Data: enero 16, 2019 | 20:29
SEMANA DE JAZZ EN COCHABAMBA | Hasta el sábado se desarrolla la tercera versión del festival valluno con presencia de bandas de Portugal y Argentina, y lo mejor del jazz boliviano...

Seis días de conciertos en el Llajtajazz 2019

D Jazz Big Band, integrada por jóvenes cochabambinos con formación en música clásica. Inauguraron el festival el pasado lunes en el Centro Boliviano Americano. | Foto Llajtajazz 2019
© Tomado de Plaza Catorce

El Festijazz arrancó con la presentación de Moonlight Jazz Cuartet y D Jazz Big Band; el martes se presentaron Pepperoni Jazz Trío y Lautaro Moreno & Edú Gabriel Cuarteto y hoy a las 19:00, en el auditorio del CBA, se presentan Mauro Rojas Trío y Startin Quartet. Mañana jueves, también desde las 19:00 y en el CBA (calle 25 de Mayo entre Mayor Rocha y Ecuador), le toca el turno a The Blue Velvet Experience y The Queens of Jazz y en La Muela del Diablo (Av. Potosí y Portales), desde las 21:30 estará Jorge da Rocha (Portugal) y Luciel Izumi. El viernes a las 19:00 en el auditorio del CBA se presenta Miguel Ulises Jiménez y Meidin Yapan, y las 21:30 en La Muela del Diablo estarán Johany Lavayen Cuarteto y Los Flacos Feos y después habrá una jam sesión. El sábado cierra el Festijazz, en el auditorio del CBA desde las 19:00 con Yan Salvador Trío y Heber Peredo & Tincho Castillo que llegan de La Paz.

Además de las presentaciones (la entrada tiene un costo de 30 bolivianos en cualquiera de los dos escenarios), desde el martes hasta el sábado los músicos darán talleres en el CBA a partir de las 10:00 de la mañana, talleres que tienen un costo de 20 bolivianos cada uno. Por ejemplo, el taller del martes estuvo a cargo de Miguel Jiménez, quien habló sobre el fenómeno fusión en la historia de la música. El taller de hoy lo dicta Lautaro Moreno y es sobre recursos en piano. Mañana Shasha Cuenca hablará sobre cuestiones técnicas de batería. El viernes Yan Salvador disertará sobre elementos clave para el desarrollo del lenguaje en el jazz y a las 15:00, en La Muela del Diablo, Jorge da Rocha enseñará sobre el conocimiento personal a través de la música. Finalmente,  el sábado a las 15:30, en el Centro Boliviano Americano,  Heber Peredo dictará el taller sobre la música latinoamericana desde el jazz.

LlajtaJazz | Moonligth Jazz Quartet

Imagen 1 De 15

14 de enero | Centro Boliviano Americano

La primera versión del Llajtajazz se realizó a iniciativa de Nayra Reque el año 2012, y entonces contó con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Alcaldía de Cochabamba, que tenía como oficial mayor a Uvaldo Romero.

“Nayra Reque es la fundadora que lo hizo el 2012 y estuvo a cargo de la Secretaría de Cultura, pero después no continúo por varios años porque apareció el Festijazz desde La Paz, una marca que ya estaba establecida. Pero después nosotros decidimos retomar el Llajtajazz para tener algo que sea gestionado por músicos, artistas y gestores culturales que conocen bien cómo funciona la movida y todo. Decidimos retomar el Llajtajazz el año pasado, el 2018, con la iniciativa mía, de Tamya Guereca, Nayra Reque y lo invitamos a Gustavo Pérez para que sea parte de la organización, y junto con la gente de Jazz Stop pudimos hacer después de como seis años la segunda versión y ahora ésta es la tercera versión”, cuenta Edú Gabriel.

A la organización de este 2019, además de Edú, Nayra, Tamya y Gustavo, el apoyo de Juan Miguel Villarroel y Claudia Terán de Jazz Stop; Fernando Jiménez y Andrea Fernández de Don Bolivia, se suman “otras personas que siempre nos han dado una mano; por ejemplo, hay muchos amigos, artistas y conocidos que nos están ayudando con la logística”.

