Data: septiembre 10, 2020 | 13:50
LA TRAGEDIA DE UN DEFENSOR DE INDÍGENAS | El indigenista más famoso del Brasil recibió un flechazo en el pecho cuando se dirigía a proteger a un grupo de indígenas de la nación Uru-Eu-Wau-Wau que está en apronte ante la invasión a su territorio de garimpeiros y madereros…

TRIBU AISLADA MATA POR ERROR A RIELI FRANCISCATO

Rieli Franciscato, funcionario de la Funai, brindando atención médica a un indígena de la nación Uru-Eu-Wau-Wau, en Rondonia. La Funai está siendo desmanteada por el gobierno de Bolsonaro. | Foto Gessyane Dias

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando | Servicio Informativo Datos & Análisis

DISPONIBLE EN PDF
BAJAR

Rieli Franciscato, un prominente defensor de los derechos indígenas en la Amazonia brasileña, especialmente de los pueblos en aislamiento voluntario, recibió una flecha en el corazón cuando intentaba tomar contacto con miembros de la tribu Uru-Eu-Wau-Wau para defenderlos de pobladores civiles que los van asediando en una zona limítrofe con el territorio indígena protegido, en el Estado de Rondonia, fronterizo con Bolivia.

El luctuoso hecho aconteció la tarde de ayer, miércoles. La noticia fue difundida anoche desde Rio Branco por el periodista acreano Altino Machado.

Según los datos provenientes de Rondonia, Rieli y un pequeño grupo de funcionarios de la Fundación Nacional do Índio (Funai) se dirigía al encuentro de un grupo de indígenas no contactados que se había aproximado a la línea demarcatoria de su territorio para frenar el avance de madereros y garimpeiros furtivos que intentaban invadir el bosque protegido. Los indígenas confundieron al grupo de Franciscato con invasores y los atacaron a flechazos, impactando en el pecho del ambientalista que encabezaba la misión de apoyo a esos mismos indígenas.

“MORRER SE PRECISO FOR, MATAR JAMAIS” —Amigo do sertanista Rieli Franciscato (foto), que morreu no final da tarde desta…

Publicado por Altino Machado en Miércoles, 9 de septiembre de 2020

Las últimas horas de Rieli Franciscato

Franciscato, de 56 años, era proveniente del vecino Estado de Pará. Desde muy joven dedicó su vida a la defensa de los pueblos indígenas no contactados de la Amazonia, en el Estado de Rondonia. Se lo consideraba el “último y mayor sertanista vivo”. En los años 80’ fue uno de los fundadores de la organización Etnoambiental Kanindé y trabajó en los frentes de monitoreo en la Tierra Indígena Valle del Javari, en el Estado de Amazonas, junto con el prestigioso antropólogo Sydney Possuelo.

En el momento de su muerte, que se la considera trágicamente accidental, Rieli se desempeñaba como Coordinador del Frente de Protección Etnoambiental Uru-Eu-Wau-Wau de la Fundación Nacional del Índio (Funai).

La antropóloga Ivaneide Cardozo, quien trabajaba junto al fallecido, narró a la agencia informativa Amazônia Real que su compañero le había informado en la mañana del miércoles acerca de un grupo de indígenas no contactados que se había aproximado a la línea demarcatoria de su territorio para frenar el avance de madereros y garimpeiros furtivos que intentaban invadir el bosque indígena protegido.

“Rieli estaba allí para proteger a esos indígenas, pero los aislados no saben quiénes son amigos o enemigos. El bosque de los pueblos aislados se está quemando. Hemos estado preocupados por esto durante días. Teníamos información sobre invasiones en esa región. Rieli estaba súper preocupado. Si los indios no contactados están saliendo y atacando es porque alguien los está asediando”, dijo Ivaneide Cardozo.

La misma agencia Amazônia Real, tomó contacto telefónico en horas de la mañana con Franciscato. Informó que se hallaba vigilando a prudente distancia al grupo de indígenas conocido como “Isolados do Cautário” (“Aislados del Cautario”), en referencia al río del mismo nombre. Desde junio, estas personas venían apareciendo en la zona rural del municipio rondonense de Seringueiras. El indigenista, que defendía radicalmente el no contacto con los aislados, actuó para evitar un conflicto entre el grupo y los invasores, “pero el trabajo era precario y sin estructura”, precisó Amazônia Real.

En un audio al que tuvo acceso la Amazônia Real, Rieli comentó con su amiga Ivaneide una de sus últimas preocupaciones, justo antes de acudir al encuentro con el grupo de los aislados. “Acabo de recibir información de que los indios aparecieron en la línea 6 y veré esta situación. Ni siquiera tendré gente para poner allí. Clayton [un funcionario de la Funai] está postrado en cama. Posiblemente tenga Covid”, dijo Rieli, sin sospechar que la muerte rondaba a su alrededor.

O BRASIL DO FUTURO — Conheça o Brasil do futuro sonhado pelo renomado sertanista Rieli Franciscato, que morreu no final da tarde desta quarta-feira (9), após ser flechado no coração por indígena de um grupo que vive em isolamento na região de Seringueiras (RO). Coordenador da Frente de Proteção Etnoambiental, ele era o maior defensor das etnias da Terra Indígena Uru-Eu-Wau-Wau (Amondawa, Uru-Eu-Wau-Wau e isolados).

