Data: abril 4, 2017 | 23:23
DESPIADADA MASACRE | Acusan al presidente Bashar al Assad y al Gobierno de Rusia que coopera con el gobierno sirio en la guerra anti-terrorista...

Ataque químico mató a 83 civiles, entre ellos 25 niños, en un bastión rebelde de Siria

En la masacre de Idlib se habrían usado bombas de una gas letal en base a cloro y sarín. | Foto reuters

Según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos, las víctimas murieron por asfixia en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib. Los afectados sufrieron desmayos, vómitos y echaban espuma por la boca. Mientras atendían a los sobrevivientes, el hospital local fue bombardeado. Los expertos sobre el terreno han analizado la zona bombardeada y han hallado muestras de varios posibles agentes químicos, entre ellos fósforo. En la zona también se ha localizado “material aceitoso aromático” que encajaría con el disolvente del sarín…

© Redacción Sol de Pando con datos de AFP y EuropaPress

Al menos 83 civiles, entre ellos 25 niños, murieron este martes por la mañana en un bombardeo aéreo que emitió “gas tóxico” en una ciudad del noroeste de Siria, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH). El hospital donde los sobrevivientes recibían atención médica fue bombardeado.

Según la ONG, que desconoce de qué tipo de gas se trata, los civiles murieron por asfixia en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib. Decenas más sufrían problemas respiratorios y otros síntomas. Varias personas “murieron tras ser trasladadas a los hospitales. Todas son civiles”, precisó a la AFP Rami Abdel Rahman, director de la organización.

El OSDH, basado en Gran Bretaña y que cuenta con una vasta red de fuentes en Siria, no pudo decir si los bombardeos provenían de aviones del ejército sirio o rusos, aliados del régimen.

La ONG indicó que, según fuentes médicas en el terreno, se habían producido desmayos, vómitos y las víctimas echaban espuma por la boca.

Fotos de activistas mostraban a voluntarios de los Cascos Blancos, los socorristas sirios en zona rebelde, ayudar a los heridos rociándolos con agua y al menos dos hombres con espuma blanca alrededor de la boca.

Los expertos sobre el terreno han analizado la zona bombardeada y han hallado muestras de varios posibles agentes químicos, entre ellos fósforo. En la zona también se ha localizado “material aceitoso aromático” que encajaría con el disolvente del sarín, según el doctor Jad, miembro de la UOSSM, en declaraciones a Europa Press.

Una zona infernal de guerra 

Víctimas con espuma alrededor de la boca, mientras equipos de rescate rociaban con agua a niños prácticamente desnudos que se retuercen en el suelo. | Foto Reuters

La provincia de Idlib se encuentra controlada mayoritariamente por una alianza de rebeldes y yihadistas y es bombardeada regularmente por aviones del ejército sirio y de Rusia, así como de la coalición liderada por Estados Unidos para neutralizar a los yihadistas.

Familias enteras que dormían fallecieron en el ataque, que ocurrió poco antes de las 7 (hora local, 5 GMT), informó el presidente del Consejo Local, Osama al Siada. También señaló que aviones de las fuerzas gubernamentales efectuaron cuatro bombardeos con proyectiles que contenían gas cloro y gas sarín en distintas áreas de Jan Shijún.

Horas después, un cohete cayó sobre el hospital en el que se trataba a las víctimas, destruyendo parte del edificio, según reportó un corresponsal de AFP. El Observatorio informó que “aviones de guerra de origen desconocido” realizaron el ataque sobre el centro médico.

Un médico que se identificó con el pseudónimo doctor Shajul Islam por temor por su seguridad dijo que su hospital en la provincia de Idlib había recibido tres víctimas, todas con pupilas contraídas y que no respondían a la luz. La contracción de las pupilas, las dificultades respiratorias y la espuma en la boca son síntomas asociados habitualmente con la exposición a gas tóxico.

Por su parte, medios cercanos al régimen sirio indicaron que las fuerzas de Al Assad atacaron una fábrica de gas yihadista y negaron el uso de armas químicas.

Preocupación en la ONU

La comisión internacional autorizada por la ONU para analizar la posible comisión de crímenes de guerra en Siria ha condenado “en los términos más rotundos” los ataques de este martes y ha considerado “extremadamente preocupantes” las informaciones relativas al posible uso de materiales químicos.
La comisión “está investigando actualmente las circunstancias que rodean este ataque”, ya que tanto el bombardeo “deliberado” de la población civil como el uso de armas químicas “constituyen crímenes de guerra y graves violaciones del Derecho Internacional Humanitario”. En este sentido, ha subrayado la necesidad de que también lo analice la Organización Internacional para la Prohibición de las Armas Químicas.
Para la comisión, liderada por el brasileño Paulo Pinheiro y vinculada al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, “es imperativo que los responsables de estos ataque sean identificados y juzgados”.
Francia ha solicitado este martes una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar este ataque. El máximo organismo de la ONU se reunirá este miércoles.

