Data: enero 10, 2019 | 17:43
LA CRISIS SE CONTINENTALIZA | El Poder Legislativo a través de la Asamblea Nacional desconoce el juramento de Maduro, quien a su vez amenaza con disolver el Parlamento rebelde adelantando elecciones para diputados y senadores…

PODER DUAL EN VENEZUELA

Nicolás Maduro, el Presidente re-electo en un proceso electoral cuestionado por el Poder Legislativo, tendrá en el Presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, el adversario opositor más consistente de los últimos tiempos. | Fotomontaje Sol de Pando

Maduro asegura que su régimen es un modelo inédito de democracia. “En 19 años hemos tenido 25 elecciones”, destacó el gobernante venezolano enfatizando que 23 de esos comicios fueron ganados por su partido instalado en el poder desde 1999. Recordó que el 15 de agosto de 2004, bajo la presidencia de Hugo Chávez, Venezuela fue el primer país del mundo en realizar un Referéndum Revocatorio “por primera vez en siete mil años de historia de la humanidad…”.

© Redacción Sol de Pando
El juramento y acto de posesión del nuevo mandato presidencial de Maduro se realizó en el Tribunal Supremo de Justicia y no en Parlamento, evidencia de la crisis institucional del régimen. | Foto EFE

La posesión del segundo mandato presidencial de Nicolás Maduro, bajo un régimen de partido único, ha desatado una tensión institucional interna frente a la Asamblea Nacional —pilar del Poder Legislativo— donde las fuerzas políticas opositoras subsisten legalmente en medio de su marginamiento dentro de dicho régimen. La crisis venezolana también trasciende el plano internacional con creciente agudeza. Se continentaliza con la formación de un bloque anti-estalinista en el Grupo de Lima; mientras que autocracias como las de Rusia, China, Turquía y de la Unión Africana cierran filas a favor de Maduro buscando un enfrentamiento con Estados Unidos.

El Parlamento venezolano, único bastión institucional de la oposición al régimen de Maduro. Este órgano se negó a posesionar al Presidente re-electo y ante un virtual vacío de poder podría conformar un Gobierno provisorio en los próximos días. | Foto EFE

Internamente, la Asamblea Nacional elegida en los comicios parlamentarios de 2015, con mayoría opositora y con mandato hasta enero del año 2021, se encuentra semi-proscrita por el gobierno de Maduro (que redujo casi a la nada el presupuesto parlamentario); y sin embargo aquel cuerpo legislativo y fiscalizador mantiene regularidad en sus sesiones y se negó a reconocer la legalidad de las elecciones presidenciales del 20 de mayo del pasado año, cuando Maduro fue re-electo sin participación electoral de las principales organizaciones opositoras que se declaran perseguidas.

Al no ser reconocido por el Poder Legislativo, el Presidente re-electo ha jurado y fue posesionado este jueves ante el Poder Judicial, en el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), cuyo presidente que le tomó el juramento, Maikel José Moreno Pérez, es militante del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y allegado al entorno íntimo de Maduro.

La Asamblea Legislativa Nacional no reconoce el nuevo mandato del Presidente re-electo, posesionado hoy por el TSJ. Desde esa perspectiva existe un vacío de poder. Por su parte Maduro acusa de inconstitucional la negativa parlamentaria para tomarle el juramento, y anunció la disolución del órgano legislativo para su definitiva sustitución con la Asamblea Nacional Constituyente, elegida en unos comicios del 30 de julio de 2017 con participación exclusiva de militantes y aliados del partido gobernante. El mecanismo para disolver el Parlamento sería adelantar elecciones parlamentarias, que constitucionalmente están previstas para fines del 2020.

De la polarización al poder dual

Todos los poderes del Estado bolivariano de Venezuela, excepto el Parlamento con mayoría de diputados y senadores opositores, están concentrados en manos de Maduro y su partido.

La Asamblea Nacional que desde el pasado 5 de enero preside el diputado Juan Guaidó Márquez, una vez que formalizó su desconocimiento a la posesión de Maduro, tiene la potestad de nombrar un Gobierno provisional hasta la convocatoria de nuevas elecciones.

El pasado martes, tras inaugurarse la gestión legislativa, Guaidó convocó a los venezolanos, incluyendo miembros de las Fuerzas Armadas, a forjar un censenso para formar “un gobierno transitorio y nuevas elecciones dentro del marco de la Constitución«. El Presidente transitorio podría ser el mismo Juan Guiadó, integrante de la organización centroizquierdista opositora “Voluntad Popular” encabezada por el ex candidato presidencial Leopoldo López.

En respuesta al anuncio del Guaidó, Diosdado Cabello, Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC, poder legislativo paralelo al Parlamento), amenazó con encarcelar al presidente de la Asamblea Nacional y disolver ese órgano legislativo adelantando elecciones parlamentarias.

Nadie debe extrañarse si la ANC toma medidas para sanear esa Asamblea”, dijo Cabello el miércoles respondiendo a Guaidó. “Haremos lo que tengamos que hacer” advirtió el presidente de la ANC en su programa televisivo “Con el mazo dando”, y amenazó incluso a su adversario con un represalia a cárcel. “Nadie lo conoce, pero conocerá Ramo Verde”, dijo Cabello refiriéndose a la prisión militar de Caracas (Ramo Verde), donde Guaidó podría ser recluido en caso de que el Poder Legislativo que preside promueva un Gobierno provisional para sustituir a Maduro.

La borrosa línea democrática

En medio de una escenografía bizarra, el Presidente de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, profirió amenazas contra el Presidente de la Asamblea Nacional desde su programa televisivo “Con el mazo dando” | Foto AP

En su discurso de posesión, Nicolás Maduro dijo que el desconocimiento a su nuevo Gobierno por parte de la Asamblea Nacional de Venezuela, forma parte de un “golpe de Estado” que se gesta en contra de su régimen, en concomitancia con los países del Grupo de Lima, de la Unión Europea y Estados Unidos que no asistieron al acto.

Maduro asegura que su régimen es un modelo inédito de democracia, donde la práctica permanente del voto es garantía de la expresión popular. “En 19 años hemos tenido 25 elecciones”, destacó el gobernante venezolano enfatizando que 23 de esos comicios fueron ganados por su partido instalado en el poder desde 1999. Recordó que el 15 de agosto de 2004, bajo la presidencia de Hugo Chávez, Venezuela fue el primer país del mundo en realizar un Referéndum Revocatorio “por primera vez en siete mil años de historia de la humanidad…”.

También destacó que en los últimos 16 meses, Venezuela ha protagonizado cinco elecciones consecutivas (subnacionales para munícipes y gobernadores, parlamentarias, constituyente y la última presidencial). “En qué país del mundo se hacen elecciones consecutivas para consultar al pueblo”, preguntó. “Ni en Estados Unidos”.

Sin embargo, los críticos del régimen aseguran que esa frecuencia de consulta en las urnas es la clave para consolidar un régimen autocrático y partidocrático, fraudulento y carente en el sistema de mecanismos idóneos de control y fiscalización sobre actos crecientes de corrupción, debido a que todos los poderes del Estado, incluyendo la Corte Electoral, están sometidos a las consignas emanadas por la cúpula neo-estalinista.

LINKS RELACIONADOS
sopa de mani



Soria Galvarro



Komadina



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center