El Gobierno se niega a admitir y procesar pruebas que Sol de Pando ofreció entregar sobre los vínculos del Ministro de la Presidencia con narco-sicarios que dispararon contra campesinos del MAS en Porvenir...

Quintana no sólo protegía a Ormachea, también encubrió al narcotraficante “Mauro”

Fabricio Ormachea y Mauro Vásquez, un policía corrupto y un narco-sicario, gozaron durante cuatro años la protección del Ministro de la Presidencia. | Fotomontaje Sol de Pando

Fabricio Ormachea y Mauro Vásquez, un policía corrupto y un narco-sicario, gozaron impunemente durante cuatro años la protección del Ministro de la Presidencia. | Fotomontaje Sol de Pando

La Ministra de Comunicación desmintió en la víspera las relaciones entre el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana y el policía Mario Fabricio Ormachea Aliaga, sin aclarar por qué Quintana —quien incluyó los antecedentes criminales de Ormachea en un estudio académico que realizó en el año 2004— permitió durante sus gestiones como Ministro de la Presidencia, como director de Ademaf y como encargado presidencial de la Seguridad del Estado, que Fabricio Ormachea tome posiciones estratégicas en la estructura jerárquica de la Policía, al extremo de haber sido designado como encargado anticorrupción de la entidad policial. La ministra Dávila tampoco aclara sobre las relaciones que Quintana estrechó en Pando con los narco-sicarios Mauro Vásquez Guerra y Esteban “Chito” López Sánchez, que ejecutaron la masacre de Porvenir el 11 de septiembre del 2008…

UNA PELIGROSA CERCANÍA QUE PUSO EN RIESGO A EVO La negligente irresponsabilidad del Ministro de la Presidencia permitió que un avezado delincuente como Fabricio Ormachea llegue a estar muy cerca al Presidente, al habérsele confiado las más delicadas funciones jerárquicas en la lucha antidroga. ¿Y si el policía corrupto hubiera sido sobornado por la CIA para atentar contra Evo Morales aprovechando esa peligrosa cercanía? Era tan posible como lo fue la abortada extorsión en Miami. ¿Quién tendría la culpa entonces? ¿La Policía como institución "autónoma", a la que acusa hoy García Linera por "no saber escoger a su gente"? ¿La derecha opositora? ¿Y dónde quedan las responsabilidades políticas de Quintana, el encargado de diseñar y controlar los aparatos de Seguridad e Inteligencia del Estado Plurinacional a pedido del propio Evo? | Foto archivo El Día

UNA PELIGROSA CERCANÍA QUE PUSO EN RIESGO A EVO
La negligente irresponsabilidad del Ministro de la Presidencia permitió que un avezado delincuente como Fabricio Ormachea llegue a estar muy cerca al Presidente, al habérsele confiado las más delicadas funciones jerárquicas en la lucha antidroga. ¿Y si el policía corrupto hubiera sido sobornado por la CIA para atentar contra Evo Morales aprovechando esa peligrosa cercanía? Era tan posible como lo fue la abortada extorsión en Miami. ¿Quién tendría la culpa entonces? ¿La Policía como institución “autónoma”, a la que acusa hoy García Linera por “no saber escoger a su gente”? ¿La derecha opositora? ¿Y dónde quedan las responsabilidades políticas de Quintana, el encargado de diseñar y controlar los aparatos de Seguridad e Inteligencia del Estado Plurinacional a pedido del propio Evo? | Foto archivo El Día

© Wilson García Mérida

Hace exactamente dos años, el 18 de septiembre del 2011, el periodista de El Deber Roberto Navia Gabriel publicó una acuciosa entrevista con el entonces director de la Agencia para el Desarrollo de la Macro-regiones y Fronteras (Ademaf) Juan Ramón Quintana, versando sobre las funciones que aquella autoridad venía desempeñando especialmente en la Amazonia boliviana.

Quintana admitió entonces que parte de sus funciones en Ademaf eran enteramente coercitivas, lo cual supone que disponía el uso de fuerzas armadas, policía y aparatos de Inteligencia, además de medios de comunicación.

