Data: diciembre 18, 2020 | 12:44
CONFRONTACIÓN ÉTICA EN EL MAS | Noemí Meneses, la concubina infantil de Evo Morales, reveló la animadversión que siente el ex mandatario por el actual vicepresidente David Choquehuanca. El dato fue difundido por el periodista Rafael Archondo…

A CHOQUEHUANCA “EVO NO LO QUIERE”, SEGÚN NOEMÍ

Sobre David Choquehuanca, la opinión de Evo Morales es clara: “No lo quiere, ha hablado mal del MAS”, le dice Noemí a su hermana mediante un mensaje por el Whatsaap. | Fotomontaje Sol de Pando

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando

A fines del pasado mes de agosto, el periodista Rafael Archondo Quiroga, editor del blog La H Parlante, tuvo acceso a los mensajes de Whatsapp enviados y recibidos por la joven Noemí Meneses Chávez entre el 22 de diciembre de 2019 y el 7 de julio de 2020, interceptados por la Policía boliviana en la localidad cochabambina de Tiraque, cuando la concubina infantil del ex presidente Evo Morales fue detenida el domingo 12 de julio, junto a familiares, usando ilegalmente un vehículo oficial de la Gobernación de Cochabamba.

La muchacha procedente del Chapare —quien convivió con Morales durante su autoexilio en Buenos Aires—, al  compartir la intimidad con el ex presidente se convirtió en una confidente privilegiada que conoció en voz propia de su poderoso amante secretos y opiniones reservadas, respecto a adversarios y correligionarios, que Noemí deslizó inocentemente mediante sus contactos en el  Whatsaap.

De acuerdo a lo indagado por Archondo, la joven amante comparte aquellas confidencias especialmente con su hermana Rosario, usando ciertos códigos de seguridad como llamar “h”  a Evo. Los mensajes coinciden con el contexto en que fueron escritos. “Ello les da credibilidad según se pudo deducir de un análisis detallado de las 101 páginas que conforman el reporte de los agentes de seguridad, al que tuvimos acceso. Todas las coordenadas coinciden”, aclara el periodista.

Por ejemplo el 19 de enero, cuando Morales eligió al binomio presidencial del MAS (Luis Arce y David Choquehuanca), Noemí reveló que el Pacto de Unidad —en contra de la opinión de Evo Morales—, prefería al ex-Canciller y por ello sus dirigentes no quisieron momentáneamente participar de la conferencia de prensa organizada para hacer el anuncio. Sobre Choquehuanca, la opinión de Morales es clara: “El h no lo quiere, ha hablado mal del MAS”, le dice Noemí a su hermana.

Las hermanas Meneses también comparten por Whatsaap el odio que Evo Morales siente por la ex presidenta del Senado Eva Copa, quien viabilizó la sucesión constitucional “forzosa” de la ultra-derechista Jeanine Añez el 12 de noviembre del 2019, tras la fuga de Evo Morales junto a su cúpula legislativa rumbo a México, al evidenciarse el fraude electoral del 20 de octubre orquestado por Juan Ramón Quintana.

En enero de este año, Evo había hablado desde su auto-exilio con Copa planificando un posible viaje de la Presidente del Senado a Buenos Aires, eventualidad que motiva el siguiente “mini-diálogo” transcrito por La H Parlante:

—Noemí: Eva Copa va a venir aquí.

—Rosario: ¡No…!

—Noemí: Esa mujer es una egoísta.

—Rosario: Y vendida.

—Noemí: Sí, va a venir, el h acaba de hablar con ella.

Ese viaje, sin embargo, nunca se produjo.

Abierta confrontación ética entre Morales y Choquehuanca

David Choquehuanca y su esposa, la profesora Lidia Gutiérrez. “Ella es su yunta, son un ejemplo”, asegura Néstor Solares, un coterráneo de esta ejemplar pareja aymara. | Foto Urgente.bo

El distanciamiento evidente entre el ex Presidente y el actual Vicepresidente del Estado Plurinacional, ambos fundadores del MAS, va más allá de la confrontación política convencional y se viene desarrollando en una dimensión esencialmente ética.

En el fondo, se trata de una disputa por el liderazgo indígena dentro la estructura del MAS. El vicepresidente David Choquehuanca Céspedes intenta reivindicar, como lo mostró en su memorable discurso de posesión, la autenticidad de la moral y la sabiduría indígenas, de las que Evo Morales se alejó mediante imposturas (el sinuoso “cholo proceder”) que contradicen los códigos ancestrales. El líder cocalero no habla ningún idioma nativo, Choquehuanca es un abogado aymara de tierra adentro.

Al trascender lo ético, aquí entra en tela de juicio la concepción del poder como parte de una opción de vida personal, abarcando escenarios esenciales de relación humana como la familia y la pareja. En este campo las distancias entre Morales y Choquehuanca se tornan abismales.

Al contario de Evo Morales, David Choquehuanca es respetuoso del culto a la mujer como la fuerza vital de la fertilidad, la Pachamama, la esposa, la compañera, el complemento, la paridad, la chacha-warmi.

