Data: noviembre 25, 2016 | 21:21
RESISTIR EN LA AMAZONIA | Chinos ocupan territorio originario sin Consulta Previa

Indígenas Shuar del Ecuador se sublevan contra la empresa minera china EXA

Fueron expulsados de en agosto con uso de fuerza policial. Intentan recuperar su territorio ahora ocupado por una empresa minera china | Fotomontaje Sol de Pando

Fueron expulsados de en agosto con uso de fuerza policial. Intentan recuperar su territorio ahora ocupado por una empresa minera china | Fotomontaje Sol de Pando

© Redacción Sol de Pando en Xapurí
El pueblo Shuar no fue consultado para conceder su territorio a un proyecto de explotación minera | Foto archivo Sol de Pando

El pueblo Shuar no fue consultado para conceder su territorio a un proyecto de explotación minera | Foto archivo Sol de Pando

Mientras en el Brasil pueblos en aislamiento voluntario como los Yanomani sufren un nuevo avasallamiento en su territorio invadido por miles de mineros que —contratados por empresas trasnacionales— buscan y explotan oro en los ríos de la Amazonia, en el Ecuador el pueblo indígena Shuar pasó a la ofensiva intentando recuperar los bosques de donde fueron expulsados hace tres meses por la empresa minera china ExplorCobres S.A. (EXA), en un área de la Amazonia ecuartoriana que se encuentra militarizada para proteger las instalaciones de esa empresa.

El pasado lunes 21 de noviembre, los Shuar realizaron un ataque armado a la empresa minera china Explorcobres S.A. (EXSA), que registró varios policías con heridas leves, informó el Ministerio del Interior. Los atacantes habrían utilizado, además de flechas, escopetas de caza disparando perdigones que lesionaron a los guardianes del campamento minero, sin causar graves daños.

“En el asalto a las instalaciones de la concesionaria y el operativo de recuperación de las inmediaciones, fueron heridos (algunos con impacto de perdigones) 14 policías y un guardia de seguridad que prestaba sus servicios en la minera”, preciso el ministro del Interior Diego Fuentes.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) admitió el hecho. Sin embargo aclaró que la acción directa de los indígenas amazónicos fue una respuesta defensiva a la persecusión que sufren los líderes del pueblo Shuar desde el pasado mes de agosto, cuando esta comunidad fue obligada a abandonar su territorio originario, con uso de la fuerza policial, para facilitar la instalación de un campamento minero en favor de la concesionaria china.

Disturbios en la ciudad amazónica de Macas, capital de la provincia Morona Santiago donde habita la etnia Shuar. | Foto El Comercio de Quito

Disturbios en la ciudad amazónica de Macas, capital de la provincia Morona Santiago donde habita la etnia Shuar. | Foto El Comercio 

En su comunicado del 22 de noviembre, la Conaie indicó que “centenares de policías y militares” reprimieron “con una incursión por aire y por tierra a los comuneros shuar de Nankins, que desde ayer (lunes) retomaron su presencia en el territorio comunitario” del que fueron desalojados en agosto pasado por estar en el área de concesión a Explocobres S.A. (ECSA).

Además, la Conaie informó de la supuesta detención de Claudio Washikiat, vicepresidente de la Federación Interprovincial de Centros Shuar (Ficsh), cuando intentaba mediar con los uniformados para evitar una escalada de la violencia.

La concesión minera fue entregada a la empresa china Explorcobres, filial de EcuaCorriente, la misma que en agosto pasado entró con maquinaria a la zona, desalojándo a las comunidades indígenas que habitan en este territorio, considerado ancestral.

Por su parte de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confenaie), afirmó que comuneros de la nacionalidad shuar del sector Nankins ocuparon el campamento de manera pacífica sin encontrar resistencia por parte de los trabajadores de la empresa. “Decenas de comuneros se encuentran posecionados en el lugar y denuncian la intención de movilizar a militares desde otros sectores, situación que mantiene a la población en máxima alerta”, reza el texto.

La etnia Shuar rechaza la presencia de EXSA, que explota cobre en un área de casi 41.800 hectáreas de Morona Santiago mediante una concesión para 25 años, de acuerdo con la agencia estatal Andes.

Un proyecto minero en território indígena sin Consulta Previa

Las instalaciones de la empresa minera china con fuerte respaldo policial y militar. | Foto ElTiempo.com.ec

Las instalaciones de la empresa minera china con fuerte respaldo policial y militar. | Foto ElTiempo.com.ec

“El pueblo de Nankins nunca fue consultado para que la empresa ingrese a su territorio por tanto la acción tomada goza de total legitimidad y debe ser respetada por el gobierno ecuatoriano”, sostiene la Confenae en su comunicado.

El proyecto Panantza-San Carlos está ubicado al sur-este del Ecuador, en la provincia amazónica de Morona Santiago, en la que se encuentran la mayor parte del territorio del pueblo Shuar, históricamente conocido como “el pueblo de las cascadas sagradas”.

Este proyecto minero está bajo control de ExplorCobres S.A (EXSA), empresa minera subsidiaria de Corriente Resources Inc., de capital chino aunque registrada en Canadá; la misma que es titular de las trece concesiones que conforman el “Proyecto Panantza-San Carlos” cuya superficie abarca 14.000 hectáreas ubicadas en los cantones Limón Indanza (parroquia San Miguel de Conchay) y San Juan Bosco (parroquias Santiago de Panantza y San Carlos de Limón), en la provincia de Morona Santiago. Estas mismas empresas controlan el proyecto Mirador, conocido por los lamentables atropellos cometidos contra pobladores de  Zamora Chinchipe, donde también hubo desplazamiento violento.

El proyecto Panantza-San Carlos pretende explotar un yacimiento de 3.200 hectáreas con cobre, oro y molibdeno. Para ello, la empresa proyecta construir dos minas a cielo abierto en las que  procesará 90.000 toneladas de cobre al día, generando grandes cantidades de desechos, utilizando miles de litros de agua cada día. El proyecto tiene una vida útil de 21 años, en los que se extraerá de la tierra un total de 678 millones de toneladas de mineral procesado. Al finalizar las operaciones, la empresa propone que las dos minas a cielo abierto se llenen con agua dulce.

LINKS RELACIONADOS
columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