Data: noviembre 29, 2012 | 16:26
Raoni Metuktire realiza un tour por Europa con el objetivo de sensibilizar sobre la importancia de preservar la selva amazónica y respetar a los pueblos en aislamiento voluntario que viven en ella

Raoni, el jefe indígena amazónico, fue recibido por el presidente François Hollande

El ya octogenario cacique Raoni es fácil de reconocer con su tradicional labret que le distiende el labio inferior y que lleva con gran orgullo.

Raoni, el Embajador del Planeta, le declaró la guerra al proyecto de represas de Belo Monte, que amenaza los territorios indígenas situados a orillas del río Xingú en el estado de Pará, reafirmando su determinación de proteger la selva amazónica de un desastre mayor. Su lucha por defender el territorio indígena amazónico es una lucha mundial…

© Redacción Sol de Pando El presidente francés, François Hollande, se reunió este jueves en el palacio del Elíseo con el jefe indígena brasileño Raoni Metuktire, defensor de la Amazonia.

Luciendo un tocado de plumas amarillas y su célebre disco labial, Raoni abogó en favor de la causa de la Amazonia y de los pueblos no contactados, conocidos también como pueblos en aislamiento voluntario que habitan en el corazón del continente amazónico.

Raoni estuvo acompañado por Gert-Peter Bruch, presidente de la asociación «Planète Amazone» y por Nicolas Hulot, presidente de la Fundación por la Naturaleza y por el Hombre.

Raoni, octogenario ya, efectúa un viaje por Europa en el marco de una campaña de sensibilización en favor de la preservación de la selva amazónica y del respeto de los pueblos en aislamiento voluntario que viven en ella.

El presidente francés «saludó su recorrido personal y su valiente compromiso en favor de la preservación del medio ambiente», precisó la presidencia francesa en un comunicado.

Hollande «recordó la movilización de Francia en favor de la preservación de los grandes bosques primarios y la protección de los pueblos autóctonos que viven en ellos, en Amazonia y en todo el mundo».

Recalcó asimismo que la «acción llevada a cabo por Francia a fin de favorecer el desarrollo durable en la zona amazónica en Guayana» francesa.

El presidente francés, que participó en la conferencia Rio+20 en junio pasado, reiteró «la importancia de la aplicación de sus conclusiones» y de una «participación de los pueblos autóctonos en los debates y negociaciones que conciernen su futuro».

«Cuando tendemos a aferrarnos a los propios intereses locales, nacionales o regionales, Raoni viene a recordarnos que lo que está en juego son intereses universales, que los cambios climáticos, la deforestación, la pérdida de la biodiversidad van a afectar a toda la humanidad», declaró Nicolas Hulot, destacado activista ecologista francés, que acompañaba al líder indígena.

El Tata Raoni (así llaman los pueblos indígenas a sus patriarcas y ancianos), con más de ochenta años, dedicó gran parte de su vida a esta lucha territorial que es también una lucha cultural por preservar la identidad de estos pueblos; por eso se presenta ante los foros internacionales ataviado a la usanza bosquímana, con sus adornos ancestrales y su famoso labret incrustado en su labio inferior.

Ícono de la defensa amazónica

Nacido aproximadamente en 1930, no posee «certificado» de nacimiento, Raoni Metuktire, uno de los grandes jefes del pueblo Kayapó que viven en el corazón de una reserva protegida en el territorio brasileño, es una figura internacional emblemática de la lucha por la preservación de la selva amazónica y de la cultura indígena.

Proveniente de la rama Metuktire de los Kayapos, es uno de los hijos del cacique Umoro. El pueblo Kayapo es nómada y su infancia está marcada por desplazamientos incesantes y varias guerras tribales. Guiado por su hermano Motibau, a los 15 años Raoni comienza a colocar su famoso labret, disco de madera pintado de forma ceremomial que se lleva bajo el labio inferior, llamado botoque por los guerreros de su tribu.

En febrero de 1989, Raoni es uno de los más fieros opositores al proyecto de la represa de Kararao. Las cadenas televisivas del mundo entero están presentes para escuchar sus discursos en Altamira, al momento de una gigantesca asamblea de jefes que quedará para la historia. El proyecto de la represa será finalmente abortado.

La gira que Raoni emprende con la estrella de rock Sting en diecisiete países, de abril a junio de 1989, le permite difunir su mensaje a escala mundial. Doce fundaciones Selva Virgen son creadas en el mundo con el objetivo de recaudar fondos para apoyar la creación, en la región del Río Xingu en Amazonía, de un parque nacional de una superficie de alrededor de 180 000 km2.

Es en en 1989, a raíz del entusiasmo suscitado por su gira mundial, que se crea el parque, situado en el territorio de los estados de Mato Grosso y Pará. Hoy, constituye la mayor reserva de selvas tropicales del planeta.

Otro resultado concreto de esta primera campaña internacional de Raoni es el desbloqueo de fondos por parte del G7 para la demarcación de todas las reservas indígenas de Brasil, aún si este proyecto no ha sido concretado aún.

El Embajador del Planeta

Convertido en embajador del combate por la protección de la selva amazónica y siendo ya el de la protección del medio ambiente de todo pueblo indígena, Raoni Metuktire ha efectuado desde 1989 numerosos viajes a través del mundo, visitando por ejemplo a los Inuit de la costa norte del Québec, en Canadá, en agosto del 2001, o el Japón, en mayo del 2007. Sin embargo, es principalmente en Europa que si mensaje parece recibir una mejor difusión. Es así como regresa a Francia en el 2000, 2001 y 2003 dónde recibe el apoyo activo del presidente Jacques Chirac.

Los diferentes pueblos indígenas de la región de Xingu, de los cuales Raoni es sin lugar a dudas el más célebre representate, luchan firmemente para preservar su cultura de varias centenas de generaciones. Varios milenios separan sus costumbres de nuestra civilización occidental. Raoni ha logrado superar este abismo cultural durante su existencia, conservando y demostrando estoicismo y dignidad. Se reúne regularmente con las grandes personalidades mundiales, pero continúa su simple estilo de vida en la selva. Los regalos recibidos son sistemáticamente redistribuídos.

En sus intervenciones en los medios de comunicación, aparece frecuentemente con una corona de plumas amarillas y aretes y collares kayapos. El cacique Raoni es fácil de reconocer con su tradicional labret que le distiende el labio inferior y que lleva con gran orgullo.

IR A LA PÁGINA WEB DE RAONI
 LINK RELACIONADO
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center