ERICK FORONDA, "ESTRATEGA" DEL USO INDEBIDO DE BIENES DEL ESTADO | El ex asesor de la Embajada de EE.UU. es secretario privado de Añez y desde esa función viene acumulando mucho poder en sus manos. La Ministra de Comunicación cumple sus órdenes...

AGENTE DE LA CIA ORDENÓ CAMBIOS EN CANAL 7

Foronda oficia como secretario privado de la presidente Añez, cumple funciones de asesorar a la Jefa de Estado en su campaña electoral y redactar los discursos presidenciales. | Fotomontaje Sol de Pando

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |
© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando

Foronda y Philipp Goldberg, el último Embajador en Bolivia. Trabajaron juntos en Washington durante los últimos 12 años. Fue Goldberg quien reclutó a Foronda para la CIA. | Foto twitter de Erick Foronda

El ex asesor de prensa de la Embajada de Estados Unidos en La Paz, Erick Foronda Prieto, actualmente emisario de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés), fue quien decidió la destitución del Gerente de BoliviaTv, el canal estatal.

Por decisión de Erick Foronda, el reconocido presentador y jefe de prensa de Unitel Jorge Tejerina asumiría este lunes la Gerencia de BoliviaTv, en reemplazo de Gonzalo Rivera, cuya abrupta destitución generó críticas en círculos de la prensa nacional. Tejerina hizo público, el sábado, su retiro de Unitel. No obstante también se menciona el nombre del periodista Andrés Rojas.

Foronda Prieto viene concentrando todo el poder del Gobierno transitorio en sus manos (lo mismo que Quintana en la época de Evo Morales), al ejercer como secretario privado de la presidente Añez. Tiene entre sus habituales funciones asesorar a la Jefa de Estado en su campaña electoral y redactar sus discursos de gestión. Oficia también como vocero presidencial.

Fuentes confiables del Ministerio de Comunicación informaron a Sol de Pando que, por presiones suyas, la red Unitel estaría recibiendo una carga privilegiada de publicidad estatal incidiendo en un elevado nivel de cobertura por parte de dicho canal privado a las intensas actividades proselitistas de Añez desde la gestión transitoria.

La estrategia de Foronda se basa en una especie de alianza entre Unitel y BoliviaTv.

Lizárraga y la sobrina de Foronda

Según versión de un funcionario del Ministerio de Comunicación, la renuncia de la anterior titular de esa cartera, Roxana Lizárraga, se habría precipitado por discrepar respecto a los negocios con Unitel. Lizárraga no aceptó la contratación eventual de periodistas de Unitel en el staff de BoliviaTV sin que dicho personal se desvincule totalmente del canal privado.

Nicole Bisbal Brito, una sobrina de Foronda que trabajó como presentadora del noticiario de Unitel junto con Jorge Tejerina, fue motivo de una disputa entre el secretario privado de la Presidente y la entonces Ministra de Comunicación; Lizárraga se negó a contratar a la sobrina. Sin embargo, la familiar de Foronda fue contratada por la actual ministra Isabel Fernández (también proveniente de Unitel), quien forma parte del entorno íntimo del ex funcionario de la Embajada norteamericana.

Jeanine Añez cercada por Foronda

Lizárraga acusó a Erick Foronda de sabotear su gestión ministerial. Comenzó bloqueando el acceso de la Ministra al despacho de Jeanine Añez. Dijo que en los días previos a su renuncia —presentada el 25 de enero— sólo se podía contactar con la Presidente “mediante mensajes de celular” debido al cerco de Foronda que le  impedía a la Ministra un contacto directo con la Presidente-candidata.

También denunció que Foronda ordenó la transmisión completa del lanzamiento de la candidatura de Añez para las elecciones del 3 de mayo, acto televisado por BoliviaTv que se efectuó el 24 de enero, endilgando ese uso indebido del medio estatal a Lizárraga. “Yo pregunté quién había ordenado la transmisión y me dijeron que fue el secretario privado de la Presidenta, Erick Foronda, mediante una llamada”, reveló Lizárraga en entrevista publicada por el portal Asuntos Centrales.

La destitución de Gonzalo Rivera, el pasado viernes, tendría los mismos móviles. Foronda vio que Rivera no era “funcional” a la estrategia de usar el canal estatal con fines electorales y de sistemática promoción de la imagen “glamorosa” de Jeanine Añez, descuidando y poniendo en segundo plano las tareas específicas del proceso de transición. 

La ministra Isabel Fernández, que ejerce el cargo en estricta subordinación a Foronda —aseguran nuestras fuentes—, fue la encargada de separar a Rivera por instrucciones del mismo Foronda, arguyendo “falta de coordinación” entre el Ministerio y la Gerencia del canal para definir los contenidos de la programación.

“La señora Ministra tiene razón cuando afirma que es un tema de coordinación, lo que no dice es que ella no quiso coordinar una reunión para mirar el proyecto del canal de todos los bolivianos, lo que no dice es que impuso personal y quiso imponer programas muy parecidos a los del anterior gobierno”, aclaró Gonzalo Rivera en sus redes sociales.

