Data: diciembre 30, 2020 | 13:54
REQUIERE CADENA DE FRÍO DE -18º | La Sputnik-V se producirá en polvo desde febrero, lo que reduciría su friaje a menos 8 grados. En el Acre se dispuso utilizar las cámaras frigoríficas de “Peixes da Amazonia”, una empresa estadual piscícola con capacidad de 30 grados bajo cero…

VACUNA RUSA NECESITA RED DE FRIGORÍFICOS

La compra de 5,2 millones de vacunas se realizó mediante un acuerdo cuya firma fue transmitida simultáneamente en Moscú y La Paz vía internet. El presidente Arce aclaró que esas dosis son adicionales a las que Bolivia obtendrá mediante el dispositivo Covax puesto en marcha por la OMS. | Foto ABI

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |  

© Redacción Sol de Pando

La vacuna Sputnik-V, de fabricación rusa, llegará a Bolivia en marzo próximo para la inmunización gratuita de la población, en un volumen de 5,2 millones de dosis que han sido adquiridas formalmente este miércoles, 30 de diciembre, por el Gobierno del presidente Luis Arce Catacora.

La compra se realizó mediante un acuerdo cuya firma fue transmitida simultáneamente en Moscú y La Paz vía internet. Arce aclaró que esas dosis son adicionales a las que Bolivia obtendrá mediante el dispositivo Covax puesto en marcha por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alianza para las Vacunas (GAVI).

La semana pasada, la viceministra de Promoción y Vigilancia Epidemiológica, María Renee Castro, había anunciado que Bolivia tendría garantizado el acceso a través del Covax a 6,5 millones de dosis durante los primeros cuatro meses de 2021.

Como las otras tres de su género (Astrazeneca, Pfizer y Moderna), la vacuna rusa requiere para su conservación bajísimas temperaturas. La Sputnik-V debe circular dentro una cadena de frío mínima de 18 grados centígrados bajo cero, lo cual implica un problema logístico que deberá ser previsto por el Gobierno central de Bolivia y los gobiernos subnacionales que serán renovados en marzo de 2021.

El problema podría simplificarse si los fabricantes rusos logran liofilizar la vacuna, es decir deshidratarla y convertirla en polvo, lo cual facilitará notablemente su transporte. Rusia anunció dicha innovación para febrero; aunque el proceso podría retrasarse hasta marzo o abril.

La necesidad de frigoríficos

Las cámaras refrigerantes de “Peixes da Amazonia” se encuentran sobre la carretera BR364, punto estratégico que permitirá su distribución desde Rio Branco a los demás 21 municipios acreanos. La planta se hallaba paralizada desde hace dos años. | Foto AC24Horas

En el vecino Estado do Acre, el Gobierno estadual ha dispuesto como punto de almacenaje de las vacunas el enorme frigorífico de la empresa pública “Peixes da Amazonia”, que según un reporte del portal AC24Horas tiene una capacidad de producir frío hasta menos 30 grados centígrados.

Las cámaras refrigerantes de “Peixes da Amazonia” se encuentran sobre la carretera BR-364, punto estratégico que permitirá su distribución desde Rio Branco a los demás 21 municipios acreanos. La planta se hallaba paralizada desde hace dos años.

En Argentina, la famosa cadena de heladerías Grido ofreció sus instalaciones para almacenar la misma vacuna rusa. La empresa cuenta con la cámara de frío más grande de América Latina y más de 150 camiones para distribuirla a la temperatura adecuada.

La Sputnik-V frente a las otras vacunas

Hasta el momento, la vacuna rusa es más ventajosa que las otras de su género que están siendo producidas y comercializadas por Inglaterra y Estados Unidos. De hecho, su nivel de efectividad, 95%, es similar a la norteamericana Pfizer, y superior a la inglesa Astrazeneca (74%) y la norteamericana Moderna 94,5%.

Sin embargo, Pfizer, producida por la corporación BioNTech, requiere un nivel de refrigeración de 70 grados bajo cero, lo cual la hace menos portable y mucho más vulnerable que la Sputnik-V. Astrazeneca y Moderna, al igual que la rusa, necesitan entre 18 y 20 grados bajo cero.

En caso de una exitosa liofilización anunciada para febrero, el nivel de frío requerido para la conservación y transporte de la vacuna rusa, se reduciría entre 2 y 8 grados bajo cero, temperatura accesible en frigoríficos domésticos. Liofilizar la vacuna supondrá convertirla en polvo para luego ser diluida por un profesional antes de ser aplicada en doble dosis a los pacientes.

Según los fabricantes rusos que venían desarrollando la base genética de esta vacuna contra la familia coronavirus desde los años 80 del siglo pasado, su singularidad radica en el uso de dos vectores adenovirales humanos diferentes que se aplican en cada una de las dosis prescritas, permitiendo una respuesta inmune más fuerte y a más largo plazo en comparación con las vacunas que usan el mismo vector para dos dosis.

Respecto al precio, sería de las más asequibles hasta el momento, ya que costaría poco menos de 17 euros las dos dosis (Bs 140), mientras que las inyecciones de la competencia van desde los 30 euros (Bs 254) de las de Pfizer hasta los 60 euros (Bs 500) aproximadamente de la de Moderna. Solo Astrazeneca, creada por la Universidad de Oxford, se ha mostrado comprometida con un precio rebajado de unos seis euros (Bs 50) por los dos pinchazos ya que la compañía quiere hacer una vacuna accesible a nivel global.

coronavirus

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center