Data: julio 31, 2021 | 12:21
EXIGEN REVOCAR SU LIBERTAD PROVISIONAL | La agencia rusa Sputnik informa que el líder del nuevo partido gobernante integra una organización mafiosa dedicada a extorsionar con licencias y cargos públicos. Ya había sido sentenciado en 2019 con pena de cárcel…

FISCALÍA PERUANA DICE QUE CERRÓN ES JEFE DE UNA MAFIA

Evo Morales y el presunto mafioso peruano Vladimir Cerrón mantienen una estrecha amistad, desde mucho antes de la aparición en la escena del actual presidente Castillo. | Foto AFP

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal

© Redacción Sol de Pando

En Bolivia se popularizó su nombre cuando se lo vio junto al ex presidente Evo Morales cenando en uno de los restaurantes más lujosos y caros de Lima, noche antes de la posesión del nuevo presidente peruano Pedro Castillo. Es Vladimir Cerrón Rojas, el jefe-propietario del partido Perú Libre, organización de tinte neo-estalinista con que Castillo ganó las elecciones. Se encontraba bajo prisión suspendida en cumplimiento de una sentencia por delitos de corrupción.

El 5 de agosto de 2019, un juez de Huancayo lo sentenció a cinco años de cárcel a causa de un soborno de 230.000 dólares que había exigido a la empresa constructora Altiplano, por una obra que quedó inconclusa durante su gestión como Gobernador de Junín entre los años 2011 y 2014. Apeló y la pena fue reducida a cuatro años con “prisión suspendida”, una especie de libertad provisional.

Según informó en la víspera la agencia rusa Sputnik, el Ministerio Público del Perú ha requerido al juzgado del caso se revoque la prisión suspendida y se lo recluya en una cárcel pública al evidenciarse el estrecho vínculo de Cerrón con una organización mafiosa denominada “Los Dinámicos del Centro”.

La posición de la Fiscalía peruana fue oficializada ayer, viernes 30 de julio, a través del siguiente comunicado en la red del Twitter:

El Ministerio Público viene investigando a la organización criminal denominada «Los Dinámicos del Centro», una mafia dedicada al otorgamiento, bajo sobornos, de licencias de conducir en Junín.

Otras fuentes señalan que Cerrón también habría utilizado esa organización para extorsionar y cobrar sobornos en la asignación de cargos, entre otros actos de corrupción y enriquecimiento ilícito durante el ejercicio de su función pública.

La solicitud formulada por la fiscal Bonnie Bautista se sustenta en que «existirían indicios reveladores —como conversaciones existentes en las actas de lectura de celular, actos de corroboración con el aspirante a colaborador eficaz y la información brindada por los aspirantes a colaboradores eficaces— que harían presumir que Cerrón Rojas sería integrante de la mencionada organización criminal», según el boletín oficial del Ministerio Público emitido en la víspera.
 
La fiscal Bautista también sostiene que el ex Gobernador de Junín «conocía del tráfico de licencias en el interior de la Dirección Regional de Transportes y Comunicaciones y del direccionamiento en la contratación de personal bajo la modalidad CAS, todos con afinidad al partido político que lidera».
El requerimiento fiscal ha establecido un plazo de investigación de 36 meses. La recepción de la declaración indagatoria a Cerrón Rojas,  está programada para el 26 de agosto o el 31 de agosto de 2021.

En sus indagaciones, la Fiscalía  ha descubierto que varios militantes de Perú Libre, incluso parlamentarios recién elegidos, pertenecen a esa organización mafiosa; además insisten que Cerrón tendría vínculos muy estrechos con dicha banda. Es sospechoso de ser el jefe de aquella mafia.

Por tal motivo, se está solicitando a la Justicia que se le revoque la prisión suspendida por el delito de negociación incompatible, y esta sea cambiada por prisión efectiva.

El presidente de Perú, Pedro Castillo, asumió el mando el pasado 28 de julio para el periodo 2021-2026. Llegó al poder con la sigla de Perú Libre, partido cuyo jefe y propietario es Cerrón Rojas. Debido a su sentencia en curso, el sindicado de mafioso está impedido de ejercer cargos públicos, pero está decidido a influir en las políticas, negocios y designaciones en el flamante Gobierno de Castillo.

Nexos políticos de Cerrón y Evo Morales

Evo Morales y Vladimir Cerrón mantienen una estrecha amistad desde mucho antes de la aparición en la escena del actual presidente Castillo. Durante las elecciones bolivianas de octubre de 2019 —que fueron anuladas debido a innumerables irregularidades que pretendían garantizar un cuarto mandato de Morales mediante un ilegal prorroguismo— Cerrón declaró la victoria del jefe cocalero proclamándolo Presidente re-electo de Bolivia. En agosto de ese mismo año, Cerrón había sido sentenciado por los sobornos que cobró como Gobernador de Junín.

La noche del pasado 26 de julio, en vísperas de la posesión de Carrillo, Cerrón y Morales se exhibieron en el lujoso restaurante “Cala” en la aburguesada zona de Miraflores, donde el presunto jefe mafioso peruano había ofrecido una “cena de gala” al ex Presidente boliviano. El presidente Castillo no asistió a esa cena.

Aquella ostentación llamó la atención de la prensa peruana, considerando el discurso ultra radical de Cerrón en favor de la población empobrecida. En un twitt lanzado el pasado 29 de julio, el jefe de Perú Libre fungió dando línea al nuevo Presidente peruano al exigir la rebaja en las tarifas de los servicios básicos: “Agua, luz y gas, deben rebajarse, porque los recursos estarán al servicio del pueblo y no de los ricos. Hay que ponerse el alma”, escribió el demagogo neo-estalinista.

Amplios sectores democráticos en Perú, de izquierda y de derecha, temen que el apoltronamiento de Cerrón detrás del trono implique el recrudecimiento de la ola narco-terrorista en el país vecino.  Se sospecha que mantiene vínculos ocultos con células activas de Sendero Luminoso.  

El nuevo Primer Ministro que encabeza el Gabinete de Castillo, Guido Bellido Ugarte, es la principal “cuota” de Cerrón en el Poder Ejecutivo. Bellido fue procesado por hacer apología pública de Sendero Luminoso, conducta penada por una Ley de Seguridad Nacional del Perú.

LINKS RELACIONADOS

datos-y-analisis

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center