Data: enero 7, 2020 | 20:59
DIPLOMACIA ENCAPUCHADA | El gobierno de Maduro acusó a los GEO’s españoles de cavar un túnel para facilitar la fuga del opositor Leopoldo López, asilado en la Embajada de España en Caracas. Resultó ser una noticia falsa que encubría el plan de Diosdado Cabello para tomar esa Embajada por asalto...

VINO DE VENEZUELA ESPAÑOL QUE LIBERABA A QUINTANA

Jorge Santos Casaus trabajaba en Venezuela antes de su viaje a Bolivia. Había llegado a Caracas el 19 de mayo del pasado año 2019, junto a un contingente de relevo formado por otros tres GEO’s. | Fotomontaje Sol de Pando

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |
© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando

Llama la atención que el ingreso de Santos Casaus a Bolivia fue registrado con el Pasaporte Diplomático Nro. XFA022246, en tanto que su ingreso a Venezuela se registró con el Pasaporte Diplomático Nro. XFA021396. | Foto Sol de Pando

Al menos uno de los seis españoles encapuchados que intentaron liberar al ex ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana el pasado 28 de diciembre irrumpiendo en la Embajada de México en La Paz, llegó de Caracas, Venezuela, donde cumplía tareas de seguridad en la Embajada de España acreditada ante ese país.

Se trata de Jorge Santos Casaus, perteneciente al Grupo Especial de Operaciones (GEO), unidad de élite del Cuerpo Nacional de Policía de España especializada en operaciones de alto riesgo. En abril de 2007, según una indagación de Sol de Pando en fuentes del país europeo, este oficial fue habilitado por la Guardia Civil de España como Instructor de Tiro para Personal de Seguridad Privada.

De acuerdo al dato oficial de la Embajada de España en La Paz, Jorge Santos Casaus ingresó a Bolivia el 14 de noviembre pasado —dos días despúes de la partida de Evo Morales a México— como “apoyo técnico” en dicha Embajada. Formaba parte de un equipo especial integrado por otros cinco GEO’s (José Luis Rivera Pérez, Juan Manuel Fernández Chamorro, Jesús María Varas García, Sergio Mora Mendieta y Sergio Casal Rodríguez) que protagonizaron la irrupción del 28 de diciembre en la Embajada de México en La Paz.

Santos Casaus trabajaba en Venezuela antes de su viaje a Bolivia. Había llegado a Caracas el 19 de mayo del pasado año 2019, junto a un contingente de relevo formado por otros tres GEO’s (Carlos Pareja Álvarez, Mario Gonzáles Pérez y Guillermo González de La Plaza).

Llama la atención que su ingreso a Bolivia en noviembre fue registrado con el Pasaporte Diplomático Nro. XFA022246, en tanto que su ingreso a Venezuela en mayo, proveniente de París, se registró con el Pasaporte Diplomático Nro. XFA021396.

Pero, más curioso aún, el capitán Jorge Santos Casaus y su grupo fueron acusados públicamente por el gobierno de Nicolás Maduro de haber llegado a Caracas en calidad de “mercenarios” con la misión de “terminar de cavar el túnel en la embajada de España para contribuir a la fuga de Leopoldo López”.

El 30 de abril pasado, el dirigente opositor Leopoldo López —que venía cumpliendo una sentencia de cárcel desde julio de 2017 bajo cargos de sedición— fue excarcelado de su detención domiciliaria por militares leales al Presidente Encargado, Juan Guaidó, acción enmarcada en un golpe de Estado previsto para el primero de mayo de 2019, que a la hora clave fracasó.

Para evitar un nuevo encarcelamiento tras el fracaso del golpe del primero de mayo, López pidió asilo en la Embajada de España junto a su mujer y una hija, Se encuentra allí desde entonces a espera de un salvoconducto que el Gobierno de Maduro le negó y exigió más bien al Embajador de España, Jesús Silva Fernández, saque al opositor de la residencia diplomática.

El embajador Silva Fernández se reunió el 2 de mayo con el canciller venezolano Jorge Arreaza para analizar la situación del perseguido. La Cancillería española emitió un Comunicado desde Madrid informando que en dicha reunión con Arreaza el embajador Silva alentó poder encontrar “una solución a la mayor brevedad posible”, dejando constancia de que “en ningún caso se contempla la entrega de Leopoldo López a las autoridades venezolanas ni su desalojo de la residencia del Embajador”. El Comunicado decía que el Gobierno de España confiaba “en que las autoridades venezolanas respeten la inviolabilidad de la residencia del Embajador”.

