Data: mayo 2, 2020 | 21:52
EL EX MINISTRO DE LA PRESIDENCIA MOVILIZA AL MAS DESDE LA EMBAJADA MEXICANA | Diputado oficialista plantea suspender temporalmente relaciones diplomáticas con el país que protege al prófugo y sus cómplices...

BARRAL: ROMPER CON MÉXICO Y ATRAPAR A QUINTANA

Juan Ramón Quintana el año 2010 en Cobija, auspiciando una celebración de campaña electoral con militantes de su partido. | Foto archivo Sol de Pando

Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |
© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando

“Si no respetan la soberanía de la justicia boliviana, no es necesario tener relaciones con México” dijo hoy el diputado Amilcar Barral a tiempo de plantear al Gobierno boliviano romper relaciones diplomáticas con el país que preside Andrés Manuel López Obrador.

Según Barral, al romper relaciones diplomáticas con México quedarían desactivados los dispositivos de inmunidad que impiden ejecutar los mandamientos de aprehensión librados por la Fiscalía de Bolivia para el arresto de Quintana y otros ex funcionarios del gobierno de Evo Morales que se encuentran ocultos tras los muros de la sede diplomática, evadiendo a la justicia.

Quintana con otros ex-ministros y personal de la autocracia que presidió Evo Morales, hoy refugiados en la Embajada azteca de La Paz, están imputados por el fraude electoral cometido el 20 de octubre y posteriores actos de violencia política que en noviembre desembocaron en las masacres de Huayllani y Senkata bajo el régimen de Jeanine Añez, que ascendió tras la fuga de Morales a México precisamente.

En la jornada de ayer, la Fiscalía libró una nueva orden de aprehensión, esta vez contra el ex ministro de Justicia Héctor Arce Zaconeta, también oculto en la residencia diplomática junto a Quintana. Se lo acusa con pruebas fehacientes por los delitos de “uso de documento falsificado y obstaculización de procesos electorales, alteración y ocultación de resultados y manipulación informática”.

Barral, representante del partido oficialista Unidad Demócrata, demanda al Estado Plurinacional que preside Añez expulsar a los diplomáticos mexicanos debido a que están obstruyendo la justicia en nuestro país. En caso de darse esa ruptura, no existiría obstrucción alguna para capturar a Quintana y sus cómplices.

“Aunque se enojen… ¿qué tenemos de México para mantener relaciones cerradamente? nada”, dijo Barral en un contacto con la prensa en puertas del Palacio Legislativo. Una vez  capturados Quintana y sus cómplices, se podría restablecer las relaciones con ese país en un futuro mediato, dijo el diputado.

Quintana sigue armando despute en Bolivia

El político advirtió también que Quintana desde la Embajada de México y Evo Morales desde su exilio dorado en Argentina, son los autores intelectuales y promotores de los recientes hechos de violencia en varios puntos del país controlados por el MAS, donde la militancia de ese partido rompió la cuarentena sanitaria en plena pandemia del coronavirus, invadió vías públicas y atacó ambulancias con pacientes y médicos, incendió cuarteles policiales, y fue por tanto ferozmente reprimida por las fuerzas del orden al mando del ministro fascista Arturo Murillo.

Un audio difundido en la víspera por el periodista John Arandia, en voz de un dirigente cocalero, prueba que la convulsión generada en las pasadas horas fue en cumplimiento de “órdenes superiores desde arriba”, lo cual alude con toda probabilidad a Morales y Quintana.

Evo Morales juega a victimizarse frente al régimen de Añez buscando ganar votos para sus candidatos, usando a sus bases como carne de cañón; y la presidente-candidata, que recibe asesoramiento directo de la CIA, saca partida del hostigamiento neo-estalinista del MAS para justificar sus pretensiones de prorrogarse indefinidamente en el poder.

Ante los sucesos de esta noche no cabe duda que este audio que circuló en pasados dias por redes sociales tenía veracidad

Publicado por John Arandia Periodista en Jueves, 30 de abril de 2020

Evo Morales: «Que no entre comida a las ciudades…» | VIDEO

LINKS RELACIONADOS

datos-y-analisis

coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center