LA TORMENTA EXPONENCIAL DEL CORONAVIRUS | Aumentan casos con transmisores y receptores desconocidos. Se temen brotes en San Ignacio, Guayaramerín y Riberalta. El gobernador Amapa rompió la cuarentena y es un nuevo sospechoso. Ocultaron el caso del médico que atendió al paciente fallecido...

BENI: SE PIERDE EL RASTRO DE LOS CONTACTOS

El gobernador Fanor Amapa Yubanera permanece aislado en una sala del Hospital de Riberalta a donde llegó de Trinidad, rompiendo la cuarentena, para entregar personalmente equipos e insumos. Ahora es uno de los casos sospechosos a espera de los resultados del análisis laboratorial. | Fotomontaje Sol de Pando

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |
© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando

Estaba previsto. Las 32 pruebas adicionales analizadas por el Laboratorio del Centro de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) de Santa Cruz, dieron como resultado la confirmación, la noche del viernes, de 21 nuevos casos con Covid positivo en el Departamento del Beni, sumándose a los 10 anunciados durante la mañana tras los resultados de 49 test’s anteriores.

Aquellas 81 pruebas laboratoriales que arrojaron un total de 31 casos positivos, corresponden a pacientes sospechosos, entre ellos niños y adolescente, que mantuvieron contacto directo con los dos primeros infectados —un mototaxista de 67 años y una mujer gestante de 29 años— confirmados el lunes, habiendo fallecido el mototaxista ese mismo día.

De ese modo el Departamento del Beni se incorpora en la estadística nacional del nuevo coronavirus, con 33 casos confirmados y un deceso.

Sin embargo, no todos los 31 casos positivos confirmados hasta ayer —sino sólo 27— estuvieron en contacto directo con ambos pacientes difusores del Covid-19. Existen cuatro positivos cuyo origen de contagio es desconocido, lo cual complica la situación del Beni, ya que además se debe indagar, detectar e identificar a los contactos de todos los demás nuevos contagiados. Tarea ardua, dado el ritmo exponencial de la propagación viral.

Se borra el rastro de contactos transmisores y receptores

“El crecimiento exponencial ya se instaló en el Beni”, advirtió ayer conversando con Sol de Pando un médico que trabaja en el Hospital Obrero Número 8 de Trinidad, cuando aún no se conocían los resultados del paquete de 32 test’s laboratoriales que arrojaron los 21 nuevos positivos.

Según el epidemiólogo Antonio Castro, de esos 21 casos confirmados anoche, 13 tuvieron contacto con el mototaxista fallecido y cuatro con la joven embarazada de San Borja. Los restantes cuatro no tuvieron ningún contacto con el mototaxista fallecido, ni la con gestante internada en el centro centinela.

“Tenemos cuatro resultados positivos que están en investigación, que son casos aislados”, reveló el médico a la red Erbol. Establecer los contactos transmisores y receptores de esos cuatro pacientes, es indispensable para desarrollar una efectiva vigilancia epidemiológica en el entorno poblacional de los posibles infectados. Sin un riguroso control epidemiológico de todos los contactos posibles, la propagación será tormentosa en su flujograma exponencial.

A medida que van surgiendo casos sin origen de contagio identificado, el Beni tiende a perder el control de los contactos. Esta situación crítica se podría agudizar en las próximas horas, y nuevos casos pueden surgir en el territorio beniano más allá de la capital Trinidad.

A través de la misma Red Erbol, el doctor Jesús Justiniano —Autoridad Ministerial Departamental de Salud Covid-19— reveló que hay 17 nuevos casos sospechosos que esperan resultados de laboratorio. De ese paquete de 17 test’s recolectados, 11 son de Trinidad, cuatro de Guayaramerín y uno de Riberalta, ambos municipios en la provincia Vaca Diez que colinda con Pando, además de otro en San Ignacio de Moxos.