Durante los meses de junio y julio el Presidente de la Asamblea Constituyente chavista, Diosdado Cabello, intentó infructuosamente sacar a López de la Embajada española con la intervención de los “colectivos chavistas” (grupos paramilitares de encapuchados que comanda Cabello); pero la operación no pudo concretarse.

De pronto estalló el rumor de que Leopoldo López estaba planificando su huída de la Embajada. Así lo habían detectado, supuestamente, los servicios de Inteligencia del Gobierno. En base a esa “información”, el régimen de Maduro lanzó una campaña mediática para “denunciar” los supuestos aprestos de fuga del opositor.

Fue el Ministro de Cultura, Ernesto Villegas, quien se encargó de armar oficialmente el “relato”.

View this post on Instagram

Comparto tal cual me llegó: Alertamos al pueblo de Venezuela y del mundo, que *el Terrorista Leopoldo Lopez,* en complicidad con miembros de la *Embajada de España* en Venezuela, está planeando su *fuga del territorio venezolano,* a través de un túnel que está siendo construido desde el interior de la embajada de España en Venezuela, con la finalidad de burlar a las autoridades venezolanas y proceder a abandonar el país de manera clandestina. *El 19 de Mayo de 2019,* aproximadamente a las 3:00 pm *arribaron* a territorio nacional *cuatro Ingenieros Militares españoles, especialistas en construcción de obras soterradas* "bajo la fachada de personal administrativo", para comenzar con el asesoramiento y construcción del túnel por el cual tiene previsto *escapar el terrorista Leopoldo Lopez.* Los escombros y desechos una vez apilados en el interior son evacuados de la embajada de España en no menos de 6 camiones. Esta información fue dada a conocer por un periodista español desde Madrid, quién alertó a las autoridades venezolanas. En las últimas semanas se obtuvo gran cantidad de información y material audiovisual que confirma el intento de escape del Terrorista Leopoldo Lopez, con el apoyo del embajador de España en Caracas

A post shared by Ernesto Villegas Poljak (@ernestovillegaspoljak) on

El “relato” acerca de la fuga de López

El 4 de agosto, el ministro Villegas publicó lo siguiente en su cuenta del Instagram:

“Alertamos al pueblo de Venezuela y del mundo, que Leopoldo Lopez, en complicidad con miembros de la Embajada de España en Venezuela, está planeando su fuga del territorio venezolano, a través de un túnel que está siendo construido desde el interior de la embajada de España en Venezuela, con la finalidad de burlar a las autoridades venezolanas y proceder a abandonar el país de manera clandestina (…). Los escombros y desechos una vez apilados en el interior son evacuados de la embajada de España en no menos de 6 camiones”.

Villegas exhibió como pruebas de su denuncia una serie de fotos mostrando camiones, volquetas y maquinaria pesada entrando y saliendo de la Embajada de España con escombros y materiales de construcción. En la interpretación del Gobierno neoestalinista, ese movimiento de tierras al interior de aquella Embajada significaba que se estaba construyendo el túnel para la fuga de López.

La prensa oficialista se hizo eco del “bulo”: “Desde hace varios días se han visto movimiento de camiones entrando sin carga y saliendo cargados de tierra amarilla en la embajada de España, una fuente nos confirma que están cavando un túnel para ayudar a escaparse al político opositor Leopoldo López”, informó el portal OperaciónLibertad.info.

Armando el “relato” sobre la fuga de Leopoldo López | VIDEO

https://youtu.be/5niCregVQiU

Los cuatro “mercenarios” españoles arribando al aeropuerto de Caracas, entre ellos Jorge Santos Casaus —al parecer el líder del grupo—, quien luego se embarcaría a Bolivia tras la caída de Evo Morales. | Foto Lechuguinos.com

Para hacer más creíble aquella desopilante pieza narrativa, el mismo ministro Villegas agregó otro dato espectacular:

“El 19 de Mayo de 2019, aproximadamente a las 3:00 pm arribaron a territorio nacional cuatro Ingenieros Militares españoles, especialistas en construcción de obras soterradas, bajo la fachada de ‘personal administrativo’, para comenzar con el asesoramiento y construcción del túnel por el cual tiene previsto escapar el terrorista Leopoldo López”.

El portal gobiernista Lechuguinos.com publicó fotos de los cuatro “mercenarios” españoles arribando al aeropuerto de Caracas, entre ellos Jorge Santos Casaus —al parecer el líder del grupo—, quien luego se embarcaría a Bolivia tras la caída de Evo Morales. “Estos ciudadanos manifestaron se desempeñarían como personal de apoyo en la embajada  de España en Venezuela. Sin embargo se sospecha que son ingenieros militares expertos en construcciones soterradas y son los que planifican la fuga de Leopoldo López”, informó dicho portal.

