Data: febrero 9, 2021 | 8:49
115 AÑOS DE NUESTRA URBE ACREANA | El 9 de febrero de 1906, en lo que quedó del Acre tras la guerra se creó esta ciudad con el nombre de Puerto Bahía. En 1908 se llamó Puerto Cobija, en homenaje al mar cautivo. El denominativo “Perla del Acre” fue puesto por los brasileños…

ASÍ NACIÓ COBIJA SEGÚN CARLOS TIBURCIO AMURUZ

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

© Carlos Tiburcio Amuruz*

Pacificado el territorio del Acre, se procede a fundar el Puerto de Bahía, sobre la margen izquierda del rio Acre, en el antiguo siringal descubierto y habilitado por los hermanos Luciano y Santos Adriázola, empresarios gomeros victimados por salvajes en otra de sus barracas (Filadelfia) sobre el río Tahuamanu.

La barraca Bahía pasa a formar parte de la firma C. Saravia Hijos & Compañía y hacia 1900 pertenece ya a la firma Suarez Hermanos.

El 9 de febrero de 1906, el Gral. José Manuel Pando, determina, mediante Decreto Delegacional la fundación de Puerto de Bahía (hoy Cobija). Pando imparte instrucciones precisas al Tte. Cnel. Enrique F. Cornejo, para que se constituya en la barraca Bahía con el objeto de formar el plano de la nueva población.

El suicido del coronel Cornejo

La Comisión fundadora sumaba un total de 80 personas, entre administrativos, militares y contratistas y parte del pueblo de San Buenaventura, el 25 de febrero de 1906, para cumplir la orden del Gral. Pando.

Cornejo intentó en vano cumplir las órdenes contempladas en el Decreto Delegacional, ya que el puñado de hombres llegados a la barraca para tal fin se redujo considerablemente y los contratistas abandonaron el lugar con sus trabajadores.

Éste, inconforme con el aparente fracaso de su empresa y presa de una depresión, opta por el suicidio.

¿Por qué la llaman «Perla del Acre»?

La construcción de Puerto de Bahía (hoy Cobija) no fue para nada una empresa fácil de conseguir. Las inmensas dificultades de toda índole por las que tuvieron que pasar los hombres encargados de ejecutar las órdenes impartidas en el Decreto del Gral. Pando, hizo de esta una hazaña titánica.

Los primeros habitantes del Puerto fueron azotados por las enfermedades propias de la selva amazónica, como el beriberi, el paludismo, las diarreas, la malaria y muchas otras que les producían la muerte en la mayoría de las veces; sin dejar de mencionar los terribles embistes de toda clase de insectos y animales venenosos que cundían en esa época, haciendo que el número de hombres que llegara para la construcción mermara dramáticamente y los que restaban decidieran abandonar su cometido.

Aun así, 6 meses más tarde de la llegada de Cornejo y su comitiva, nace Puerto de Bahía, que en 1908, por disposición del Ministerio de Colonias, pasa a llamarse Puerto de Cobija en homenaje al puerto boliviano del mismo nombre sobre el Pacífico, perdido en el conflicto armado con Chile.

Si bien en sus inicios Cobija sufrió por la insalubridad, que acababa con quien se decidía vivir en ella, apenas cuatro años después, en 1910, “era la población mejor organizada después de Manaos, fueron los propios brasileños que le dieron el nombre de ‘a Perola do Acre’”.

Una ciudad multicultural

Según unos interesantes Censos realizados por la Delegación del Territorio de Colonias, en 1917 habían en Cobija poco más de 1.700 habitantes que representaban a más de 20 nacionalidades de absolutamente todos los continentes, y el año 1.925 unos 3.000 habitantes.

En sus primeras décadas de ciudad, Cobija contaba con muchas atracciones: festivales artísticos y deportivos, fiestas, banquetes, recepciones sociales, periódicos y un fuerte movimiento comercial, logrando hacer de ella una ciudad única.

Por tal motivo, muchas personas llegaron desde latitudes lejanas a instalarse alegres y entusiastas, haciendo que poco a poco las memorias se vayan olvidando del paraje adverso que la antigua barraca-siringal Bahía ofrecía a sus moradores.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center