Data: septiembre 26, 2014 | 17:13
HAY RESPONSABLES DE LA TRAGEDIA EN LA HIDROVÍA | Prensa brasileña informó que el accidente ocurrió promediando las 8 a.m. y pidieron auxilio recién a las 11...

El barco hundido tenía capacidad para llevar sólo a 10 marineros y se volcó con 27 personas

El sepelio de la periodista Liliam Ortega en el Cementerio Jardín de La Paz. | Foto APG

El sepelio de la periodista Liliam Ortega en el Cementerio Jardín de La Paz. | Foto Los Tiempos | APG

© Redacción Sol de Pando

El buque remolcador TNR 12 que naufragó el martes en la hidrovía Paraguay-Paraná, en el que murieron una periodista y un cadete, tenía sobrecarga, pues su capacidad es de 6 tripulantes a un máximo de 10, pero durante el accidente llevaba a 27 personas, afirmó una fuente de la Armada al periódico La Razón de La Paz.

Otra de las irregularidades detectadas en esta embarcación —que era una de las cinco utilizadas para una travesía de instrucción entre Puerto Quijarro (Bolivia) y Asunción (Paraguay)— es la carencia de una radio de comunicaciones, artefacto que hubiera permitido pedir auxilio para un rápido  rescate de las víctimas. “El diario brasileño Corumbaense reportó que el accidente se dio a las 08.00 y que el pedido de ayuda tuvo lugar a las 11.00. Este diario intentó obtener una respuesta oficial de la Armada, pero el encargado no respondió su teléfono”, remarcó La Razón.

Samuel Montaño, especialista en temas de defensa, señaló a medios de comunicación que este remolcador tiene capacidad para 12 tripulantes y consideró que las 27 personas a bordo del bote eran demasiadas.

La Transnaval fabricó el buque remolcador TBR 12 en Puerto Villarroel en 2009. Al menos un año después, esta embarcación fue trasladada a la hidrovía Paraguay-Paraná. No obstante, hasta ahora no fue utilizada para ninguna travesía larga.

Pero la sobrecarga no solamente se dio en el caso del buque remolcador, una embarcación construida en Puerto Villarroel en 2009, sino también en la chata que llevaba carga Clase Uno (alimentos y agua), Clase Dos (equipos de los cadetes) y Clase Tres (combustible), sostuvo la fuente de la Armada entrevistada por La razón. Se calcula que solo en diésel se transportaba 4.000 litros, al margen de aceite o gasolina. 

Otra irregularidad es que se hizo modificaciones en la superestructura del remolcador fabricado por Transnaval  (camarotes y puentes de mando, entre otros), lo que generó inestabilidad.

Versiones contradictorias

El comandante de la Fuerza Naval, vicealmirante Gonzalo Alcón, indicó que una de las hipótesis del accidente es que el oleaje producido por una embarcación que iba en sentido contrario más el viento causó el naufragio.
No obstante, la fuente consultada por el periódico paceño descartó esa posibilidad, ya que a las 08.00 las aguas están calmadas y no hay viento, pues las corrientes de aire se dan a partir de las 17.00 o cuando hay una tormenta eléctrica, situación que no se dio.
Otras fuentes consultadas por La Razón el miércoles explicaron que el naufragio se dio por el hundimiento de la chata, embarcación que estando con sobrepeso jaló al buque remolcador hasta voltearlo.
 Allí 25 personas se salvaron, pero dos fallecieron, la periodista Liliam Ortega Soto y el subrigadier Jesús Rubén Quispe Churata, quienes fueron rescatados por buzos de sus respectivos camarotes.

Los dos sepelios

Cerca de las 13:00 de este viernes se realizó el sepelio de la periodista Liliam Ortega Soto en el Cementerio Jardín por sus familiares y amigos más cercanos; considerada integrante de las Fuerzas Armadas como periodista especializada en temas de seguridad, Ortega recibió honores militares. El cuerpo del cadete de último año Jesús Quispe Churata también fue sepultado en el mismo camposanto.

Los familiares de Quispe pidieron a las autoridades de las Fuerzas Armadas que establezcan las responsabilidades del accidente.

