Data: julio 3, 2014 | 19:11
RETRASO EN LA ENTREGA | Los vehículos de fabricación sudafricana fueron entregados tras vencer trabas burocráticas...

Ya están en Rio de Janeiro los blindados Maverik para proteger el Mundial

Los blindados Maverik responden a una versión adaptada a los requisitos definidos tras las pruebas realizadas en 2011 por las fuerzas militares y policiales del Brasil. | Foto Rogério Santana

Los blindados Maverik responden a una versión adaptada a los requisitos definidos tras las pruebas realizadas en 2011 por las fuerzas militares y policiales del Brasil. | Foto Rogério Santana

© Infodefensa | Sol de Pando

Tras un retraso en la entrega por problemas burocráticos, ya desembarcaron hace unos días en el puerto Rio de Janeiro los nuevos blindados Maverik, fabricados por la empresa sudafricana Paramount Group para las fuerzas de seguridad del estado fluminense.

Los vehículos, de una versión adaptada a los requisitos definidos tras las pruebas realizadas en 2011 por el Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE) y del Batallón de Policía de Choque (CHOQUE) de la PMERJ (Policía Militar del Estado de Río de Janeiro) y la Coordinadora de Recursos Especiales (CORE) de la Policía Civil.

El organismo que los ha adquirido es la Secretaría de Seguridad del Estado de Río de Janeiro (SESEG), con el objetivo de fortalecer la seguridad de los grandes eventos que tienen lugar estos días en la zona con motivo de la Copa del Mundo de Fútbol, y los que se desarrollarán en 2016 durante la celebración de las Olimpiadas.

Ocho vehículos por ocho millones de dólares

El concurso para dotar a los militares y la fuerza policial civil de los nuevos blindados resultó complicado por las ofertas de vehículos a precios más bajos pero inadecuados para la función requerida, según los expertos.
Finalmente fue declarado ganador el Maverik a finales del primer trimestre de 2013 por un coste de 6.650.000 reales (algo más de ocho millones de dólares) por ocho vehículos y su mantenimiento durante cinco años.
LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center