Data: febrero 23, 2016 | 8:21
NO HAY EMPATE TÉCNICO EN EL CONTEO OFICIAL | Los resultados en boca de urna de Ipsos-ATB se aproximan a las del TSE con mayor precisión que Mori-RedUno...

Aunque la brecha se acorta en favor del SI, la tendencia ganadora del NO es inalterable

Referendum Barras Comparativas

Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando

“Empate técnico” fue la consigna que lanzaron los voceros del Gobierno la noche del domingo al finalizar el “conteo rápido” en boca de urna, basándose en los porcentajes de una de las empresas encuestadoras, Mori, que emitió sus resultados a través de la red televisiva Red-Uno. Sobre una muestra del 98% de votos emitidos, Mori dio como ganador a la opción del NO con el 51% frente a un 49% para la opción del SI en la consulta para reformar el artículo 168 de la Constitución permitiendo por tercera vez la re-postulación y re-elección de los actuales mandatarios.

La tesis del “empate técnico” con apenas dos puntos de incertidumbre (49% SI vs 51% NO), alienta la esperanza gubernamental de que esa cifra podría revertirse en los cómputos oficiales del Tribunal Supremo Electoral (TSE), considerando que el “conteo rápido” en boca de urna apenas representaría un 15% de la votación nacional; por lo que en el 85% no contabilizado en boca de urna se hallaría el voto mayoritario por el SÍ, incluyendo el voto en el exterior y zonas periurbanas y rurales, donde el Gobierno asegura tener más del 90% de la votación. El argumento lanzado por el Vicepresidente y repetido al unísono por el resto de autoridades políticas del Gobierno, se funda además en “antecedentes” de anteriores elecciones cuando ganaba el MAS con amplia mayoría y cuando los resultados en boca de urna de las encuestadoras eran superadas con más de dos puntos por los resultados finales del TSE. Sin embargo este no parece ser el caso.

La otra empresa encuestadora, Ipsos, cuyos resultados fueron difundidos esa misma noche por la red ATB, arrojó su resultado en boca de urna —sobre un universo del 100% de votos emitidos— dando una votación al NO en un 52,3%, frente al 47,7% por el SI. En este caso la diferencia a favor del NO es mayor con más de cuatro puntos (4,6 exactamente) que no dejan lugar a dudas. A partir de este indicador de tendencia, el sociólogo Jorge Komadina Rimassa —entrevistado por la misma red ATB— dio por sentado que esa tendencia es técnicamente irreversible, pues para remontarla y revertirla la opción por el SÍ tendría que obtener más de 200.000 votos adicionales a su caudal ya registrado.

Las autoridades gubernamentales que se aferran al “empate técnico” ignoraron deliberadamente los resultados de Ipsos-ATB basándose exclusivamente en los datos de Mori-Red Uno. Ambas encuestadoras ya habían tomado en cuenta en sus estimaciones el voto emitido en el extranjero, cuyo peso es nulo respecto a la votación final, a contrapelo del discurso oficial que pretende basar un posible triunfo del SI en el voto de migrantes que no viven en Bolivia.

Datos oficiales del TSE contra todo pronóstico

Referendum Barras ComparativasPero fue el propio Tribunal Supremo Electoral que se encargó de echar por tierra la tesis del “empate técnico”, con resultados oficiales que se asemejan mucho más el “conteo rápido” de Ipsos-ATB, ampliamente favorable al NO, y se alejan abismalmente del sondeo “empatador” realizado por Mori-Red Uno.

A pocas horas de concluirse los primeros escrutinios oficiales la mañana del lunes, sobre el 72% de los votos válidos emitidos, el Tribunal Supremo Electoral informó que el resultado preliminar en ese momento era de 43,44% a favor del SÍ y 56,78% a favor del NO; es decir una diferencia de 13,34 puntos favorable a la negativa de reformar la Constitución.

Posteriormente el TSE actualizó las cifras parciales emitiendo el conteo oficial sobre un total del 85% de los votos válidos, dando como ganador a la opción del NO con el 53,8% frente a un 46,2% para el SI, marcando una diferencia porcentual de 7,6%, menor a la registrada en el conteo anterior cuando la diferencia era de 13,34 puntos. Estos datos se mantuvieron accesibles en la página web del TSE hasta aproximadamente las nueve de la noche del lunes, antes de que dicho sitio cayera debido a la congestión de visitas.

Los resultados oficiales muestran una leve tendencia a mejorar la votación a favor del SI, pero la tendencia ganadora del NO se mantiene inalterable y se torna inalcanzable a medida en que se suman todas las actas que siguen llegando de las regiones más alejadas del territorio nacional, faltando sólo el 15% de los votos válidos emitidos.

Un empate técnicamente imposible

Se estima un padrón electoral completo de 5’181.000 votos habilitados, según el registro biométrico del TSE.

El 85% de aquel padrón son 4’403.850 votos contabilizados hasta ayer, de los cuales el 53,8% representa al NO con 2’369.271 votos, mientras el 46,2% representa al SÍ con 2’034.579 votos válidos. La diferencia entre ambos es de 334.693 votos a favor del NO, es decir los 7,6 puntos porcentuales.

El 15% de la votación que falta ser escrutada alcanza a 775.650 votos habilitados pendientes de conteo. Para al menos emparejar al NO cubriendo los 334.693 votos que tiene en desventaja según el dato oficial, el SÍ tendría que obtener por lo mínimo el 57% de esos votos pendientes; lo cual es técnicamente imposible, pues aún reduciendo el NO del 53,8% actual a sólo el 43% (extremo improbable en condiciones normales de transparencia electoral) esta opción mantendría invariable su tendencia ganadora en el cómputo final, por lo cual la Constitución Política no podrá ser modificada; y por tanto el Presidente y Vicepresidente ya no podrán aspirar a una nueva re-elección.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center