Una vez instalado el “bulo” (noticia falsa en la jerga española), Diosdado Cabello ordenó apretar el cerco contra la Embajada de España y se disponía a intervenir en el recinto diplomático para apresar a Lopez, bajo el pretexto de “impedir” la fuga.

Según reveló el periódico español ElDiario.es, la campaña mediática encendió la alarma en la delegación diplomática española “porque se sumaba a otros hechos que no habían trascendido hasta ahora: El 7 de agosto, tres días después de que comenzaran los bulos, dos trabajadores venezolanos que pretendían acceder con un camión hormigonera a la residencia del embajador fueron detenidos y conducidos a la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) para ser interrogados por la obra, según consta en un informe remitido a Madrid desde la Embajada. También fue requerido por el servicio secreto el arquitecto responsable”.

Diosdado Cabello planea invadir la Embajada de España | VIDEO

https://youtu.be/xRXakW7u1FE

La verdad sobre el túnel y los mercenarios

El plan de fuga de López, según los denunciantes, contaba nada menos que “con el apoyo del embajador de España en Caracas”. Ante tal calumnia, el embajador Jesús Silva Fernández enrostró a los gobernantes neoestalinistas con una contundente aclaración que desmentía rotundamente el “relato” de la fuga:

Los camiones y la maquinaria pesada que hacían movimiento de tierra dentro la Embajada, realizaban trabajos de albañilería para una reforma en el muro perimetral del inmueble. Aquella obra en la residencia del embajador Silva, consistía “en acondicionar un espacio de seguridad previo a la tapia para dificultar el acceso a la residencia de quien quiera, por ejemplo, utilizar esa vía para solicitar asilo. En aquellos días, todo el que pretendía entrar o salir de la residencia era detenido por el Sebin por un tiempo de hasta media hora”, precisó ElDiario.es

Respecto a los cuatro “mercenarios expertos en cavar túneles”, según pudo constatar ElDiario.es, “se trata de miembros del GEO de la Policía española, el grupo de élite que tiene entre sus misiones garantizar la seguridad de las delegaciones diplomáticas españolas”. Otras fuentes señalan que el grupo, encabezado por Santos Casaus, había llegado a Caracas para un relevo de rutina dentro el personal diplomático de aquella legación.

Jorge Santos Casaus y los GEO’s en Bolivia

Lo que sorprende de manera extraordinária es que al menos uno de los GEO´s, Santos Casaus, acusado por Diosdado Cabello de conspirar para facilitar la fuga del opositor Leopoldo López cavando un túnel en la Embajada de España, es el mismo que llegó a Bolivia —desde Caracas— para ejecutar un plan de fuga sacando de la Embajada de México en La Paz al ex Ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, un represor neo-estalinista que es amigo personal de Diosdado Cabello.

En lo de Bolivia, los GEO´s de la Embajada de España en La Paz, claramente liderados por el capitán Santos Casaus, irrumpieron en la Embajada de México donde se esconde Quintana, usando capuchas y armas de reglamento. Esa tentativa de fuga asistida no fue un “bulo”, como en lo de Leopoldo López.

Queda abierta la posibilidad de que hubiera sido el mismo Diosdado Cabello quien envió a Santos Casaus para rescatar a Quintana, paradógicamente en concomitancia con el mismo Gobierno de España al que el represor venezolano había acusado en agosto de intentar liberar a Leopoldo López, cuando el presidente Pedro Sánchez ejercía un interinato con apoyo de políticos derechistas como el padre del propio López, un eurodiputado conservador que vive en Madrid.

Recientemente el gobierno de Sánchez viró hacia una izquierda siniestra al aliarse con el demagogo neo-estalinista Pablo Iglesias, quien, como lo confirmó una jueza española, recibió dinero de Maduro y Cabello para financiar su campaña electoral en España. En ese nuevo contexto es que se produjo el desplazamiento de los GEOS´s a Bolivia, pasando por Caracas, para liberar a Quintana.

Tras fracasar el operativo del 28 de diciembre para rescatar a Quintana, los encapuchados españoles encabezados por Jorge Santos Casaus abandonaron el pasado viernes el territorio boliviano sin haber brindado ningun detalle relevante ante las autoridades bolivianas sobre su irrupción en la Embajada de México.

El Ministro de Gobierno de Bolivia, Arturo Murillo —criticado por su galopante ineficiencia y una excesiva sobreactuación mediática— los dejó operar y luego salir del país impunemente, sin tomarles ninguna declaración formal.

Así salieron los GEO’s españoles de Bolivia | VIDEO

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center