Una hermosa crónica escrita por Ivone Juárez en Página Siete, el pasado 25 de octubre, describe la ejemplar relación de David Choquehuanca con su esposa, Lidia Gutiérrez, una bella mujer aymara.

“El día de las elecciones” —escribió Juárez—, “después de votar Lidia Gutiérrez bailaba en Huarina al son de una sicureada con su esposo David Choquehuanca, ese día candidato a la vicepresidencia de Bolivia, hoy el Vicepresidente electo del país. La pareja mostraba otra vez a su comunidad por qué son un ejemplo y respetados…”.

Lidia nació en Chilaya, una comunidad que se encuentra en Huatajata; David en Cotacota Bajo, que está a 10 minutos caminando a pie desde la plaza principal de Huarina. Ahí viven desde que se casaron. “Ella es una mujer de trato amable y de una sonrisa contagiante que invita a la confianza”, afirma la periodista.

“Su nivel de formación, es profesora, es un punto alto, porque ella tiene que transmitir conocimientos a los alumnos y facilitar una convivencia social, condiciones que cumple. Y en el trato personal, ella es una mujer muy amplia; en los actos que la he visto participar demuestra esa amplitud, como la de David”, señala el profesor Franz Lozano, también docente e historiador, cuyo alumno en la escuela fue David Choquehuanca.

“Ella es su yunta, son un ejemplo”, asegura por su lado otro huarineño, Néstor Solares, un pedagogo que aunque radica en La Paz hace muchos años nunca perdió el vínculo con su pueblo, que se encuentra a orillas del Lago de los Incas, el Titicaca, donde la chacha-warmi Choquehuanca-Gutiérrez estableció su hogar, hace más de 25 años, y lo mantienen hasta ahora, reproduciendo sus costumbres, sobre todo las relacionadas con el cultivo de alimentos, en las que David aprendió de su padre, don Nicolás Choquehuanca, reconocido en Huarina por ser un adelantado en la producción de alimentos.

En cambio la vida marital de Morales es un caos violento y pornográfico, decadente, burgués, corrupto, colonial y feminicida en potencia.

Choquehuanca ante la pedofilia serial de Evo Morales

Ante las denuncias de estupro y pedofilia que carga Morales tras la detención de Noemí Meneses, Choquehuanca afirmó: “Cuando uno tiene la certeza de que alguien ha cometido estupro tiene que someterse a la ley y necesita ayuda psicológica”. | Foto Felcc

“No sé cuántas mujeres habrá tenido, hay que preguntarle a él… Yo no puedo decir tantas mujeres, de que ha tenido mujeres, ha tenido. Yo he dicho que hay machismo, que tenemos que luchar contra eso” —fue la respuesta que le dio David Choquehuanca a María Galindo, quien le preguntó sobre las aventuras amorosas del jefe cocalero durante sus varias gestiones de Gobierno.

“Usted me preguntó con cuántas ha estado, yo no sé; de que ha estado, ha estado, pero cuando uno no tiene pareja, está soltero, puede caer en muchas tentaciones, hasta el casado puede caer en tentaciones, depende de cómo se maneja uno”, dijo el ex Canciller en entrevista que difundió Radio Deseo el 23 de septiembre.

Ante las denuncias de estupro y pedofilia que carga Morales ante la opinión pública tras la detención de Noemí Meneses, Choquehuanca afirmó: “Cuando uno tiene la certeza de que alguien ha cometido estupro, tiene que someterse a la ley y necesita ayuda psicológica”.

También observó el uso de bienes del Estado —como el avión presidencial, vehículos, helicópteros y la misma alcoba de la Casa Grande del Pueblo, además de prebendas en el Estado para los familiares de sus víctimas— que Evo Morales dispuso con el fin de seducir y corromper a menores de edad:

“Cuando uno está utilizando el poder para eso, eso está mal, eso está muy mal…  Cuando uno está utilizando el poder para abusar, está mal…”, le dijo Choquehuanca a María Galindo.

El pasado 10 de diciembre, el vicepresidente Choquehuanca volvió a desmarcarse nítidamente de Evo Morales, quien en ese momento se había enfrascado en una alocada y compulsiva actividad partidaria, haciendo una ostentosa demostración de influyente poder e intentando controlar personalmente la designación de candidatos del MAS para las elecciones subnacionales, convocando a masivas asambleas y cabildos, en enormes aglomeraciones, sin respetar los mínimos protocolos de bio-seguridad por la pandemia.

“La primera corrupción del político es cuando olvida y da la espalda a su propio pueblo, cuando desconoce a quienes le dieron su confianza; entonces podemos estar seguros que ya se ha corrompido y sólo le interesará quedarse en el poder a toda costa y pactará con quienes no debe”, dijo Choquehuanca Céspedes en esa ocasión, conmemorándose el Día Internacional de Lucha contra la Corrupción.

GALERÍA | Noemí, la concubina oficial

Image 10 De 10

Foto registrada en el celular de Noemí Meneses | FELCC-BOLIVIA

LINKS RELACIONADOS

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center