Data: marzo 6, 2014 | 2:19
PIDEN ORAR POR SU SALUD | El arzobispo de Cochabamba permanece en Madrid y prevé continuar con su viaje a Italia, para estar con su familia. Aún se desconoce cuándo volverá a Bolivia...

Tras diagnóstico de un cáncer, monseñor Tito Solari es dado de alta, pero requiere tratamiento

El Arzobispo de Cochabamba es sometido a un riguroso tratamiento médico en España. | Foto Los Tiempos

El Arzobispo de Cochabamba es sometido a un riguroso tratamiento médico en España. | Foto Los Tiempos

© Los Tiempos

El arzobispo de Cochabamba, monseñor Tito Solari, fue dado de alta de la clínica de Moncloa en Madrid tras permanecer seis días hospitalizado, aquejado por un cáncer de páncreas que recién le fue diagnosticado, luego de sufrir severos dolores durante su viaje de Cochabamba a Europa, a fines de febrero. El anuncio fue hecho, ayer, por el arzobispo auxiliar, Robert Flock.

El representante del Arzobispado de Cochabamba subrayó que monseñor Tito Solari tendrá que someterse a un riguroso tratamiento contra el tumor que afecta en sus páncreas. Remarcó que si bien, los últimos estudios han establecido que la lesión no ha afectado a otros órganos, es necesario que el “pastor”  cumpla con su medicación.

Explicó que Tito Solari permanecerá en la casa de la Orden de los Salesianos en Madrid hasta que esté en condiciones de continuar con su viaje hacia Italia, donde tiene previsto reunirse con su familia y los benefactores de proyectos en Cochabamba.

Por el momento, se desconoce cuándo retornará a Bolivia. Dijo que el corazón de monseñor Solari está en Cochabamba y quiere volver, pero, los médicos le han indicado la importancia que tiene realizar el tratamiento.

“No queremos especular nada (…) monseñor Tito, es un hombre de fe y un hombre de Dios”, dijo Flock, al informar sobre la serenidad de Solari al encarar su diagnóstico. Manifestó que el monseñor le pidió “saludar al pueblo cochabambino y agradecer por todas las muestras de preocupación que le han expresado. Él tiene el corazón aquí, quería volver pero se da cuenta de que necesita la atención. No han terminado los diagnósticos pero se siente bien como para salir del hospital”, afirmó.

Inspirado por la humildad del Papa y el amor a los niños

El monseñor Tito Solari asumió la sede del Arzobispado en Cochabamba, en 1999. Es reconocido por su intervención durante los conflictos de la “Guerra del Agua”, en abril de 2000.
En octubre de 2013 visitó al papa Francisco, en el Vaticano. Entonces, le entregó una carta de los internos de la cárcel de El Abra y le comunicó su deseo de que un día visite Bolivia.
Tito Solari comentó que tras su encuentro con el Papa se sintió inspirado a imitar su humildad. El monseñor dijo en una entrevista concedida a Los Tiempos en el Día de Reyes, que le preocupaba la situación de los niños y adolescentes en situación de calle, y que la falta de una familia y de la violencia hacia esta población.
Durante los últimos meses, monseñor Tito Solari gestionó la última etapa del financiamiento para la restauración del templo y convento de Santa Teresa, así como de otros edificios patrimoniales en Cochabamba.

El vicario llama a orar

El padre Federico Torrico, vicario pastoral de la Arquidiócesis de Cochabamba, llamó a la población orar por la salud del monseñor Solari.

“Llamo a toda la población, a nuestros sacerdotes y comunidades religiosas a unirnos en oración y pedir que el Señor a través de la medicina le devuelva su salud. Pedimos por monseñor Tito pero también por todos los enfermos que hay en las clínicas, hospitales y en sus casas”, dijo el representante de la Arquidiósesis cochabambina.

“Él sabía que tenía cáncer desde un inicio que lo diagnosticaron, de manera que todavía estará unas semanas más allá, quiero pedir a los sacerdotes y comunidades religiosas a unirnos en oración”, agregó el padre Torrico.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center