Data: enero 31, 2014 | 11:31
El tesorero de Fegabeni, Jorge Wichtendall, dijo que las riadas destruyen las alambradas, casas y corrales, mientras que los animales pierden peso al trasladarlos de un lugar a otro...

Ganaderos del Beni reportan la pérdida de 20.000 cabezas a causa de las inundaciones

Las pérdidas del sector ganadero ascendían hasta el martes a más de 5 millones de dólares. Esa cifra se incrementó en las últimas horas. | Foto El Deber

Las pérdidas del sector ganadero ascendían hasta el martes a más de 5 millones de dólares. Esa cifra se incrementó en las últimas horas con la muerte del ganado bajo las riadas. | Foto El Deber

Las riadas destruyen las alambradas, casas y corrales. Los animales pierden peso al trasladarlos de un lugar a otro. | Foto Archivo

Las riadas destruyen las alambradas, casas y corrales. Los animales pierden peso al trasladarlos de un lugar a otro. | Foto Archivo

© Redacción Sol de Pando

Después de la pérdida de vidas en Rurrenabaque, ahora el Beni enfrenta las consecuencias de las inundaciones en el corazón de su aparato productivo. Los ganaderos de la región concentrados especialmente en los municipios de San Ignacio, San Lorenzo y San Francisco dentro la provincia Moxos, y en San Borja (provincia Ballivián), reportaron cuantiosas pérdidas en sus hatos.

La Federación de Ganaderos de Beni (Fegabeni) presentó al Centro de Operaciones de Emergencia (COE) del Beni el estado de situación y requerimiento de apoyo para los productores de ambas provincias que están movilizando su ganadería por efecto de la crecida de los ríos.

Fegabeni reportó, según la red Erbol,  la pérdida de al menos 20.000 cabezas de reses a causa de las inundaciones. Brigadas de veterinarios se encuentran en la región para evitar epidemias.

El jueves, el tesorero de Fegabeni, Jorge Wichtendall, informó a la agencia estatal de noticias ABI que el sector perdió 5 millones de dólares. “En cuanto a pérdidas vamos por las 9 mil cabezas, que más o menos esto asciende a 5 millones de dólares considerando la logística, porque se gasta dinero para sacar el ganado a las alturas”, declaró a ABI. La información de Erbol duplica la cantidad de reses perdidas.

Wichtendall dijo que las riadas destruyen las alambradas, casas y corrales, mientras que los animales pierden peso al trasladarlos de un lugar a otro. Informó que las provincias más afectadas por la inundación son Moxos, Marbán, Ballivián y Cercado, anegadas por las fuertes lluvias y rebalse de ríos.

“Hay gran cantidad de agua, hay lugares donde el ganado está en las lomas…”, lamentó.

Ante esa situación los ganaderos del Beni esperan que las autoridades departamentales y nacionales brinden la ayuda que necesitan para evitar mayores daños a la llamada ‘industria madre’ de esa región, tomando en cuenta que el Gobierno decretó emergencia nacional.

Desastre nacional

El viceministro de Defensa Social, Oscar Cabrera, informó este viernes a Erbol que los municipios benianos de Rurrerenabaque, Reyes y Santa Rosa; San Buenaventura de La Paz; trópico de Cochabamba y Yapacaní de Santa Cruz son los más azotados por las inundaciones, con miles de afectados.

“Hasta el momento tenemos 27.000 familias (damnificadas), 14.000 hectáreas (dañadas) de diferentes tipos de cultivos en todo el país y 1.400 viviendas (deterioradas) en varios departamentos, pero más en Beni, norte de La Paz y Cochabamba”, dijo a la Red Erbol.

La autoridad gubernamental explicó que existen 26 personas fallecidas y cuatro desaparecidas, a consecuencia de riadas e inundaciones en los departamentos de Beni, Cochabamba y La Paz, regiones más “golpeadas” por el fenómeno natural.

Los ríos Ichilo y Beni fueron declarados en alerta roja por el constante crecimiento y desborde de las aguas. Los afluentes están siendo monitoreados para alertar a los habitantes de la zona y evitar desastres.

En los departamentos de Chuquisaca y Potosí, a pesar de las lluvias, poco se han reportado de las riadas pero sí de las granizadas que afectaron algunos sembradíos.

LINKS RELACIONADOS