Juan Ramón Quintana conocía las actividades corruptas de Mario Fabricio Ormachea desde el año 2004, antes de que el MAS y Evo Morales tomaran el poder. Fue un policía con mucho poder e impunidad dentro el régimen...

Policía ligado al Ministro de la Presidencia es atrapado por el FBI extorsionando en Miami

Dentro la institución policial es un secreto a voces el nexo estrecho entre Ormachea y Quintana. | Fotomontaje Sol de Pando

En la Policía es un secreto a voces el nexo estrecho entre Ormachea y Quintana. | Fotomontaje Sol de Pando

En las filas policiales de Bolivia no causó sorpresa, sino más bien incluso complacencia, el arresto en Miami del coronel Mario Fabricio Ormachea Aliaga, considerado como el “operador político” del ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana dentro la Policía Nacional. Ormachea tenía ya antecedentes conocidos de extorsión y estafas, incluso contra sus propios camaradas, desde al menos el año 2004. Era conocido por realizar cobros para traficar influencias desde el Ministerio de la Presidencia, perjudicando a decenas de jefes y oficiales avasallados en sus méritos cuando se aprobaban las órdenes de ascensos y destinos. Como jefe de operativos de narcóticos en el 2009, “coordinó” labores con el narco-sicario Mauro Vásquez en Pando…

© Wilson García Mérida

El pasado sábado 31 de agosto, el coronel Mario Fabrizio Ormachea Aliaga fue arrestado por agentes del FBI en Miami, Florida, sorprendido con las manos en la masa cuando extorsionaba al empresario Humberto Roca, dueño de la aereolínea quebrada Aerosur, según informó este martes, en su portal, la Agencia de Noticias Ciudadanas Impacto CNA.

“En una reunión en la casa de Roca en Miami Lakes” —precisa la nota— “el funcionario público boliviano ofreció terminar con la acusación de ‘enriquecimiento ilícito’ en contra de Roca exigiendo miles de dólares por su ayuda. El propio coronel Ormachea caracterizó la persecución de Roca como un esquema político motivado por las maquinaciones del Presidente de Bolivia Evo Morales y del Vicepresidente Álvaro García Linera”.

El abogado de Humberto Roca, Michael Díaz Jr. de la firma de abogados Diaz Reu de Miami, contactó inmediatamente a las autoridades policiales.

“En una operación encubierta” —informó Impacto CNA—, “el FBI se movilizó y arrestó a Ormachea después de que recibiera el dinero de la extorsión y empezara a contar los billetes de cien dólares uno a uno”.

Los medios en Miami identificaron a Fabrizio Ormachea como “Jefe anticorrupción en Bolivia”; aunque en La Paz Nardy Suxo, la Ministra de Transparencia y Lucha contra la Corrupción, negó que aquel funcionario policial tenga alguna relación de dependencia con su despacho.

Se desconocen los motivos por los que el coronel Ormachea se encontraba en Miami, no se sabe exactamente cuál era la misión oficial que cumplía antes de ser arrestado con el dinero mal habido en sus manos. Lo que se puede afirmar en todo caso, con plena certeza, es que el policía arrestado en Miami responde al esquema del ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana.

Operador de Quintana en la Policía

Ormachea Aliaga en una imagen de archivo cuando desempeñaba funciones en Santa Cruz. | Foto El Deber

Ormachea Aliaga en una imagen de archivo cuando desempeñaba funciones en Santa Cruz. | Foto El Deber

El año 2004, el hoy ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana, militar sociólogo, elaboró un estudio publicado en el 2005 con el título “Policía y democracia en Bolivia: una política institucional pendiente”, que para el diagnóstico incluía una extensa relación hemerográfica de hechos de corrupción conectados al delito del narcotráfico durante el gobierno de Hugo Bánzer Suárez.

Uno de los casos mencionados por Quintana en su estudio, extraído del periódico Última Hora del 8 de abril de 1999, se refería a un episodio de falsificación de pólizas que investigaba la jueza sexta de instrucción en lo penal Betty Yañíquez, entre los que estuvieron implicados dos policías, el mayor Fabricio Ormachea Aliaga y el coronel retirado Rubén Esquivel, junto a otras doce personas, entre ellas un narcotraficante brasileño.

Pese a ese antecedente, una vez que fue nombrado Ministro de la Presidencia, el ex mayor de Ejército Juan Ramón Quintana convocó a Mario Fabricio Ormachea para convertirlo en su principal operador político dentro la Policía Boliviana, comprometiendo a dicho oficial en la estrategia que Quintana desarrollaría para debilitar las competencias policiales buscando fortalecer el rol militar en las políticas de seguridad pública.