Promover la creatividad y la composición

A diferencia del año pasado, que se armó el festival con poca anticipación y fueron invitadas las bandas que tenían más actividad escénica, “para este año 2019 abrimos una convocatoria en octubre del 2018 –especifica Gabriel–, donde todas las bandas que querían participar tenían que mandar su material de audio y su currículum. Entonces, se convocó a tres jurados internacionales, tres artistas del exterior que son: Tomás Fares de Argentina, José Villamayor de Paraguay y Junior Primata de Brasil, que son músicos de primer nivel, realmente muy buenos en sus países y en sus áreas, todos relacionados fuertemente al jazz, para que ellos sean los jurados que califican a las bandas en el aspecto musical, que es el más importante, en realidad, en la convocatoria… Estos jurados analizaban la música que enviaban todos los artistas a la convocatoria y el tema del currículum lo hicimos entre los miembros de la organización. Al final, las bandas que quedaron pasaron por todo ese proceso de la convocatoria y, lo más interesante, y lo que más quisimos apuntar con el tema de convocatoria, es a motivar y fomentar el tema de las composiciones, de la creatividad, por eso es que en la convocatoria se ha pedido que manden una composición y una versión de cualquier tema que quieran”.

A excepción de la D Jazz Big Band y de Queens of Jazz, que son dos grupos que conceptualmente no van muy de la mano con el tema compositivo, ya que Queens of Jazz es un grupo que tiene por característica rendir un homenaje a diferentes mujeres cantantes de jazz y a su repertorio tradicional norteamericano y la D Jazz Big Band cuya propuesta está basada en los arreglos de composiciones de músicos famosos, todas las demás bandas que se presentan en el Llajtajazz 2019 mostrarán sus composiciones.

Producción independiente

Esta tercera versión del Llajtajazz cuenta “con el auspicio de la Gobernación, de la Dirección de Culturas para ser exacto, y contamos también con un auspicio del Centro Boliviano Americano y otras empresas que también nos están brindando otro tipo de apoyo, como Backline, con el sonido, la filmación y el registro de audio y de video, incluso tenemos catering para los músicos que llegan de afuera” –dice Edú Gabriel—.

“La idea –continúa Edú—es que con todos los ingresos que logremos recaudar con el festival podamos cubrir todos los costos de producción necesarios y el pago para los músicos. En estas versiones lo estamos manejando así porque estamos empezando desde muy abajo, estamos empezando casi de cero y la idea es que crezca cada año y ha habido un crecimiento bastante notorio del año pasado a este año”.

A la pregunta de si es caro emprender un festival como éste, Edú Gabriel responde que “más que caro es complicado porque hay que tener como que el norte muy claro para poder lanzarse así a la aventura. Eso es lo bueno, que hemos podido elaborar un proyecto muy sólido, muy bien pensado con Nayra Reque y con Tamya Guereca y eso nos ha puesto el objetivo claro y gracias a eso es que hemos podido llevar todo adelante, pero sí es complicado y hay que seguir no más, eso es lo divertido también”.

Edú Gabriel y Yan Salvador en la Argentina

Edu Gabriel y Lautaro Moreno. Ambos, junto con Sasha Cuenca y Yan Salvador forman un cuarteto que transita entre Cochabamba y Buenos Aires. | Foto Llajtajazz 2019

En febrero del año pasado Edú Gabriel decidió partir hacia Buenos Aires (Argentina) junto con su hermano, el también músico Yan Salvador, donde ha estado estudiando, tocando, trabajando….

“Estoy en el taller de composición del Falla, de Ricardo Capellano, estuve cursando un ensamble con Tomás Fares, un músico muy bueno que hay allá y luego en SADAIC, que es una institución y luego tocando con varios proyectos. Armé mi cuarteto con el que tocamos mis composiciones con otros músicos en otros proyectos de jazz y de varios otros estilos”.

—¿Cómo te animaste a partir? | Más que todo para crecer un poco porque allá hay una actividad cultural bastante intensa, mucha movida, mucho jazz y muchos espacios también para tocar jazz. Hay muchos músicos también para armar proyectos muy interesantes, músicos que tienen ganas de tocar y que se comprometen mucho cuando entran a un proyecto y cuando son parte de algo, entonces un poco con esa visión de poder armar algo, una propuesta buena que pueda convocar a músicos que se interesen en eso.

—¿Estás contento con tu año allá? | —Sí, la verdad ha sido un año muy productivo en todo sentido, personalmente, musicalmente. Es más duro que acá porque hay muchos más músicos y muy buenos y el nivel es alto. Hay mucha exigencia y también está el tema de crisis allá y que hace que todo sea más difícil de conseguir, pero la verdad es que vale la pena porque hay mucha movida y eso es lo que a mí me gusta y vale la pena el esfuerzo.

—¿Vuelves a Buenos Aires? | —Voy a volver ahora en febrero.

LINKS RELACIONADOS
sopa de mani



Soria Galvarro



Komadina



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center