Data: septiembre 9, 2012 | 22:54

Un barco con turistas extranjeros zozobró en la Amazonia sin dejar víctimas

El barco turístico Ariau-Acu, naufragando cerca al puerto de Manaos.

Un barco que transportaba turistas de uno de los hoteles más lujosos de la selva amazónica en Brasil, diez de los cuales eran extranjeros, zozobró el viernes en el río Negro frente a la playa de la Lua, en la ciudad de Manaos, pero sus 45 ocupantes fueron rescatados con vida, informaron hoy los bomberos…

El barco Ariaú-Açu, fabricado en aluminio, con 27 metros de eslora y capacidad para 100 pasajeros, no se hundió gracias a que cuenta con modernas boyas de sustentación en sus bodegas, de acuerdo con los bomberos.

Tan sólo una de las siete personas que tuvieron que ser atendidas por heridas permanece ingresada este sábado en un hospital de Manaos, la mayor ciudad de la Amazonía, según el Cuerpo de Bomberos del estado de Amazonas. Los otros heridos fueron atendidos por raspones y cortes de vidrios y fueron liberados en la misma noche del viernes.

La embarcación, que pertenece al hotel Ariaú Amazon Towers, una compleja instalación construida en copas de árboles en medio de la selva amazónica y muy demandada por turistas extranjeros, se volteó cuando se aproximaba a la playa de la Lua, en las afueras de Manaos y en donde está ubicado su puerto de embarque.

El yate se chocó con un barco de arena y, ya inestable, terminó escorando presionado por una ráfaga de viento. El barco Ariaú-Açu, fabricado en aluminio, con 27 metros de eslora y capacidad para 100 pasajeros, no se hundió gracias a que cuenta con modernas boyas de sustentación en sus bodegas, de acuerdo con los bomberos.

Según la dirección del Ariaú, en la embarcación viajaban 39 huéspedes, 10 de los cuales extranjeros -en su mayoría estadounidenses y japoneses-, así como seis tripulantes. Una de los tripulantes consiguió pedir ayuda por un teléfono celular por lo que los bomberos consiguieron llegar rápidamente y rescatar a todos los ocupantes de la embarcación, que esperaron en el agua con chalecos salvavidas.

© EFE
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center