Publicado por Altino Machado en Jueves, 10 de septiembre de 2020
La última entrevista con Franciscato | Video cortesía de Altino Machado

La muerte trágica de un defensor de los pueblos aislados

Según narró Moisés Campé, funcionario de la Funai que acompañaba a Rieli en el momento del ataque, unos agricultores habían visto a los indígenas aislados en la zona rural del municipio de Seringueiras y comunicaron el caso a la Funai. Él, Rieli y dos policías militares se trasladaron a la región para hablar con los campesinos y orientarlos en caso de que los indígenas volvieran a aparecer. Salieron de la base de Bananeira para la protección de los aislados, alrededor de la 1 de la tarde, y luego de conversar con los vecinos, partieron a buscar rastros del grupo indígena.

Alrededor de las 17 horas ingresaron al bosque, en el límite del Territorio Indígena Uru-Eu-Wau-Wau. Caminaron unos 30 metros, y cuando subieron una colina se disparó una flecha que golpeó a Rieli directamente en el pecho. Campé dice que no vieron a los indígenas que efectuaron el ataque, solo escucharon el ruido de las pisadas cuando los atacantes corrían en su huida. “No esperábamos esto porque no son indígenas en conflicto”, lamentó Campé.

Uno de los policías militares que también acompañó a Rieli Franciscato en esa mortal expedición, difundió este relato vía whatsaap:

“Cuando llegamos al límite de la frontera Uru-Eu-Wau-Wau, vimos el letrero de la reserva Funai que prohibía ingresar allí. Rieli empezó a subir hacia una pequeña colina, un indígena iba detrás de él junto a la soldado Luciana, y yo un poco detrás de ella. De pronto sólo escuchamos el sonido de la flecha perforando en seco su pecho, él grito, se sacó la flecha, retrocedió unos 50 a 60 metros y cayó prácticamente muerto. Logramos llevarlo al coche patrullero que estaba sobre la carretera, pero llegó muerto al hospital; nuestro amigo lamentablemente se había ido”.

Según Ivaneide Cardozo, la muerte de Rieli se produjo debido a las condiciones precarias de su trabajo en una Funai desmantelada por el gobierno de Bolsonaro. “No había mucha gente que lo acompañara, porque, lamentablemente, esta Funai de ahora no da garantías a sus funcionarios. Rieli fue uno de los mayores defensores de los indígenas en aislamiento voluntario y murió dando su vida por lo que siempre defendió” —dijo Cardozo—.  “Su mayor preocupación era que algunas personas que ahora están en la Funai quieren hacer contacto y él haría cualquier cosa para evitar que eso suceda».

Vamos sempre lembrar que quem matou o Rieli não foi a flecha de índio isolados.Foi a política anti-índio do Governo…

Publicado por Armando Soares Guarani Kaiowá en Jueves, 10 de septiembre de 2020

Responsabilizan a la política etnocida de Bolsonaro

Armando Soares Guarani Kaiowá, un ex técnico indigenista de la Funai, en Río Branco, responsabilizó de la muerte de Rieli Franciscato a la política anti-indigenista del presidente Jair Bolsonaro, que ha desmantelado la Funai quitándole capacidad operativa para la defensa de los territorios indígenas que están protegidos por la Constitución brasileña de 1988. Bolsonaro pretende romper las fortalezas constitucionales y legales que protegen a los pueblos en aislamiento voluntario, para facilitar la invasión en curso de empresarios mineros, madereros y agroindustriales.

“Siempre recordaremos que lo que mató a Rieli no fue la flecha de los índios aislados” —escribió Armando Soares—. “Fue la política anti-indígena del Gobierno de Bolsonaro que desestructuró los Frentes de Protección Etnoambiemtal y las Bases de Protección, estimulando la presencia de invasores de la Tierras Indígenas que están amenazando al pueblo no contactado del Territorio Indígena Uru-Eu-Wau-Wau, tanto a los indígenas Uru-Eu-Wau-Wau como a otros varios (4 o 5) grupos/pueblos aislados localizados en aquel Territorio Indígena”.

Soares recuerda que esos mismos indígenas en aislamiento voluntario ya habían salido hacia el límite de demarcación de su territorio hace un mes y medio, intentando bloquear la invasión de garimpeiros (mineros del oro) y madereros que pretenden apropiarse del bosque indígena. “No están saliendo de su aislamiento en busca de comida o para llevarse herramientas o utensilios de los colonos, están saliendo a defender su territorio, puesto que la Funai ya no tiene fuerzas para asumir esa defensa”, dijo a Sol de Pando el técnico indigenista de Rio Branco.

Actualmente, según el portal Amazônia Real, el mapa del Territorio Indígena Uru-Eu-Wau-Wau, donde trabajaba Rieli, es presa de voraces incendios forestales provocadas por madereros y agroindustriales.

“La culpa de su muerte es el descuido e incompetencia de la Funai y de quienes hoy orbitan en torno a su actual Presidente y la Coordinadora de Indios Aislados”, criticó el antropólogo Sydney Possuelo, quien fue presidente de la Funai durante el gobierno de Lula.

«El Gobierno busca destruir a la Funai como institución, destituyendo a los funcionarios que están en la misión más difícil y peligrosa, y acelerando el proceso de destrucción de pueblos indígenas aislados o no», dijo Possuelo.

Amazônia Real intentó comunicarse con el actual presidente de la Funai, el delegado de la Policía Federal Marcelo Augusto Xavier da Silva, quien no se ha pronunciado oficialmente sobre el caso y se niega a responder requerimientos de la prensa, advierte el portal amazónico.

Uru-Eu-Wau-Wau: Tierra en disputa | VIDEO

pueblos-indigenas
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center