Gobierno sirio niega “acusaciones inventadas”

Los civiles murieron por asfixia en Jan Sheijun, en la provincia de Idlib. Decenas más sufrían problemas respiratorios y otros síntomas. | Foto AFP

El Ministerio de Exteriores sirio ha negado la implicación del Gobierno de Bashar al Assad en el ataque químico registrado este martes en la región de Idlib y aseguró que se trata de “acusaciones inventadas” para entorpecer la “lucha contra el terrorismo” que se libra en el país.

Un portavoz citado por la agencia oficial SANA ha negado que las fuerzas leales al régimen hayan utilizado armamento químico en la localidad de Jan Sheijun, controlada por los rebeldes. “Como es habitual desde hace años, (los aliados de la insurgencia) han difundido acusaciones falsas contra las Fuerzas Armadas”, lamentó.

“Todas estas acusaciones fabricadas no impedirán que sigamos nuestra guerra contra el terrorismo, sus defensores y patrocinadores en Arabia Saudí, Turquía, Qatar y algunos países de la UE ni que dejemos de trabajar por una solución política a la crisis”, añadió.

El portavoz ha subrayado que Damasco ha cumplido todas las obligaciones firmadas con la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas y ha rechazado este tipo de armamento. Para el régimen, todo forma parte de una “campaña” para ocultar los “logros” alcanzados en las últimas semanas en la “guerra contra el terrorismo”.

Asimismo, ha vinculado las acusaciones con la reunión que albergará mañana Bruselas para hablar precisamente del futuro de Siria y de las necesidades humanitarias. Según Damasco, el objetivo sería “lanzar un ataque contra el país y justificar las resoluciones hostiles que se adoptarán en este encuentro”. 

Siria ratificó la Convención sobre la prohibición de armas químicas en 2013.

La denuncia de Médicos Sin Fronteras

El viernes, Médicos Sin Fronteras (MSF) había afirmado que una bomba lanzada desde un helicóptero había explotado el 25 de marzo en la entrada de un hospital en un sector rebelde de la provincia de Hama, al sur de Idlib, matando a dos personas.

Según MSF, citando a personal médico, se emplearon “armas químicas” porque entre los pacientes y los sanitarios se detectaron problemas respiratorios vinculados a este tipo de ataque.

En octubre de 2016, el Consejo de Seguridad había recibido un informe confidencial en el que concluyeron que el ejército sirio llevó a cabo un ataque químico, sin duda con cloro, en Qmenas (provincia de Idlib) el 16 de marzo de 2015.

En un informe previo, la comisión de investigación bautizada como Joint Investigative Mechanism (JIM), había concluido que se había esparcido gas de cloro desde helicópteros militares al menos en otras dos localidades de Idlib, en Talmenes el 21 de abril de 2014 y en Sarmin el 16 de marzo de 2015.

En total, sobre nueve supuestos ataques químicos estudiados por los expertos, tres fueron atribuidos al régimen y uno al ISIS, con gas mostaza, en Marea, cerca de Alepo, el 21 de agosto de 2015.

Confusiones y sospechas no confirmadas

A principios de marzo, la Organización para la prohibición de las armas químicas (OIAC) anunció que estaba investigando sobre ocho presuntos ataques con gas tóxico cometidos en Siria desde inicios de año. | Foto AFP

La Unión Europea puso el 20 de marzo en su lista negra a cuatro nuevos responsables militares sirios acusados de haber empleado “armas químicas contra la población civil” en 2014 y 2015, según un comunicado.

A principios de marzo, la Organización para la prohibición de las armas químicas (OIAC) anunció que estaba investigando sobre ocho presuntos ataques con gas tóxico cometidos en Siria desde inicios de año.

En agosto de 2013, el régimen fue acusado de emplear gas sarín en una ataque en dos sectores rebeldes cerca de Damasco que dejó 1.400 muertos, según Washington. En septiembre, un acuerdo ruso-estadounidense sobre el desmantelamiento del arsenal químico sirio descartó in extremis la amenaza de ataques aéreos norteamericanos contra el régimen.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, declaró el lunes que el presidente Al Assad era un “criminal de guerra”, un “obstáculo a la paz” y que la forma en que trataba a los sirios era “repugnante”, si bien la semana pasada afirmó que la salida del presidente sirio del poder había dejado de ser una “prioridad” para Estados Unidos.

LINKS RELACIONADOS
columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