Data: noviembre 22, 2018 | 13:41
UN ESCENARIO DE MÁXIMA GALA | Piraí Vaca, Marcelo Peña, Pablo Henrich y Diego Ballón se presentarán en la misma sala de conciertos donde Led Zeppelin recibió un memorable tributo el año 2012, también en el mes de la Navidad...

Artistas bolivianos brillarán en el Kennedy Center

La sala de conciertos del gigante complejo cultural tiene capacidad para llenar un público de 2.500 personas. Se encuentra a la vanguardia tecnológica por sus nuevos estándares para la accesibilidad y un sonido mejorado con un toldo de gran acústica. Las luces de araña de cristal de Hadelands posibilitan una visibilidad óptima del escenario, detrás del cual se luce un antiguo órgano de 4.144 tubos. | Fotomontaje Sol de Pando

© Redacción Sol de Pando

El guitarrista Piraí Vaca, el quenista Marcelo Peña, el pianista Diego Ballón y el tenor Pablo Henrich-Lobo son la atracción de un concierto que se realizará el 9 de diciembre en el Kennedy Center de Washington, el más importante complejo para las artes escénicas de la capital norteamericana, donde también funciona la sede de la Orquesta Sinfónica Nacional de Estados Unidos.

El evento artístico pre-navideño denominado Concierto de la Esperanza, es auspiciado por la organización humanitaria Arco Iris América con el fin de recaudar fondos de beneficencia para niños de la calle en Bolivia.

La sala de conciertos del gigante complejo cultural establecido en memoria del presidente John F. Kennedy en 1971, tiene capacidad para llenar un público de 2.500 personas que sin duda asistirán al recital. Según datos del Consulado de Bolivia en Washington, esta ciudad cuenta con alrededor de 75.000 residentes bolivianos en el área metropolitana de Washington, concentrados especialmente en el norte de Virginia.

La sala se encuentra a la vanguardia tecnológica por sus nuevos estándares para la accesibilidad y un sonido mejorado con un toldo de gran acústica. Las luces de araña de cristal de Hadelands, donados por el gobierno de Noruega, posibilitan una visibilidade óptima del escenario. Detrás del escenario hay un antiguo órgano de 4.144 tubos, reliquia donada por un museo de Boston.

Uno de los acontecimentos más importantes de la última década celebrado en el Concert Hall del Kennedy Center, fue el tributo en vida a la legendaria banda de rock Led Zeppelin, el 2 de diciembre d 2012, al que asistieron el presidente Barack Obama y estrellas de Hollywood como Dustin Hoffman, Jack Nicholson, Robert de Niro y Angelina Jolie, entre muchos. Fue cuando el mundo vio a los rockeros Jimmy Page, Robert Plant y John Paul Jones —septuagenarios ya— recibiendo el homenaje vestidos de frac. El hijo del fallecido baterista de la banda John Bonham, Jason, actuó junto a las cantantes  Ann Wilson y Nancy Lamoureux Wilson, interpretando una versión memorable de “Escalera al cielo” que cerró el tributo con broche de oro.

El Tributo a Led Zeppelin en el Kennedy Center | VIDEO

88737630221/

La música erudita boliviana

Aquel escenario donde Led Zeppelin fue objeto del conmovedor culto, es el mismo donde los cuatro artistas bolivianos mostrarán al público norteamericano la alta escuela musical contemporánea que se ha desarrollado en nuestro país mediante la obra pionera de eruditos como el maestro Alberto Villalpando.

El dúo Peña-Ballón, fusión andina de quena y piano | Foto Teatro Municipal de La Paz

El quenista Marcelo Peña y el tecladista Diego Ballón ensamblarán un dúo fusionando viento andino y piano jazzista. Peña es uno de los quenistas más experimentados de Bolivia. Su currículum indica que se encarnó en la quena desde los tiempos de la Peña Naira de donde surgieron Los Jairas con Alfredo Domíngez y Ernesto Cavour, y donde la diva chilena Violeta Parra vivió su melodramático romance boliviano. La quena de este eximio autodidacta sonó en las melodías de emblemáticos grupos como Altiplano, Wara y Luz del Ande. Por su parte el joven tecladista  Diego Ballón pertenece al Conservatorio Nacional de Música de La Paz y fue discípulo del maestro Einar Guillén (Bolivian Jazz). Es fundador y tecladista de la banda boliviana Efecto Mandarina.

El tenor Pablo Henrich cantará acompañado por una pianista rusa. | Foto Art Soiree

El tenor Pablo Henrich-Lobo es una revelación de la lírica boliviana. Su voz dio vida a un personaje histórico de la política contempránea local en la magistral opera “El Compadre” —compuesta por el maestro Nicolás Suárez— que se estrenó en junio del pasado año en el Teatro Municipal de La Paz. Henrich estudió canto y música en la Universidad Católica de Washington y culminó sus estudios en Roma. El repertorio que ofrecerá en el concierto del 9 de diciembre, en el Kennedy Center, tendrá el acompañamiento de la virtuosa pianista rusa Anastassia Ivanova, egresada del Conservatorio Estatal Tchaikovsky de Moscú.

 
LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center