intentó recuperar el territorio mediante una invasión de todo el ejército boliviano con apoyo de la Armada norteamericana, y ante un inminente baño de sangre el Gobierno del Brasil optó por comprarle el Acre a Bolivia, pagando al gobierno de Pando y a sus socios norteamericanos alrededor de dos millones de libras esterlinas.

Siguiendo tales antecedentes, para Gustavo Rodríguez la memoria de Pando “forma parte de un proyecto colonial que sigue las huellas del mundo español, aunque bajo el paraguas del discurso de la modernidad”. Su cuestionamiento va más allá de la fecha de creación del noveno departamento, sino a su creación con el nombre de Pando.

Rodríguez Ostria sostiene que el ciclo de la goma impulsado en este territorio amazónico durante la administración bélica de Pando implicaba “una continuidad colonial en la conformación del Estado boliviano y no fue sino la otra cara de la moneda de lo que estaba ocurriendo en las zonas andinas, con la expansión del latifundio a costa de las comunidades indígenas. Pando y los suyos enarbolaban un discurso social-darwinista que justificaba los actos de punición contra los pueblos indígenas para convertirlos en mano de obra en las estradas y barracas gomeras”.

En cambio para Mesa la denominación de Pando al territorio acreano de Bolivia fue atinada: “Es tal el mérito de la creación del departamento de Pando, merecidamente nominado con el nombre de José Manuel Pando, figura central como explorador del norte boliviano y defensor como Presidente de la heredad nacional en la Guerra del Acre, que no parece adecuado cuestionar al Presidente Busch por la coincidencia en la fecha con la efemérides cruceña”.

datos-y-analisis

desastre total



sopa de mani



elecciones2019



Komadina



Soria Galvarro



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center