Data: febrero 18, 2021 | 15:51
LA CIUDAD DE RIO BRANCO ESTÁ ANEGADA | La cota de rebalse en la capital brasileña superó los 15 metros. En el lado boliviano el nivel de las aguas se mantiene en ocho metros…

RÍO ACRE EN COBIJA A SALVO DE LA INUNDACIÓN

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

© Redacción Sol de Pando

Por el momento, la ciudad de Cobija está a salvo de una posible inundación en el lecho del río Acre, mientras en la ciudad de Rio Branco, capital del Estado do Acre (a 157 kilómetros de la capital pandina), las calles se encuentran anegadas desde la semana pasada.

Según datos emitidos por el Sistema de Alerta de Eventos Críticos (SACE) dependiente del Servicio Geológico del Brasil, el Acre ha rebasado con casi dos metros su cota máxima de inundación en Rio Branco que es de 14 metros de altura; se encuentra hoy en un desborde de 15,80 metros.

En cambio en Cobija y los municipios vecinos de Epitaciolandia y Brasiléia el nivel se encuentra en 7,92 metros, casi tres metros menos que la cota de inundación cuyo tope máximo es de 11.40 metros.

En el lado brasileño, la cuenca amazónica del Acre se ha desbordado en varios municipios próximos a Rio Branco donde las aguas fluviales invadieron estradas, calles y avenidas. En los municipios de Sena Madureira, Plácido de Castro, Tarauacá, Cruzeiro do Sul, Feijó y Porto Walter, el Acre y otros ríos tributarios como el Abuná, el Iaco y el Juruá se encuentran en el tope o rebasando sus cotas de inundación.

El pasado martes el Gobierno estadual emitió un Decreto de Emergencia ante una situación crítica donde, además de las inundaciones, el Estado acreano enfrenta las vicisitudes de la pandemia y el conflicto de los migrantes haitianos en la frontera con Perú. En Rio Branco y los otros municipios anegados se procede a la evacuación de centenares de damnificados.

En la parte boliviana, la situación se mantiene eventualmente estable y fuera de riesgo sobre el área de Cobija. Sin embargo, hacia el límite de Pando con el Beni y en la frontera con el Estado de Rondõnia, abarcando las provincias pandinas de Abuná, Madre de Dios y Federico Román, los ríos Madera y Madre de Dios, en la cuenca del Mamoré, han elevado sus caudales debido a las intensas lluvias que cayeron a inicios de este mes de febrero; llegando a afectar el cause del rio Tahuamanu que atraviesa los municipios de El Sena y Porvenir, cerca a Cobija.

Según pronóstico del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), el departamento de Pando permanecerá el fin de semana bajo amenaza de lluvias, especialmente en la jornada del domingo, lo cual podría modificar el nivel de las aguas en los ríos Acre, Tahuamanu, Abuná, Orthon y Madre de Dios.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center