Data: octubre 19, 2012 | 19:24
Su visita dejó gratos recuerdos en el país

Visita de Reina Sofía a Bolivia reafirmó el compromiso de la cooperación española

La joven Orquesta Municipal de San José de Chiquitos ofreció un concierto de música barroca a la reina Sofía.

La reina Sofía de España finalizó hoy viernes cinco días de visita a Bolivia donde recibió diversas manifestaciones de cariño y quedó encantada con la hospitalidad boliviana. El propósito de la visita fue de poner de relieve el compromiso de la cooperación española desde hace más de 20 años con el país.

© Redacción Sol de Pando Tras su arribo el pasado lunes 15, la reina Sofía visitó los proyectos de la cooperación de su país y destacó el trabajo de los cooperantes. Es la sexta vez que visita el país. Llegó acompañada de Jesús Gracia Aldaz, Secretario de Estado, Juan López Dóriga, Director de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) y María Victoria Wulff Barreiro, Vocal Asesora, entre otras autoridades.

Con una apretada agenda la soberana asistió a la firma del memorando de entendimiento para el retorno de las monedas encontradas en la fragata Nuestra Señora de la Merced, que naufragó en el siglo XVIII. Aquéllas fueron acuñadas en la Casa de la Moneda de Potosí.

Recibiendo las llaves de la ciudad de La Paz.

En La Paz asistió a una cena ofrecida por el presidente Evo Morales. Visitó el Museo Nacional de Arte para inaugurar el inicio de obras de ampliación del museo, obras que cuentan con el apoyo financiero de la Aecid. Allí recibió las llaves de la ciudad. Posteriormente sostuvo reuniones con los cooperantes y representantes de las organizaciones no gubernamentales y miembros de la Oficina Técnica de Cooperación e inauguró oficialmente el Centro Cultural de España en La Paz. Así también la soberana estuvo las ruinas arqueológicas de Tihuanacu.

En la ciudad de El Alto visitó la escuela “España” financiada por el Fondo Canasta de Educación, del que España es parte.

En unas breves declaraciones a los periodistas españoles que la acompañan en su visita a Bolivia, la reina de España expresó su admiración por el trabajo de los cooperantes, del que destacó que siempre es y será «una maravilla», y se mostró satisfecha por la gran ayuda que representa para la eficacia de su labor la «colaboración constante» de las autoridades bolivianas.

En Santa Cruz se entrevistó con el gobernador del departamento de Santa Cruz, Rubén Costas para analizar los proyectos impulsados por la cooperación española en esta región, donde España ha destinado 8 millones de dólares para proyectos de ayuda al desarrollo. El encuentro se realizó en el Centro de Formación de la Cooperación Española que inauguraron los reyes Juan Carlos y Sofía en mayo de 1987. En la entrevista, Costas agradeció a la reina tanto el «especial cariño» que demuestra por estas tierras como la ayuda que la región recibe de España, y se consideró «un privilegiado» al contar en su departamento con uno de los centros de formación de la cooperación española.

Visita a la Chiquitanía

Tras asistir a un seminario sobre empresa pública en el Centro de Formación, la reina se trasladó en avioneta a San José de Chiquitos. Allí niños, jóvenes y mayores salieron a las calles, bajo un sol ardiente, para darle la bienvenida en la Plaza Principal con vítores, aplausos y ondear de banderitas de los dos países.

La soberana española recibe un obsequio en San José de Chiquitos. |Foto EFE

Rodeada por la muchedumbre, hizo su entrada en el restaurado conjunto misional fundado a mediados del siglo XVIII, cuando en los dominios americanos de la Compañía de Jesús nadie entraba sin su autorización, ni siquiera las autoridades eclesiásticas del virreinato, y comprobó el resultado de unas obras de rehabilitación a las que España ha destinado un millón de dólares.

Acompañada por autoridades nacionales y locales, visitó la torre, edificada en 1740, en los orígenes de la misión, y continuó el recorrido por las cinco salas del museo anexo antes de entrar en la iglesia, donde fue recibida entre aplausos por una amplísima representación de todos los colectivos sociales.

Un concierto de música barroca interpretado por los jóvenes instrumentistas de la Orquesta Municipal de San José -que realzaron la belleza del templo con un repertorio compuesto en el siglo XVIII por los propios misioneros e indígenas-, cerró el homenaje a la reina, que fue distinguida además como huésped ilustre de la localidad.

Tras un almuerzo en el patio del conjunto misional, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, la reina Sofía se acercó a la vecina Escuela Taller de la Chiquitanía, un centro de formación financiado por España donde se han graduado ya 137 jóvenes en oficios tradicionales que contribuyen a preservar el patrimonio cultural y natural de la zona.

La reina saludó a casi 70 estudiantes que reciben este curso de formación en disciplinas como albañilería, carpintería, jardinería, arqueología y forja.

Proyectos en educación y saneamiento básico

A su retorno a la ciudad de Santa Cruz, la reina Sofía visitó el Centro de Formación Ocupacional de Jóvenes Discapacitados (Preefa) que muestran los resultados de la colaboración de la Aecid con la organización Fe y Alegría, a través de la ONG española Entreculturas.

La Aecid mantiene suscrito un convenio de 12 millones de euros para el periodo 2010-2014 con Fe y Alegría, que cuenta con 430 centros educativos especiales en Bolivia, de los que cinco se encuentran en Santa Cruz, y la reina eligió el Colegio San Antonio, gestionado por los franciscanos, para comprobar sobre el terreno la eficacia de esta colaboración.

Recibida cariñosamente a su llegada por los alumnos del centro, todos ellos discapacitados intelectuales, recorrió las aulas de primaria especial, donde estudian 71 escolares, y los talleres donde 45 alumnos de 15 a 30 años reciben conocimientos de carpintería, cocina, repostería y panadería, pintura o costura, que les servirán para obtener un empleo.

Sofía abrió simbólicamente una llave de paso que suministrará agua potable a 98.000 personas.

En el último día de su visita a Bolivia, la soberana presidió la inauguración de un proyecto de potabilización y alcantarillado en la ciudadela Andrés Ibáñez (Plan 3000) financiado por el Fondo Español de Cooperación para Agua y Saneamiento. Este Fondo pretende ayudar a extender el acceso al agua potable en las zonas deprimidas de América Latina. Desde su lanzamiento en 2008, España ha invertido en Bolivia, con cargo a este fondo, aproximadamente 90 millones de euros.

En un emotivo acto la reina Sofía abrió simbólicamente una llave de paso que suministrará a partir de ahora agua potable a 98.000 personas de los suburbios de Santa Cruz, el primer paso de un ambicioso proyecto de cooperación española que mejorará las condiciones de vida de 795.000 bolivianos en 92 municipios repartidos por el país

Al concluir su visita la reina Sofía se declaró «asombrada por la hospitalidad» de la «simpatiquísima» población boliviana, así como «más que encantada» con el resultado de este viaje, que le permitió conocer el corazón de la Chiquitanía.

En 2011 la cooperación española para Bolivia alcanzó a 55 millones de dólares, gran parte destinado a programas contra la pobreza.

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center