Data: septiembre 25, 2013 | 18:22
Existen varias vías legales alternativas para subsanar el delito, incluso dentro la Comunidad Andina de Naciones (CAN); y lo importante es que el Gobierno del Perú admita que el plagio es flagrante e indiscutible, sostiene la especialista boliviana que es integrante de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual…

Según Riffarachi, plagio de “Oh Cochabamba Querida” tiene varias soluciones

La abogada cochabambina Helga Riffarachi es experta formada por la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (Ompi). | Foto Archivo Sol de Pando

La abogada cochabambina Helga Riffarachi es experta formada por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (Ompi). | Foto Archivo Sol de Pando

La abogada experta en Derechos de Autor y ex Directora Regional del Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (Senapi) en Cochabamba, Helga Riffarachi, convoca a los herederos del compositor de la canción plagiada a reclamar por los derechos de autor violados en el Perú…

Existen varias vías legales alternativas para subsanar el delito, incluso dentro la Comunidad Andina de Naciones (CAN); y lo importante es que el Gobierno del Perú admita que el plagio es flagrante e indiscutible, sostiene la especialista boliviana…

© Wilson García Mérida
El trío cuzqueño "Los Do-Re-Mi", cuya ignorancia sobre el valor histórico de una canción cochabambina que les llevó a cometer un descarado plagio, tendría que ser sancionada por las propias autoridades del Perú, según la experta Helga Riffarachi,

El trío cuzqueño “Los Do-Re-Mi”, cuya ignorancia sobre el valor histórico de una canción boliviana les llevó a cometer un descarado plagio. Estos músicos inescrupulosos tendrían que ser sancionados por las propias autoridades del Perú en cumplimiento de normas internacionales, según la experta Helga Riffarachi,

A pesar de que en junio pasado el Concejo Municipal tomó conocimiento del plagio perpetrado en el Perú del tema Oh Cochabamba Querida que escribió en letra y música el compositor cochabambino Rubén Ramírez Santillán, más conocido por su pseudónimo Jaime del Río, la versión plagiada sigue difundiéndose en el vecino país, según denunció hoy en las redes sociales el activista cultural David Aruquipa Pérez.

El grupo que cometió el flagrante delito contra la Propiedad Intelectual y los Derechos de Autor que protegen aquella obra musical emblemática de la identidad de los cochabambinos, es un trío llamado “Los Do-Re-Mi”, quienes grabaron su versión ilegal en la ciudad de Cuzco con el título de “Oh Quillabamba Querida”.

Tanto la melodía como los versos de aquella canción originalmente publicada en 1968 por el sello discográfico boliviano Lyra (Discolandia) fueron totalmente plagiados por el grupo cuzqueño, con dolosas alteraciones que han suprimido especialmente importantes toponímicos que identifican a Cochabamba, como el río Rocha y el cerro del Tunari, con el fin de adecuar la canción al valle de Quillabamba, un municipio del Cuzco sorprendentemente parecido al valle cochabambino. (Según crónicas virreinales, Quillabamba fue el lugar del Cuzco desde donde el inca Huayna Capac desplazó sus poblaciones mitimaes que llegaron al Collasuyo en el siglo XV, específicamente a Cochabamba, para imponer pacíficamente la colonización quechua sobre estas tierras de la actual Bolivia antiguamente aymaras).

Audio | Tema original interpretado por Los Payas en 1971 | Ver video
Audio | Tema plagiado grabado por Los Do-Re-Mi  | Ver video

LAS EVIDENCIAS DEL FLAGRANTE PLAGIO

ManitoClicLA LETRA ORIGINAL DE LA CANCIÓN PLAGIADA | PDF
Título
Original de Jaime del Río: Oh Cochabamba Querida
Plagio de Los Do-Re-MI: Oh Quillabamba Querida
 
 
Tercera estrofa, Primer verso
Original de Jaime del Río: Y si de nuevo algún día, me alejo de ti, oh, Tunari
Plagio de Los Do-Re-Mi: Y si de nuevo algún día, me alejo yo de tu lado
 
