Data: agosto 3, 2022 | 13:00
NOVILLO ES UNO DE ELLOS, RECHAZA CONTROL DE NARCO-AVIONES | Decisiones que toma el Ministro de Defensa son previamente consultadas con el ex presidente Morales y el ex ministro Quintana. Interferencias del jefe cocalero en la actual administración gubernamental provocan rupturas dentro el Gabinete…

FUNCIONARIOS LEALES A EVO DEBILITAN GESTIÓN DE ARCE

Edmundo Novillo fue Prefecto de Cochabamba designado por Evo Morales y presidió la Cámara de Diputados, entre otros cargos desempeñados bajo el régimen del jefe cocalero. | Foto archivo Sol de Pando

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

© Redacción Sol de Pando

Evo Morales y Juan Ramón Quintana son los principales asesores de Edmundo Novillo. Este Ministro de Defensa actúa a espaldas del presidente Luis Arce y no da un paso sin la autorización previa del Evo y de Quintana”, asegura un dirigente del Movimiento al Socialismo (MAS) vinculado al entorno del vicepresidente David Choquehuanca.

Según aquella fuente contactada con Sol de Pando desde La Paz, las constantes interferencias del ex presidente Morales en la actual gestión gubernamental, “que generalmente son presiones para designar cargos en la administración estatal”, vienen causando fricciones internas dentro el gabinete de Arce, las cuales podrían derivar en una crisis de gobernabilidad.

Fue Evo Morales quien forzó la destitución de Freddy Bobaryn en el Viceministerio de Coordinación Gubernamental imponiendo la designación del ‘satuco’ Gustavo Torrico, y lamentablemente la Ministra de la Presidencia, Marianela Prado, dio paso a esa imposición del Evo sin medir las consecuencias”, señala el dirigente choquehuanquista. El vicepresidente Choquehuanca se habría opuesto a la designación de Torrico, un devoto de Morales que hoy ejerce su cargo protagonizando sucesivos escándalos públicos de manera impune.

El régimen de Arce y Choquehuanca se halla con las manos atadas para cualificar la gestión, tras la imposición de un estatuto partidario, promovido por Evo Morales, que obliga a los gobernantes reclutar personal técnico y administrativo exclusivamente de las filas del MAS, con el respectivo aval del partido, en total desconocimiento del Estatuto del Funcionario Público que dispone la designación de cargos mediante concurso de méritos y evaluaciones periódicas de desempeño. Esta política que afecta a los estamentos intermedios del Gobierno favorece exclusivamente a Evo Morales, quien ejerce control personal del aparato partidario, impidiendo que Arce y Choquehuanca puedan reforzar el aparato administrativo con profesionales de alto nivel provenientes de la sociedad civil.

Entre los actuales ministros de Arce, el de Defensa —Edmundo Novillo— es el más allegado “orgánicamente” a Evo Morales.

Novillo se niega a controlar narco-vuelos del Chapare

Novillo desempeñó varios cargos durante los dos gobiernos de Evo Morales. Fue Prefecto de Cochabamba, presidió la Cámara de Diputados y también cumplió funciones en YPFB.

La dependencia del Ministro de Defensa de un nivel de decisión en esta área gubernamental controlada por Evo Morales y su ex ministro Quintana, ha causado un explosivo incidente inter-ministerial revelado oficialmente por el Ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

Según publicó hoy El Deber, un informe escrito presentado por del Castillo a una comisión de la Cámara de Diputados revela que el ministro Novillo no quiso firmar un convenio para la lucha contra el narcotráfico, el cual implicaba compartir información de los radares que tiene la Fuerza Aérea, favoreciendo implícitamente al tráfico aéreo de la cocaína producida en el Chapare.

El pasado 22 de julio, el Ministro de Gobierno envió su  respuesta a una petición de informe escrito requerido por la diputada Luisa Nayar respecto a “actuados realizados para llevar adelante convenios y acciones con el Ministerio de Defensa para la utilización de radares adquiridos para la lucha contra el narcotráfico, desde 2020 hasta la fecha”.

Del Castillo explicó que, por iniciativa de su despacho, en enero de 2021, la Dirección General de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Dgfelcn) sostuvo reuniones con miembros del Comando de Seguridad y Defensa del Espacio Aéreo (Cosdea), órganos dependientes del Ministerio de Gobierno, “en las cuales se manifestó la intención de suscribir un instrumento legal que permita a ambas instituciones ejecutar un acuerdo estratégico operacional para el control coordinado del tráfico aéreo irregular; intercambio de información y acciones bimestrales contra el narcotráfico”, informó El Deber.

En ese marco, una división de la dirección general de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) emitió un informe técnico, el 1 de marzo de 2021, referente al proyecto de convenio de cooperación interinstitucional entre los ministerios de Gobierno y de Defensa, a través de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y Cosdea, que tenía por objeto realizar un “efectivo control del espacio aéreo, neutralizando la modalidad del narcotráfico conocida como puente aéreo”.

Luego, la dirección general de asuntos jurídicos del Ministerio de Gobierno emitió un informe el 30 de abril de 2021, concluyendo que el citado convenio se consideraba viable legalmente porque no vulneraba ninguna disposición normativa vigente “y coadyuvará a la ley de lucha contra el tráfico ilícito de sustancias controladas, en el artículo 42, referente al deber de coordinación entre instancias especializadas de investigación y análisis de lucha contra el narcotráfico, por lo que recomendó su remisión al Ministerio de Defensa”.

El Ministro de Gobierno, en este punto, establece que “sin embargo, el Ministerio de Defensa remitió copias del informe técnico 03/2021 de 9 de julio de 2021, el cual señala que ‘la transmisión de imágenes en tiempo real de vuelos regulares sería atentar contra la Seguridad del Estado, para lo cual se debe establecer los canales correspondientes de transmisión de información… rechaza y no reconoce la factibilidad ni viabilidad del mencionado proyecto de convenio interinstitucional por los requerimientos que no aplican al alcance ni finalidad de las tareas operativas a realizarse, enmarcadas en la normativa aplicable’”.

Aquella rotunda negativa de Novillo para controlar los vuelos de aviones que operan especialmente en la ruta Chapare-Santa Cruz-Beni, se enmarca en la estrategia de Evo Morales de escamotear y debilitar la gestión del Ministro de Gobierno, a quien el ex Presidente intenta obstinadamente hacer caer.

Morales busca a toda costa la destitución de del Castillo. Los candidatos del jefe cocalero para ocupar el Ministerio de Gobierno alineado a sus designios, serían el ex gobernador de Pando Luis Flores o el actual vocero presidencial Jorge Richter.

LINKS RELACIONADOS

datos-y-analisis

dossier pacahuara



sopa de mani



coronavirus



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center