Data: enero 20, 2014 | 19:54
IMPUNIDAD LATENTE | A más de tres años de la desaparición de la joven pareja en Guayaramerín, los presuntos autores no son juzgados. La retardación de justicia se agravó al trasladarse el proceso a Santa Ana de Yacuma…

Familiares de franceses desaparecidos piden al Fiscal General procesar el caso en Trinidad

 Patrick Bellanger y Cécile Blanloeil, padres de Jérémie Bellanger.

Patrick Bellanger y Cécile Blanloeil, padres de Jérémie Bellanger.

Los familiares de dos jóvenes franceses desaparecidos en 2010 en la población amazónica de Guayaramerín solicitarán a la Fiscalía General del Estado, por medio de la Embajada de su país en La Paz, avanzar cuanto antes en el caso tras reiteradas dilaciones del proceso judicial. Los padres de Jérémie Bellanger que llegaron a Bolivia para promover el proceso, solicitaron el cambio de juzgado a la ciudad de Trinidad, capital de Beni, bajo el argumento de que en Santa Ana de Yacuma no hay garantías ni para los fiscales que son objeto de constantes amenazas…

© Redacción Sol de Pando

La esperanza de justicia para los padres de Fannie Blancho (23) y Jérémie Bellanger (25) se esfuma tras la agobiante lentitud de la justicia boliviana. «A través de la embajada francesa se pedirá al fiscal general (Ramiro Guerrero) que gestione en el Consejo de la Magistratura que se actúe con celeridad en el campo administrativo” aunció Audalia Zurita, abogada de Cécile Blanloeil y Patrick Bellanger, padres de Jérémie Bellanger, según informa AFP.

En mayo del año pasado, el juicio oral fue suspendido por la inasistencia de uno de los magistrados. Hasta ahora el proceso ha sufrido constantes cambios de jueces y fiscales, demoras, “pérdidas” inexplicables de documentos importantes e incluso amenazas a los operadores de justicia de parte de los acusados.

Lento proceso judicial

Los padres de la pareja asesinada en su vía crucis en el Beni acompañados por su abogada. | Foto Aizar Raldes AFP

Los padres de la pareja asesinada en su vía crucis en el Beni junto a su abogada. | Foto Aizar Raldes AFP

Las primeras fases del proceso comenzaron en Guayaramerín, sin embargo, por recursos de las partes y dilaciones, el proceso se trasladó a Riberalta. En esta población, el juicio oral debía iniciarse en mayo del año pasado, sin embargo se suspendió porque los jueces fueron recusados, por lo que el caso se trasladó a Santa Ana de Yacuma, donde los magistrados de esa jurisdicción rechazaron hacerse cargo del caso.

Los padres de Jérémie Bellanger que llegaron a Bolivia para el proceso, solicitaron el cambio de juzgado a la ciudad de Trinidad, capital de Beni, bajo el argumento de que en Santa Ana de Yacuma no hay garantías.

El jueves de la semana pasada, una jueza, que debía instalar una audiencia, pidió licencia por cinco días por problemas de salud, aunque la familia de los franceses alegó que dimitió, sin que exista una versión oficial.

Zurita explicó que «está vigente la baja médica de cinco días de la jueza renunciante, por lo que el martes o miércoles (…) podría haber novedades sobre la cesación de detención (de los aprehendidos) y el cambio de sede del juicio”.

Entre tanto la defensa del acusado Jaime Martínez  solicitó la cesación de la detención, cuya audiencia se debe realizar  esta semana.

Las familias de los franceses radican en el país desde el año pasado, realizan viajes esporádicos a Francia y regresan con esperanza de justicia.

Fiscales bajo amenazas y presiones

Dos informes enviados a las autoridades judiciales desde 2012 revelan que dos de los fiscales que investigaban la desaparición y presunto asesinato de la pareja francesa, fueron amenazados de muerte por familiares de los principales acusados, a través de mensajes de texto y personalmente.
Esta situación que tiende a dilatar el proceso para favorecer a los presuntos autores, sólo podría revertirse si el caso judicial es procesado en la jurisdicción principal de Trinidad, donde las garantías para los funcionarios del Ministerio Público y los familiares de las víctimas, serían más factibles.

Desaparición en manos identificadas

Jérémie Bellanger (25) y Fannie Blancho (23), desaparecidos en agosto de 2010.

Jérémie Bellanger (25) y Fannie Blancho (23), desaparecidos en agosto de 2010.

Bellanger y Blancho se tomaron un año sabático en 2010 para visitar algunos países suramericanos, pero desaparecieron entre la noche del 28 y la madrugada del 29 de agosto de 2010 tras asistir a una fiesta privada en una hacienda de Guayaramerín, invitados por su propietario, Jaime Martínez Jiménez, a quien conocieron en una discoteca de esa población.

El Ministerio Público maneja la hipótesis de que los jóvenes fueron asesinados en la hacienda después de que varios hombres violaran a Fannie y Jérémie intentara detenerlos. Los cuerpos de los dos jóvenes nunca aparecieron. Tres de los acusados, entre ellos el dueño de la estancia, Jaime Martínez, están con detención preventiva, y uno, con arresto domiciliario.

Impunidad recurrente

El caso de la pareja francesa no es el único que queda en la impunidad. El asesinato de la concejala edil Daguimar Rivera Ortiz con disparos de tres sicarios en el municipio de Guayaramerín el 19 de junio de 2012, no ha sido esclarecido.

Ribera, concejala de la bancada opositora “Primero el Beni” que lidera el ex gobernador Ernesto Suárez, denunció uso indebido de influencias, malversación de recursos y conducta antieconómica de autoridades y funcionarios de la Alcaldía de Guayaramerín.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center