Un agente de la CIA gobernando en Bolivia

Erick Foronda junto a los ministros de la Presidencia Yerko Núñez y de Justicia Álvaro Coimbra, durante un acto en la campaña electoral de Jeanine Añez. | Foto twitter de Yerko Núñez

Erick Foronda es un periodista que se desempeñó como encargado de prensa de la Embajada de Estados Unidos en La Paz desde 1995, hasta 2008 cuando el régimen neo-estalinista de Evo Morales expulsó al Embajador rompiendo relaciones diplomáticas con EE.UU.

En los 13 años de trabajo en la Embajada de la plaza Avaroa, Foronda colaboró con cinco embajadores: Curtis Warren Kamman, Donna Jean Hrinak, Manuel Rocha, David N. Greenlee y Philip Goldberg. Después de la expulsión dispuesta por el gobierno de Morales, Foronda partió a Washington junto con el embajador Goldberg en septiembre de 2008. Radicó en la capital de Estados Unidos durante 12 años, adquirió nacionalidad norteamericana y se hizo votante del Partido Republicano.

Durante su permanencia en Washington, según un informe de El Deber, “trabajó para diversas organizaciones”. Fuentes amigas en Estados Unidos aseguran a Sol de Pando que una de esas organizaciones es la Agencia Central de Inteligencia donde adquirió pericias de “negociador político”. Fue el ex embajador Phillip Goldberg quien lo introdujo en la CIA.

Su retorno a Bolivia para asumir el cargo de secretario privado de Añez y «contribuir en la pacificación del país», según dijo a Página Siete, fue inicialmente atribuida Carlos Sánchez Berzaín, con quien se lo vio en el Estado de Florida en abril de 2018 haciendo una especie de cobertura al juicio que se ventiló en Fort Lauderdale contra Sánchez de Lozada y su Ministro de Defensa, por las muertes de El Alto en octubre de 2003.  El agente de la CIA se apresuró en deslindarse de Sánchez Berzaín negando ser su “enviado”. Declaró en una entrevista publicada por Página Siete: “No tengo ninguna vinculación o relación de ningún tipo con Sánchez Berzain. No me gustaría tenerla porque siento que nada me une a él”.

Una vez instalado en Bolivia, desplegó un intenso lobby para afianzar su situación de alto privilegio en el régimen provisional que emergió tras la violenta caída del neo-estalinista Evo Morales. Suele ofrecer “parrilladas de confraternidad” en los jardines de su mansión invitando a influyentes políticos y periodistas; y habitualmente Jeanine Añez almuerza en su casa.

Interfiere en diversas áreas del aparato estatal, desplegando un rol acaparador muy similar al de Juan Ramón Quintana en el régimen de Morales. Impuso la designación de la hermana del Ministro de Gobierno, Arturo Murillo, como cónsul de Miami alegando “razones humanitarias” y mantiene a raya a la canciller Karen Logaric decidiendo por sí mismo la política exterior del Gobierno transitorio. Mientras Longaric se hallaba fuera del país, Foronda obligó a Añez romper relaciones con Cuba.

En el área de seguridad, donde la prioridad norteamericana es reactivar la presencia de la DEA en el país, Foronda tiene en su bolsillo al verborreico ministro Murillo.

Murillo & Foronda, la hermana y la CIA | VIDEO

Escribe los discursos racistas de Añez

A la mano perversa de este agente de la CIA se atribuyen los discursos agresivos, racistas y amenazantes de Jeanine Añez (“no me temblará la mano para impedir el retorno de los salvajes al poder”, etc).

Foronda también está detrás de la decisión presidencial de negarse a cumplir la destitución del Ministro de Defensa, censurado por la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) debido a que faltó cuatro veces a una interpelación parlamentaria.

El controvertido ministro, Luis Fernando López, es un ex oficial del Ejército que detenta el curso de satinador de la Escuela de Cóndores de Sanandita, igual que Quintana.

La jugada de Foronda socapando y fomentando la insubordinación gorilista de López al Congreso Nacional, consiste en provocar un conflicto de poderes que ponga leña al fuego.

Tras la caída de Morales, el Ministro de Defensa logró amplio predicamento en los cuarteles. Sus discursos en actos castrenses son incendiarias arengas.

En su calidad de Ministro de Estado, López ejerce mando de tropa al ser Máxima Autoridad Ejecutiva de las Fuerzas Armadas, por encima incluso de los comandantes de fuerza.

La CIA prevé un estallido social desde zonas de resistencia como El Alto y el Chapare, estallido promovido por el mismo régimen transitorio mediante provocaciones gubernamentales como las que se vieron durante el aniversario de El Alto.

El robrote de violencia que late en el país desde que Añez abandonó la transición para enfrascarse en su candidatura presidencial, podría forzar la postergación de las elecciones del 3 de mayo.

Añez y su entorno palaciego articulado por Erick Foronda aprovecharían esa crisis para sofocar a los «vándalos» de El Alto y cerrar el Parlamento con intervención militar, un auto-golpe de Estado, a la cabeza del satinador ministro López. Foronda pasaría a desempeñar el cargo de Canciller.

Si Añez decide cumplir la disposición congresal de la censura a López que implica su destitución como Ministro de Defensa, el plan golpista y anti-constitucional de Foronda y la CIA habrá abortado…

LINKS RELACIONADOS
SOBRE LOS EMBAJADORES DE EE.UU

libertad-de-prensa

datos-y-analisis

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center