Entre los nuevos sospechosos se halla nada menos que el Gobernador del Beni, Fanor Amapo Yubanera.

La fatal visita de Amapo a Riberalta

Pese a que el gobierno municipal de Riberalta —a cargo del alcalde Enzo Roca— desarrolla un eficiente plan de contingencia muy similar al de Pando, el Gobernador del Departamento rompió su cuarentena en Trinidad llegando a este municipio, capital de la provincia Vaca Diez, para entregar equipos médicos y realizar reuniones con organizaciones sociales.

La imprudencia política del gobernador Fanor Amapo tuvo fatales consecuencias. En la comitiva que le acompañaba había una funcionaria portadora del coronavirus, cuyos síntomas se manifestaron en plena reunión con las autoridades municipales de Riberalta. No se informó sobre el origen del contagio en la funcionaria portadora.

Los participantes en dicha reunión fueron aislados en el acto, y el mismo alcalde Enzo Roca se internó voluntariamente en un centro de aislamiento para casos sopechosos. Según Roca, el Gobernador se habría resistido al aislamiento, intentando previamente completar su agenda de reuniones, lo cual habría obligado al munícipe forzar la internación de Amapo Yubanera acudiendo a la fuerza pública. El Gobernador desmintió al Alcalde mediante un comunicado difundido en el portal TaxiNoticias, asegurando que cumple su aislamiento voluntariamente.

El periódico La Patria de Oruro publicó una imagen del Gobernador del Beni confinado en una sala del hospital de Riberalta, donde minutos antes Amapo realizaba su gestión de entrega de equipos e insumos médicos.

Fanor Amapa Yubanera es uno de los casos sospechosos a espera de los resultados del análisis laboratorial que es procesado en el Centro de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) de Santa Cruz.

GALERÍA | El Gobernador en Riberalta

Imagen 1 De 6

| Foto ©Taxi Noticias

Crisis de transparencia en el Sedes-Beni

Un factor adicional que contribuye a la desarticulación de las defensas médicas y logísticas, es un manejo poco transparente de la información por parte de las autoridades encargadas. El Sedes-Beni estaría ocultando datos sobre la alta vulnerabilidad en que se encuentra el personal médico involucrado con los pacientes.

En el informe matutino emitido ayer por el Director del Sedes-Beni, doctor Carlos Reyes Araúz, se detalló que los diez casos positivos confirmados ese momento eran contactos familiares del mototaxista fallecido y de la paciente embarazada. Pero entre esos contactos con Covid-19 positivo se encuentra el médico que atendió al paciente que falleció el lunes, y Reyes Araúz no lo mencionó en la conferencia de prensa.

“El galeno se enteró de su situación por sus familiares” informó ayer el periódico El Deber de Santa Cruz. El Sedes no le informó del resultado laboratorial y tampoco lo aisló en el hospedaje donde se hallan los demás contactos infectados.

Colegas del afectado indicaron que éste tuvo que averiguar por su cuenta el resultado de la prueba a la que fue sometido el martes, relató El Deber. “Tuvo que comunicarse con sus familiares en otro Departamento para que pregunten por su prueba en el laboratorio, luego de que en redes sociales comenzó a circular la noche del jueves que los resultados habían llegado y que un médico había dado positivo”, explicó uno de sus compañeros de trabajo.

El galeno, además de sorprenderse por no haberse enterado de su contagio por fuentes oficiales, se molestó al escuchar el reporte que emitió el Sedes-Beni, en el que informó que los diez nuevos casos de coronavirus registrados en Trinidad eran familiares del fallecido, omitiendo mencionar su caso.

El Deber se contactó con Carlos Reyes, Director del Sedes, para conocer el procedimiento a seguir con el médico afectado. El funcionario señaló que se encontraba con un paciente y que se le vuelva llamar en 20 minutos. Luego, ya no atendió su teléfono.

LINKS RELACIONADOS

coronavirus

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center