“Mi hermano sabía nadar y si no pudo salir de su camarote es por algo, por qué no lo rescataron de ahí”, cuestionó el hermano mayor del sub-brigadier. El padre del cadete fallecido, Robustiano Quispe, dijo ayer a Erbol que su hijo quedó atrapado e indefenso en su camarote sin contar con el auxilio oportuno de buzos y salvavidas, ya que la embarcación habría careciedo de esos recursos en ese momento.

La madre de la periodista fallecida, Liliam Soto de Ortega, pidió que se investigue lo ocurrido con la embarcación de manera tan abrupta. “Queremos que se sepa la verdad, que las autoridades averigüen”, exigió la doliente durante el sepelio de su hija.

Titular3

El patrullero LP-501, una de las cinco embarcaciones con rumbo a Asunción que surcaba la Hidrovía atraviesando territorio brasileño, donde se volcó el remolcador TNR-12. | Foto Armada Boliviana

El patrullero LP-501, una de las cinco embarcaciones con rumbo a Asunción que surcaba la Hidrovía atraviesando territorio brasileño, donde se volcó el remolcador TNR-12. | Foto Armada Boliviana

El sub-brigadier Jesús Rubén Quispe cursaba en el último año de la Escuela Naval Militar, a punto de graduarse como oficial de la Armada Boliviana. | Foto Página Siete

El sub-brigadier Jesús Rubén Quispe cursaba en el último año de la Escuela Naval Militar, a punto de graduarse como oficial de la Armada Boliviana. | Foto Página Siete

© Redacción Sol de Pando

Robustiano Quispe, padre del cadete (sub-brigadier) Jesús Rubén Quispe Churata, fallecido el martes al volcarse el remolcador TNR-12 en el que viajaba junto a otros miembros de la Armada Boliviana con destino a Asunción, Paraguay, denunció que en el momento del accidente “no había personal especializado, como los buzos, para tratar de rescatar a los que estaban atrapados en los camarotes”, según declaró a la red Erbol.

El padre del infortunado cadete que junto a la periodista Liliam Ortega Soto fue una de las dos víctimas del accidente entre 27 pasajeros y seis tripulantes, confirmó a Erbol que militares de la Armada le informaron que su hijo “estaba en la cabina de abajo cuando la embarcación empezó a inclinarse, de ahí adentro ya no pudo salir y se ahogó”.

“Ellos tenían que tener salvavidas o algunos expertos que podían entrar para auxiliar a los que estaban adentro, pero eso no ha ocurrido. Mi hijo era un excelente nadador”, sostuvo el progenitor de la víctima.

El subrigadier Jesús Rubén Quispe Churata, informó Página Siete, cursaba en el último año de la Escuela Naval Militar. A fin de año debía graduarse como oficial de la Armada Boliviana.

Investigan a posibles responsables

Pocas horas antes del arribo de los restos mortales de la periodista Liliam Ortega y del sub-brigadier (cadete) Jesús Rubén Quispe, el ministro de Defensa Rubén Saavedra anunció oficialmente que se investigará las responsabilidades de dos jefes militares que estuvieron a cargo de la operación de entrenamiento de cadetes y de la nave siniestrada.

“Se ha instruido al comandante general de la Armada Boliviana, levantar sumarios informativos contra el comandante de la Escuela Naval Militar y el comandante del remolcador TNR-12, para establecer el grado de responsabilidad de estos jefes militares, en este fatal accidente donde se perdieron dos vidas. Dicho informe también establecerá las cusas del accidente y las acciones que fueron ejecutadas para auxiliar a los alumnos y tripulantes de la embarcación”, indica un comunicado de prensa del Ministerio de Defensa.

Entretanto, antes de la media noche de este miércoles llegó al aeropuerto del Grupo Aéreo 31 de la FAB, en el Alto, el cuerpo de la periodista Liliam Ortega, mientras se espera para las primeras horas del jueves el arribo de los restos del sub-brigadier (cadete) Jesús Rubén Quispe Churata, la otra víctima.

Según informo El Deber, la periodista deja en la horfandad a una niña de 12 años con quien vivía en el hogar de sus padres tras el divorcio de la joven trabajadora de la prensa.

