Data: mayo 12, 2016 | 7:56
LLEGÓ EL IMPEACHMENT | De los 81 senadores, 55 votaron a favor del procesamiento y 22 en contra. Su vicepresidente Michel Temer es el sucesor constitucional...

Dilma Rousseff suspendida por 180 días, será sometida a juicio político para su destitución

Rousseff pasará su exilio político en el Palacio da Alvorada, residencia oficial de la presidencia, mientras espera la decisión final del Senado que decidirá si la mandataria es destituida de su cargo de forma definitiva. | Fotomontaje Sol de Pando

Rousseff pasará su exilio político en el Palacio da Alvorada, residencia oficial de la presidencia, mientras espera la decisión final del Senado que decidirá si la mandataria es destituida de su cargo de forma definitiva. | Fotomontaje Sol de Pando

El fin anticipado del gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) en Brasil se votó hoy. Tras más de 18 horas de sesión ininterrumpida y con 55 votos a favor y 22 en contra, el juicio político contra la mandataria Dilma Rousseff fue aprobado. Ahora, la Presidenta está obligada a abandonar el poder por 180 días. Se espera que cerca del mediodía asuma la presidencia interina el vicepresidente Michel Temer, quien desde hace unos meses rompió su alianza con la mandataria con el objetivo puesto en convertirse en su contrincante…

Redacción Sol de Pando | Agencias

Tras una maratónica sesión que se extendió durante más de 20 horas, el Senado de Brasil resolvió que la presidenta Dilma Rousseff será sometida a juicio político y, por lo tanto, deberá dejar el cargo por 180 días. De los 81 senadores, 55 votaron a favor y 22 en contra. Hubo una abstención y tres ausentes.

La presidenta pasó el que podría ser su último día como jefa de Estado de Brasil en el Palacio del Planalto y aprovechó para grabar un video que será difundido en redes sociales después de quedar oficialmente suspendida de la presidencia. Tras varios idas y vueltas, Rousseff decidió que hará un pronunciamiento público cerca de las 10 de la mañana de hoy, como último acto antes de su suspensión por 180 días, con la idea de reforzar el discurso de que es víctima de un «golpe» y que va a «resistir hasta el final».

Otra de las ideas de Dilma es, una vez notificada de su suspensión, dejar el Planalto por la puerta principal, acompañada por el ex presidente y mentor político, Luiz Inácio Lula da Silva, y algunos ministros.La sesión especial, que comenzó ayer a las 9.50 de ayer, fue abierta por el presidente del Senado Renan Calheiros. En la apertura pidió a sus compañeros encarar la jornada con «sobriedad» y «rapidez».

Dilma sería la segunda mandataria suspendida

Dilma podría convertirse, junto con el ex presidente Fernando Collor, en la segunda mandataria suspendida del cargo en los últimos 20 años. En 1992, Collor fue separado del cargo y terminó renunciando antes de que el Senado dictara su decisión final sobre el juicio político en su contra.
Reelegida hace poco menos de dos años, Rousseff, la primera presidenta de Brasil, vio su popularidad derrumbarse de forma dramática en el último tiempo como consecuencia de la crisis económica que afecta al país y el escándalo de corrupción de Petrobras que ya se cargó a varios aliados y políticos del PT, como de otros partidos. La presidenta, por ahora, no registra acusaciones de corrupción.

Durante el lapso de tiempo en que Dilma se encuentre suspendida mientras el Senado lleva a cabo el juicio, asumirá su vicepresidente, Michel Temer, que ya tiene preparado su gabinete. El proceso será presidido por el titular del Supremo Tribunal Federal, Ricardo Lewandowski. Por su parte, la mandataria permanecerá en la residencia oficial, el Palacio da Alvorada, al menos durante los primeros días, posiblemente recibiendo la mitad de su salario.

Los cargos contra Rousseff incluyen haber incumplido normas fiscales administrando el presupuesto federal. Sin embargo el proceso se convirtió también en una especie de referendo para su presidencia, mientras Brasil se encuentra en una profunda recesión económica y se lleva a cabo una amplia investigación por corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

Esta madrugada, poco antes de las 4, cuando el debate llevaba más de 15 horas, una mayoría de los senadores —41 de 81— ya se había manifestado a favor de juzgar a la mandataria, que anoche retiró sus pertenencias del despacho principal del Palacio del Planalto.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center