Data: febrero 1, 2020 | 12:06
“BOLIVIA VOLVIÓ A MANOS DE LA OLIGARQUÍA HISTÓRICA” | La revista uruguaya Brecha dialogó con el sociólogo cochabambino acerca de la coyuntura que atraviesa el país en su rumbo a unas elecciones preñadas de tensas contradicciones, propias del Estado Plurinacional ahora en manos adversarias...

UNA ENTREVISTA CON FERNANDO MAYORGA

Mayorga: “Quienes hoy gobiernan fueron parte de una oposición que desde el triunfo del MAS en las presidenciales de 2005 no logró articular una fuerza que pudiera enfrentarlo…”. | Foto Revista DEF Online

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

Sociólogo y doctor en Ciencia Política por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), dirige el Centro de Estudios Superiores de la Universidad Mayor de San Simón (Umss). Dialogó con Brecha sobre la situación boliviana y el escenario político de cara al próximo 3 de mayo, día de las elecciones presidenciales en el Estado Plurinacional…

© Fabián Kovacic | Brecha © Artículo original publicado el 24 de enero, 2020

“Las nuevas autoridades deberán seguir con el Estado Plurinacional. Pero si bien no podrán modificar esa denominación, es cierto que hoy el país se encuentra en un retroceso en sus políticas públicas…”. | Foto Revista DEF Online

—¿Corre riesgo el Estado Plurinacional, que acaba de cumplir 14 años? |—Para modificar el Estado Plurinacional como entidad constitucional sería necesaria una Asamblea Constituyente y eso no parece posible hoy. Si bien es cierto que Carlos Mesa prefiere volver a la República y Fernando Camacho se inclina por hablar de un nuevo Federalismo, las nuevas autoridades deberán seguir con el Estado Plurinacional. Pero si bien no podrán modificar esa denominación, es cierto que hoy el país se encuentra en un retroceso en sus políticas públicas y que ha vuelto a estar en manos de una oligarquía histórica.

—¿Cuál es la situación del MAS para las próximas elecciones? ¿Hay críticas en Bolivia a la fórmula integrada por Luis Arce y David Choquehuanca? |—El MAS, pese a todas las críticas recibidas desde la oposición –que hoy es gobierno a partir del golpe de Estado– sobre la dictadura que habría impuesto Evo Morales, es la fuerza política más democrática del país. La candidatura del binomio Luis Arce-David Choquehuanca es cuestionada aquí por algunas fuerzas y organizaciones sociales del Pacto de Unidad (la alianza de las principales organizaciones sociales que apoyan al MAS); y eso hay que leerlo en dos claves complementarias: Por un lado, porque es parte de la lógica asambleísta y comunal de los bolivianos, y es también parte de los mecanismos históricos del sindicalismo boliviano. Y por otro lado, porque demuestra la expresión democrática en el interior del MAS.

—¿Cómo podría describirse al gobierno actual de Bolivia? |—En este momento el gobierno de Bolivia está en manos de lo que fuera la oposición al MAS, que está fragmentada. La propia presidenta Jeanine Áñez es parte del movimiento Bolivia Dice No, surgido para oponerse a la candidatura de Morales en la elección de octubre. Se trata de un partido que no alcanzó el cinco por ciento de los votos. Quienes hoy gobiernan fueron parte de una oposición que desde el triunfo del MAS en las presidenciales de 2005 no logró articular una fuerza que pudiera enfrentarlo. El único candidato que mantiene su partido y está listo para presentarse legalmente es Carlos Mesa, con Comunidad Ciudadana. Por eso se da la curiosa paradoja de que el liberal Jorge “Tuto” Quiroga será el candidato presidencial del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), cuando en 2014 fue candidato del Partido Demócrata Cristiano (PDC) y viene originalmente del partido liderado por el general Hugo Banzer, Acción Democrática Nacionalista (ADN), un partido de derechas. Otro que espera presentarse, pero aún no está claro con qué sello lo hará, es el empresario Samuel Doria Medina, derrotado en las elecciones de 2005 y 2009.

—¿Hay garantías para la presentación electoral del MAS en los comicios? |—Hubo un pedido de proscripción que fue desechado por el Tribunal Supremo Electoral. La personería jurídica del MAS está intacta para presentar candidatos en todos los cargos, en todo el país. Es pronto para elaborar hipótesis sobre el curso que puedan tomar los hechos electorales. Todo está en permanente movimiento y cambio. Hay que esperar que las cosas decanten con el correr de los días y ver qué ocurre con las candidaturas. Pero a fines de diciembre, cuando las encuestadoras preguntaban la intención de voto de Andrónico Rodríguez a la cabeza del MAS, su candidatura alcanzaba el 40 por ciento. Luego cuando ya Evo Morales se estableció en Buenos Aires y los debates por los candidatos fueron mayores, algunas encuestadoras preguntaban por el voto al MAS independientemente de cuál fuera el candidato y la intención de voto se mantuvo en ese 40 por ciento.

—Las acusaciones de corrupción parecen ser un elemento común de las nuevas derechas de la región. ¿Qué pasa hoy en Bolivia con la acusación en este sentido contra Luis Arce? |—No sólo Arce es acusado de corrupción, también lo es Carlos Romero, exministro de Gobierno. Andrónico Rodríguez es acusado de “sedición y terrorismo”. Estas dos palabras son las más usadas para acusar a dirigentes sociales, dirigentes del MAS o exfuncionarios del gobierno depuesto. Tanto jueces como fiscales aceptan esas acusaciones para perseguirlos y minar la unidad del MAS o de algunas agrupaciones sociales con miras a las elecciones del 3 de mayo. Habrá que esperar qué efecto surten. Por lo pronto el MAS denunció que detrás de algunas de esas acusaciones está la mano de la Usaid, una agencia de Estados Unidos que fue invitada por la presidenta Áñez a supervisar las elecciones del 3 de mayo.

LINKS RELACIONADOS

 datos-y-analisis

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center