Surgen detalles del accidente

Erbol digital reveló citando una fuente militar extraoficial, que una chata (bote carguero) que transportaba combustible supuestamente fue la primera en sufrir un vuelco en la hidrovía Paraguay-Paraná, jalando a la embarcación de la Armada Boliviana que también se hundió dejando dos personas muertas.
“La chata estaba cargado de combustible y se volteó, (luego) jaló a la embarcación donde murieron la periodista (Liliam Ortega) y el cadete (Jesús Rubén Quispe Churata)”, dijo la fuente a Erbol Digital.
Agregó que la mayoría de los ocupantes se encontraban en la parte superior de la barcaza que llevaba a los cadetes y tripulantes, sin embargo, cuando empezó a inclinarse, la periodista y el cadete aparentemente se encontraban en los camarotes de la parte inferior.
“Casi toda la gente estaba arriba, pero los dos (Ortega y Rubén) estaban en los camarotes.  En total eran 27 pasajeros y seis tripulantes. Los pasajeros y tripulantes de otras barcazas que no se hundieron saltaron y los salvaron a la mayoría”, sostuvo.
Según Erbol, la embarcación siniestrada tiene cuatro años de antigüedad, mide 13 metros de largo y 3.50 de ancho. Cuenta con siete camarines, tres cubiertas (pisos), sala de máquinas, comedor, cocina, baños, casco de acero, motor scania 6 en línea a diésel 400 hps.

El viaje a Asunción debía durar hasta el 2 de octubre

Según datos obtenidos por Sol de Pando, el remolcador TNR-12 era una de las cinco embarcaciones bolivianas que atravesaban la Hidrovía Paraguay-Paraná con destino a Asunción, Paraguay, como parte de una operación de  adiestramiento en instrucción marinera y navegación de cadetes y oficiales de la Armada Boliviana.

El pasado 6 de septiembre, informó el periódico ABC de Asunción, el Senado paraguayo aprobó el ingreso de las cinco embarcaciones militares bolivianas y del personal movilizado emn dicha operación de enetrenamiento.

La visita al paraguay, atravesando territorio brasileño, fue prevista desde el 20 de septiembre hasta el 2 de octubre, según informó el titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado paraguayo, Julio César Franco.

Las cinco embarcaciones bolivianas autorizadas para ingresar al Paraguay eran: Catamaran TM-529; lancha patrullera Santa Cruz de la Sierra LP 501; remolcador TNR-12; lancha patrullera Chiquitania LP-502 y lancha patrullera LP-505.

La Armada Boliviana no precisó si la operación que tenía el objetivo de llegar a Asunción continuará con las cuatro embarcaciones en ruta, o será suspendida en señal de duelo por la tragedia del remolcador TNR-12

Titular2

Las dos víictimas fueron halladas sin vida dentro la nave que quedó volcada tras naufragar en orilla del río Paraguay, en la jurisdicción brasileña de Corumbá. | Fotomontaje Sol de Pando

Las dos jóvenes víctimas fueron halladas sin vida dentro la nave que quedó volcada tras naufragar en una orilla del río Paraguay, dentro la jurisdicción brasileña de Corumbá. | Fotomontaje Sol de Pando

Buzos de la Marina Brasileña hallaron esta mañana los cuerpos sin vida de la periodista y presentadora de Aeronoticas, Liliam Ortega, y del cadete (sub-brigadier) Jesús Rubén Quispe Churata. Ambos fueron las víctimas del accidente que sufrió ayer una embarcación de la Armada Boliviana en el río Paraguay en territorio brasileño, reportó el diario Corumbaense, según confirmó Erbiol.

De acuerdo a informe de los militares brasileños, ambos cuerpos estaban dentro de la embarcación. Primero fue hallada Ortega y media hora después apareció Quispe.

A bordo del remolcador que sufrió el accidente estaban 27 personas, 6 tripulantes y 21 pasajeros, informó la Armada.

Medios brasileños reportaron que las restantes cuatro embarcaciones bolivianas salvaron a 25 de los ocupantes del TNR 12, pero no pudieron hacer los mismo con la periodista y el cadete.

El director de Comunicación de la Armada, Javier Torrico indicó que los cuerpos llegarán por tierra a la frontera y luego abordarán un avión que los trasladará a La Paz entre hoy y mañana.

La noticia divulgada ayer por Sol de Pando fue la siguiente:

Titular

La foto subida por Liliam Ortega a su cuenta de facebook, el lunes, anunciando su viaje de cobertura en el buque de la Armada Boliviana que partió de Puerto Quijarro para atravesar la Hidrovía Paraguay-Paraná.

