Data: noviembre 22, 2019 | 12:05
LA SINCERIDAD DEL EX PRESIDENTE BRASILEÑO | Pese a que califica la caída de Morales como un golpe de Estado, el líder del Partido de los Trabajadores critica las tentaciones autoritarias de su aliado boliviano...

LULA: EL PRORROGUISMO DE EVO FUE SU ERROR

Lula asume que un origen del actual conflicto boliviano se halla en la pretensión de Morales y su vicepresidente García Linera de re-elegirse indefinidamente rompiendo los limites demarcados por la Constitución Política del Estado de Bolivia, que, como en Brasil, permite la re-elección de los gobernantes por una sola vez. | Foto Agência Brasil

© Redacción Sol de Pando
Para lectura em móvil usar pantalla horizontal |

“Mi amigo Evo cometió un error cuando buscó un cuarto mandato como Presidente”, declaró el ex presidente del Brasil Luiz Inácio Lula da Silva en una entrevista con el diario británico The Guardian, según informó hoy desde Londres la Agencia France Prese (AFP).

Evo Morales, de 60 años, había estado casi 14 en el poder cuando intentó hacer valer su polémico triunfo electoral del 20 de octubre para un cuarto mandato hasta 2025. Observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) encontraron irregularidades en los comicios de octubre y su principal rival, Carlos Mesa, los calificó de «monumental fraude», lo que desató masivas protestas en Bolivia, recordó la AFP.

Morales tuvo que asilarse en México tras renunciar cuando perdió el apoyo de las Fuerzas Armadas y la Policía, dos días después de la liberación del ex presidente brasileño.

Lula da Silva salió de la cárcel el 8 de noviembre tras más de un año y medio, beneficiado por un fallo judicial. El 10 de noviembre su exsocio regional Evo Morales renunciaba a la presidencia en Bolivia, presionado por las Fuerzas Armadas y en medio de denuncias de fraude en las elecciones en las que habría obtenido su controvertido cuarto mandato.

Lula no fue prorroguista

Lula asume que un origen del actual conflicto boliviano se halla en la pretensión de Morales y su vicepresidente García Linera de re-elegirse indefinidamente rompiendo los limites demarcados por la Constitución Política del Estado de Bolivia, que, como en Brasil, permite la re-elección de los gobernantes por una sola vez, tal como sucedió en el caso del mismo Lula.

El líder del Partido de los Trabajadores (PT) ejerció su primer mandato de 2003 a 2007, y fue reelegido con una alta votación para el período 2007-2011.

La constitución brasileña prohibe el prorroguismo de un tercer mandato mediante re-elección. A pesar de su alta popularidad debido al éxito de sus políticas sociales y económicas, Lula se abstuvo de perseguir un tercer mandato y procedió a la alternancia promoviendo la candidatura de Dilma Roussef, quien gobernó entre 2012 y 1016.

A diferencia de Lula, Evo Morales forzó um tercer mandato en 2014 con el argumento de que su primer mandato no contaba, al haber sido elegido en 2005 bajo la vieja Constitución reformada en 2009.

En las pasadas elecciones del 20 de octubre (que están siendo anuladas por un escandaloso fraude) Morales procuraba un cuarto mandato tras desconocer el resultado del referendum del 21 de febrero de 2016 que le negó la nueva re-elección. Pese a ello forzó una sentencia del Tribunal Constitucional que declaró ilegal el artículo de la Constitución que restringe el prorrogismo, con el argumento de que la re-elección indefinida era un “derecho humano” de Evo Morales.

Para Lula fue un Golpe de Estado

Sin embargo de su crítica al prorroguismo de Morales, el ex presidente Lula enfatizó que, en todo caso, la caída de Evo “fue un golpe de Estado”

“Esto es terrible para América Latina”, dijo, al tiempo que se manifestó “emocionado” por el regreso del kirchnerismo en la Argentina, con Alberto Fernández como presidente electo.

Lula, quien salió de la cárcel el 8 de noviembre tras haber cumplido 19 meses de prisión por corrupción pasiva y blanqueo —tras un juicio que lo condenó a casi nueve años de prisión— dio a entender además que puede no presentarse a las elecciones de 2022.

Al salir de la cárcel, el expresidente brasileño había llamado a su Partido de los Trabajadores a reconquistar el poder en manos del ultraderechista Jair Bolsonaro. Pero en declaraciones al diario británico subrayó que para los próximos comicios él tendrá 77 años, y que podría no presentarse. «La Iglesia católica, con 2000 años de experiencia, jubila a sus obispos a los 75», destacó la AFP.

El ex presidente brasileño participará este fin de semana del congreso del Partido de los Trabajadores (PT), en el que se designará a la nueva dirección del espacio, actualmente presidido por la diputada Gleisi Hoffmann, que busca la reelección.

LINKS RELACIONADOS
desastre total



sopa de mani



elecciones2019



Komadina



Soria Galvarro



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center