Data: agosto 19, 2012 | 18:48
NO SON ACADÉMICAS NI CIENTÍFICAS | El Ejército brasileño denuncia que estas instituciones de suplencia al Estado trafican con tierras de las comunidades indígenas...

Alerta militar en Brasil por injerencias de ONGs «desarrollistas» extranjeras en la Amazonia

Las ONG’s contribuyen al etnocidio cultural de los pueblos originarios de la Amazonia.

Mandos militares del Brasil sostienen que  en la Amazonia hay 350 organizaciones y entidades comunitarias que están relacionadas directa o indirectamente a ONGs «desarrollistas» extranjeras, dotadas de recursos financieros y logísticos importantes que interfieren en las funciones habituales del Estado para desarrollar sus propias gestiones de desarrollo y protección en este territorio…

© Ansa Generales del Ejército brasileño expresaron su preocupación ante la presencia de organizaciones no gubernamentales y la venta de tierras a inversores extranjeros en la extensa y despoblada región amazónica que es considerada la prioridad de la nueva Estrategia Nacional de Defensa.

«Consideramos que existen algunas ONGs dentro de la Amazonia que son problemáticas, no tenemos control sobre ellas. No es necesario que alguien invada la Amazonia para dominarla, hay otras formas de hacerlo cuando el Estado pierde el control» declaró el general Walmir Almdad Schneider, del Estado Mayor del Ejército, en entrevista al grupo Globo.

La Estrategia Nacional de Defensa sancionada en 2008 por el ex presidente Luiz Lula da Silva modificó el orden de las prioridades militares, que en los años 70 estaban en las fronteras del sur, y estableció que la región amazónica, con unos 4,5 millones de kilómetros cuadrados y sólo 25 millones de habitantes se convierta en el área vital para la seguridad del país, junto a las reservas petroleras del Atlántico.

El nuevo paradigma estableció como centro de las preocupaciones militares garantizar la integridad territorial de la Amazonia, defender sus recursos naturales y garantizar la inviolabilidad de los más de 11.000 kilómetros de fronteras que comienzan en Mato Grosso, estado del centro oeste que tiene límites con Bolivia y concluye en Amapá, provincia del norte fronteriza con la Guayana Francesa.

Posiblemente la zona más crítica está ubicada en los más de 1.600 kilómetros de límites con Colombia, en el noroeste de Brasil, por donde circulan guerrilleros de las FARC y narcotraficantes que ingresan al estado de Amazonas para vender cocaína y comprar armas e insumos.

Otro general del Ejército, que no reveló su identidad, afirmó a la cadena Globo que en la Amazonia hay 350 organizaciones y entidades comunitarias que están relacionadas directa o indirectamente a ONGs «desarrollistas» extranjeras, dotadas de recursos financieros y logísticos importantes.

El militar remarcó, asimismo, la preocupación de las Fuerzas Armadas con la imposibilidad de ingresar libremente en las «extensas» reservas indígenas existentes en la Amazonia, siendo que hay varias situadas sobre la región fronteriza, y en ellas las ONGs actúan sin restricciones.

pueblos-indigenas

Komadina



sopa de mani



Soria Galvarro



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center