La foto subida por Liliam Ortega a su cuenta de facebook, el lunes, anunciando su viaje de cobertura en el buque de la Armada Boliviana que partió de Puerto Quijarro para atravesar la Hidrovía Paraguay-Paraná.

© Redacción Sol de Pando

La periodista del programa Aeronoticias, Liliam Ortega, es una de las dos personas que desaparecieron en el naufragio que sufrió este martes una embarcación de la Armada Boliviana en la hidrovía Paraguay-Paraná cerca a Fuerte Coimbra en Brasil, según comunicado de la entidad castrense difundido por le Red Erbol. El otro desaparecido es el sub-brigadier (cadete) Jesús Rubén Quispe Churata.

Ortega y Quispe eran dos de los 27 pasajeros que iban a bordo del Remolcador TNR-12 de la Armada Boliviana, barco de mediano porte que había partido desde Puerto Quijarro, en la frontera de Santa Cruz con la ciudad brasileña de Corumbá, junto a otras cuatro embarcaciones que participaban de una travesía internacional con destino a Asunción, capital del Paraguay. Voceros de la Armada explicaron que el viaje era parte de un entrenamiento de cadetes navales.

Según el comunicado de la Armada Boliviana reproducido por Erbol, la embarcación se hundió tras sufrir un accidente aproximadamente en el kilómetro 1.352 de la hidrovía, a 27 kilómetros de Fuerte Coimbra, dentro el municipio de Corumbá en el Estado de Mato Grosso do Sul, sobre el margen derecho del río Paraguay.

De los 27 pasajeros a bordo, fueron rescatados con vida 25 y dos, Liliam Ortega Jesús Rubén Quispe, desaparecieron entre las aguas del río debajo del navío que naufragó con su plataforma volcada. El accidente sucedió aproximadamente las 8 de la mañana de este martes, precisó Erbol.

Según informó el diario Correio do Estado de Campo Grande, capital de Mato Grosso do Sul, el Comando del Sexto Distrito Naval del Brasil inició inmediatamente la búsqueda de los desaparecidos movilizando un helicóptero y una lancha patrullera con expertos rescatistas y médicos de la Marina brasileña, comitiva que es acompañada por un efectivo de la Armada Boliviana.

La foto que Liliam Ortega difundió en su red social el lunes, cuando abordaba al remolcador TNR-12 en Puerto Quijarro con destino final a Asunción. Este martes el Diario Corumbaense difundió la imagen del barco volcado en el kilómetro 1.352 de la Hidrovía, a 27 kilómetros de Fuerte Coimbra, Corumbá, Brasil, sobre el margen derecho del río Paraguay. | Fotomontaje Sol de Pando

La foto que Liliam Ortega difundió en su red social el lunes, cuando abordaba al remolcador TNR-12 en Puerto Quijarro con destino final a Asunción. Este martes el Diario Corumbaense difundió la imagen del barco volcado en el kilómetro 1.352 de la Hidrovía, a 27 kilómetros de Fuerte Coimbra, Corumbá, Brasil, sobre el margen derecho del río Paraguay. | Fotomontaje Sol de Pando

Comunicadora especializada en temas de transporte

La periodista Liliam Ortega es conductora del programa televisivo “Aeronoticias” que se difunde por Canal 4 RTP de La Paz, considerado en Bolivia como el único programa de periodismo especializado en temas de aeronáutica comercial y militar.

En un blog dedicado a dicho programa, se destaca el currículum de Ortega como Licenciada en Ciencias de la Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Andrés (Umsa), con mención en Educación Alternativa y especialidad en Producción Televisiva. Realizó las siguientes maestrías: en Educación Superior y en Seguridad, Defensa y Desarrollo; también los siguientes diplomados: Altos Estudios Nacionales, Administración y Organización Pedagógica del Aula, Gestión Educativa, Investigación Educativa, Relaciones Públicas, Periodismo Digital y Marketing.

Erbol informó que ayer por la tarde Liliam Ortega publicó en su cuenta de Facebook una foto de su persona a bordo del remolcador con el siguiente mensaje:

“En una travesía histórica para Bolivia rumbo a Asunción Paraguay junto a la Armada Boliviana, gracias Diosito cuida mucho a los míos y a todos quienes estamos en estas embarcaciones…”. 

Esas son, hasta el momento, sus últimas palabras en la red social, dice Erbol.

NOTICIA EN EVOLUCIÓN

columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