 
Tercera estrofa,  Segundo verso
Original de Jaime del Río: No te olvides tierra mía, de este dulce taquirari
Plagio de Los Do-Re-Mi: No te olvides tierra mía, de esta alegre melodía
 
 
Cuarta estrofa, Primer verso
Original de Jaime del Río: El río Rocha turbio, pinta tu hermoso verdor
Plagio de Los Do-Re-Mi: El río ya se turbió, pinta tu hermoso verdor
 
 
Cuarta estrofa, Segundo verso
Original de Jaime del Río: Pueblo que eres de Bolivia, su dicha y su corazón
Plagio de Los Do-Re-Mi: Pueblo que eres de mi Cuzco, su dicha y su corazón

Superficialidad en la Municipalidad de Cochabamba

En junio pasado el Concejo Municipal de Cochabamba recibió la denuncia acerca del descarado plagio de la obra de Jaime del Río, por parte del grupo folclórico de Cuzco, y más allá del simbolismo de declarar el tema “patrimonio de la ciudad” no hubo acción efectiva ni en la Cancillería ni en el Ministerio de Culturas.

En su edición del 6 de junio de este año, Los Tiempos informó que el Concejo Municipal de Cochabamba había decidido declarar el tema Oh Cochabamba Querida “patrimonio cultural intangible” de la ciudad, de manera “apresurada” como admitió una concejala encargada del tema, ante la denuncia formulada por el ciudadano Celso Guzmán Vargas, miembro de la Sociedad Boliviana de Autores y Compositores de Música (Sobodaycom), quien había enviado una carta al gobernador Edmundo Novillo denunciando que en la ciudad de Quillabamba (Cuzco), república del Perú, una emisora de radio “difunde  lamentablemente una  canción  boliviana   robada  y adulterada, cantada  por un trío de varones”, refiriéndose a la obra musical de Jaime del Río.

La nota periodística informaba también que la Jefa del Departamento de Patrimonio y Servicios Culturales de la Alcaldía de Cochabamba promovió la declaratoria del tema como “patrimonio cultural” para cumplir un requisito supuestamente exigido por la Cancillería y el Ministerio de Culturas antes de iniciar cualquier reclamo por el plagio cometido. Y ahí quedó el asunto.

No hay evidencias de un seguimiento sostenido y efectivo por parte de los funcionarios municipales para llegar con el reclamo boliviano al Perú desde la Cancillería y el Ministerio de Culturas, instancias jerárquicas del Estado Plurinacional que tampoco se pronunciaron oportunamente. Tampoco hubo señal alguna de hacer justicia a la obra y la memoria de Jaime del Río, el autor del tema, un poeta homosexual que se suicidó en La Paz, proscrito e ignorado, por la discriminación que su condición causaba en la sociedad de su tiempo.

La evidencia de que las gestiones municipales anunciadas tras la “declaratoria” de “patrimonio cultural” no tuvieron ninguna eficacia en los más de tres meses transcurridos desde junio, fue la denuncia lanzada este miércoles 25 de septiembre por David Aruquipa (integrante de un colectivo gay en La Paz que reivindica la obra y la memoria de Jaime del Río) en sentido de que el tema plagiado sigue siendo difundido impunemente en el Perú.

ENTREVISTA CON HELGA RIFFARACHI

HelgaRiffLa Dra. Helga Ilse Riffarachi Zubieta es fundadora del Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (Senapi) y fue su primera Directora Regional en Cochabamba durante siete años, del 2003 al 2010. Con posgrados en la UPB y la Umss, donde dicta cátedras, obtuvo su especialidad en temas de Propiedad Industrial y Propiedad Intelectual becada por la Organización Mundial de Propiedad Intelectual (Ompi) en Ginebra, Suiza. Es en Cochabamba la profesional más autorizada para orientar las acciones que el país debe seguir ante flagrante plagio de la canción símbolo de los cochabambinos…
 
 
—     Dra. Riffarachi, cómo definimos de un modo simple el plagio…
—    Plagio es “copiar en lo sustancial obras ajenas, dándolas como propias”, según la Real Academia Española. Para fines legales, el plagio posee dos características: La copia total o parcial no autorizada de una obra ajena; y la presentación de la copia como obra original propia, suplantando al autor verdadero.
 