Ormachea, dicen sus camaradas, se convirtió entonces en el nexo principal entre Quintana y la Policía Nacional. “Cada vez que hay nuevas órdenes de destinos y ascensos de fin de año, había que buscarle a Fabricio Ormachea para gozar los favores del Ministro Quintana que se encarga de entregar al presidente Evo Morales las listas de los beneficiados, pero eso no era gratis”, afirma un policía recientemente jubilado.

Según nuestras fuentes, el contubernio entre Ormachea y Quintana ha causado un severo deterioro institucional a la Policía, pues las órdenes generales de ascenso no consideran los méritos intelectuales y profesionales de los uniformados, sino la ciega lealtad política a Quintana, que Ormachea se encargaba de procurar entre sus camaradas extorsionados.

“Todo el mundo sabe en mi institución, por ejemplo, que entre las mujeres policías habían camaradas que tienen muchas más altas puntuaciones de las que son hoy generalas, pero como ellas no dieron muestras de sometimiento político, se las ha relegado y se han quedado como coronelas para siempre”, nos dice uno de los entrevistados.

Aprovechando las facilidades que le otorgó el Gobierno en las estructuras de mando, el policía estudió Derecho en una universidad privada y obtuvo un título de abogado en el 2012.

Un policía privilegiado

El 5 de julio de 2009, Fabricio Ormachea estuvo en un operativo antidroga con Alfredo Rada. | Foto Archivo El Deber

El 5 de julio de 2009, Fabricio Ormachea estuvo en un operativo antidroga con Alfredo Rada. | Foto Archivo El Deber

En el caso de falsificación de pólizas por el que Ormachea fue procesado junto a otros doce implicados, la Corte Suprema emitió una sentencia condenatoria en el año 2009, para todos menos Fabricio Ormachea, quien fue el único absuelto.

Antes de su ascenso a coronel, también en el 2009, el mayor Fabricio Ormachea fue designado como Jefe de Operativos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, reportando de sus actividades directamente al ex mayor Juan Ramón Quintana tanto en su condición de Ministro de la Presidencia hasta el año 2010, como en su gestión de Director de la “Agencia de Desarrollo de las Macroregiones y Fronteras” (Ademaf) hasta fines del 2011.

Policías en Pando que tenían vigilado al narco-sicario Mauro Vásquez Guerra, afirman que Fabricio Ormachea se reunió en varias oportunidades con el narcotraficante pandino, quien entonces ejercía oficialmente un rol de agente encubierto en el Comando Conjunto Amazónico dirigido por militares leales a Quintana.

En el año 2011 Fabricio Ormachea fue implicado en el caso del teniente René Navia Gorena vinculado con una banda de lavado de dinero del narcotráfico descubierta tras la ejecución de la “Operación Fortuna”. La Fiscalía no investigó a fondo el nexo entre Ormachea y Navia. Se sospecha que Navia es parte de la banda dirigida por el general René Sanabria, hoy preso en Estados Unidos tras haber sido capturado en Panamá con un cargamento de cocaína.

Corresponde al Gobierno del presidente Evo Morales aclarar y explicar al país cómo un policía de tan sinuosos antecedentes apareció en Miami extorsionando al defenestrado empresario  Roca, bajo el membrete de “Jefe Anticorrupción en Bolivia”.

AL CIERRE DE EDICIÓN

Un comunicado de prensa emitido por el Comando General de la Policía aclaró que Ormachea desertó de la institución policial, señalando que el oficial dejó su cargo en agosto y viajó a Estados Unidos inorgánicamente, sin autorización formal de sus superiores.
El subcomandante de la Policía Boliviana, general Roberto Albarracín, aclaró que Fabricio Ormachea Aliaga no tiene grado de coronel ni es director de la Unidad de Lucha Contra la Corrupción de la Policía; aunque aparentemente Ormachea tenía a cargo la investigación de supuestas ganancias ilícitas de Roca, dentro el proceso de liquidación de Aerosur, formando parte de una comisión fiscal con grado de mayor.
La fiscal Fabiana Acero, encargada del caso Aerosur, informó que el mayor Ormachea Aliaga “dejó su cargo hace dos semanas”.
Ormachea habría sido separado de la comisión Aerosur debido a una denuncia presentada en octubre del año pasado por el general Víctor Hugo Escóbar, ex comandante general de la Policía, ante un intento de extorsión por 20.000 dólares para “desactivar” una investigación en el caso de un negociado inmobiliario que involucraba a Escóbar en la apropiación irregular de un departamento en el Edificio Los Reyes de La Paz.
Serán indudablemente esclarecedoras las investigaciones del FBI en Miami, para establecer el tipo de nexos que Ormachea alegó tener en las altas esferas del Gobierno boliviano al momento de extorsionar a Humberto Roca.
LINKS RELACIONADOS
columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