—    ¿Qué consecuencias legales tiene el plagio cometido en el Cuzco contra la canción Oh Cochabamba Querida?
—    La violación al Derecho de Autor se comete en este caso cuando se han vulnerado los derechos morales o de paternidad de la obra. Esos derechos morales se establecen cuando en todo tiempo se invoca el nombre del autor o seudónimo del mismo, oponiéndose a cualquier modificación, mutilación o deformación de su obra. Por tanto, una canción reconocida como es “Oh Cochabamba querida” y que data de varios años atrás, debe ser respetada. A pesar de que el autor ya ha fallecido, la Ley 1322 de Derechos de Autor, que rige en Bolivia, es clara y menciona que los herederos tienen los derechos de titularidad adquirida por 50 años de explotación, después de la muerte del autor. Asimismo la misma Ley 1322 menciona que una obra pertenece al patrimonio nacional de Bolivia cuando un autor boliviano ha fallecido sin sucesores ni causahabientes y por tanto, ya sea sus herederos o a falta de ellos el Estado, tienen el deber de reclamar y hacer respetar esos derechos vulnerados.
 
—    ¿Qué normas internacionales protegen los derechos de un boliviano plagiado en el Perú en este caso?
—    Una de ellas es la Normativa Comunitaria, basada en la Decisión 345 de la Comunidad Andina de Naciones, la CAN, referente al acuerdo de Cartagena sobre los Derechos de Autor y Derechos Conexos del 17 de diciembre de 1.993. La otra normativa internacional es el Acuerdo sobre los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio ADPIC de 1994. Asimismo, se tiene la adhesión  al Convenio Internacional de la Convención de Berna sobre la protección a las obras literarias, musicales y artísticas el año 1993.
 
 
—    ¿Qué debe hacer exactamente el Estado boliviano para reparar el daño al derecho moral de Jaime del Río debido al plagio de su obra?
—    Como mencioné anteriormente, al ser una canción notoriamente reconocida y que mantiene su ritmo boliviano y melodía original de nuestro autor boliviano, el Estado tiene el deber de pronunciarse y reclamar a través de los convenios a los cuales Bolivia se ha adherido, firmado y reconocido, con la finalidad de hacer respetar los derechos de los autores bolivianos en otros países, promover y preservar la cultura y el arte boliviano.
 
 
—    ¿A qué instancias gubernamentales les corresponde tomar acciones?
—    Las instancias dependerán según las vías o alternativas que vayan a tomar los herederos del autor o el Estado mediante la Cancillería. Puede ser por la vía del Tribunal de la Comunidad Andina de Naciones; como también se puede recurrir al Senapi para hacer prevalecer los derechos ante el Indecopi del Perú; o actuar entre Sociedades de Gestión Colectiva (en este caso sociedades de autores y compositores), tanto en Perú como en Bolivia. Otra vía puede ser el Centro de Conciliación de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual, el Ompi, según donde pertenezcan el autor y el infractor. Asimismo el Ministerio de Culturas, con la finalidad de hacer prevalecer y respetar la cultura del país, tiene la obligación de pronunciarse al respecto.
 
 
—    ¿Y qué tendría que hacer el Gobierno del Perú para facilitar la aplicación de las leyes en este caso?
—    Posiblemente El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual, Indecopi, del Perú, la sociedad de gestión colectiva al que pertenece el grupo del Perú y el Gobierno mismo del país vecino se pronuncien y convoquen a los infractores para que reconozcan los derechos violados al autor boliviano. Generalmente para no ingresar en largos procesos o juicios, los involucrados recurren a la vía de la conciliación y en esa etapa logran reivindicar los derechos y publicarlo en los medios de comunicación internacional y local reconocidos, sacando además de circulación la obra falsificada por el plagio.
La versión plagiada por el grupo peruano Do Re Mi | VIDEO

La versión original interpretada por el cantante argentino Jorge Cafrune | VIDEO

LINK RELACIONADO
Soria Galvarro



Komadina



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center