“Yo he sido oficial del Ejército y estoy preparado para experimentar escenarios de altísimo riesgo y probablemente ese es un elemento que le permitió decidir al señor Presidente destinarme a esta tarea. Es un oficio que no es compatible ni con la complacencia, ni con la timidez”, confesó Quintana al periodista de El Deber, revelando con esas palabras que sus competencias abarcaban la organización de los aparatos de seguridad del Estado desde donde se desarrollan operaciones sicológicas, labores de infiltración, control territorial y contrainsurgencia. Tales competencias las ejercía ya como Ministro de la Presidencia, antes de Ademaf, habiendo centralizado en su Ministerio la red estatal de Inteligencia, por encima incluso de los ministerios de Gobierno y de Defensa. En otras palabras, todo el aparato de Seguridad e Inteligencia del Estado Plurinacional está bajo el absoluto control de Quintana, quien detenta el raro privilegio de ser el único civil en Bolivia con mando de tropa.

Quintana es el único dirigente político en Bolivia que ejerce mando de tropa. | Foto archivo Sol de Pando

Quintana es el único dirigente político en Bolivia que ejerce mando de tropa a total discresión. | Foto archivo Sol de Pando

En octubre del 2010, tras disponer la militarización de zonas auríferas en la Chiquitanía y el Itenez, Quintana llegó incluso a dirigir operativos de lucha contra el narcotráfico en esa región, habiendo capturado, personalmente, a supuestos narcotraficantes brasileños acusados de incurrir en la explotación ilegal de oro. Aquella tarea de interdicción comandada por el director de Ademaf, obligó a la Cancillería del Brasil a tramitar la repatriación de los brasileños encarcelados. “De los 31 brasileños detenidos por las autoridades bolivianas, 25 retornarán a Brasil, cuatro se quedarán en Bolivia con residencia y dos responderán a procesos por explotación ilegal de minerales”, señalaba una nota de prensa emitida por la Cancillería de Itamaraty, citada por la Agencia Boliviana de Informaciones (ABI). Y el propio Quintana declaró ante la agencia EFE: “Tenemos toda la información de quiénes compraron estancias, de quiénes compraron maquinaria y quiénes invirtieron la plata del narcotráfico en el oro”.

En cada uno de aquellos operativos planificados, ejecutados y dirigidos personalmente por el ex mayor del Ejército Juan Ramón Quintana, su mano derecha era el jefe de Operaciones de la Fuerza de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), el mayor de la Policía Mario Fabricio Ormachea Aliaga, alias “El Facho” como se lo conoce en la institución policial. Ormachea era jefe de operaciones antinarcóticos desde el año 2009, “por recomendación expresa del entonces Ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana”, asegura una fuente policial en contacto con Sol de Pando.

Ayer, en un intento bienintencionado por minimizar las responsabilidades de Quintana en el meteórico ascenso de Ormachea dentro los aparatos represivos del Estado Plurinacional, el vicepresidente Álvaro García Linera endilgó el turbio drama exclusivamente a la Policía Nacional por no saber “depurar sus filas”. El Vicepresidente recriminó a la institución policial, según refirió El Deber, por permitir que oficiales con antecedentes estén vinculados en cargos jerárquicos”  y acusa de no haber tomado en cuenta el estudio realizado por el consultor académico Juan Ramón Quintana en el año 2004 (y publicado en el 2005) que “había advertido” sobre los antecedentes de Ormachea. Álvaro pretende insinuar que Quintana “denunció oportunamente” a Ormachea y que nadie le dio bola en la Policía. Como si la Policía fuese una entidad autónoma, sin sexo como los ángeles, independiente del poder político.

La verdad es que Quintana, habiendo conocido —como académico— los antecedentes del policía corrupto, como Ministro lo promovió convirtiéndolo en su operador político dentro la Policía, y —esto es lo más grave— coordinó personalmente con Ormachea Aliaga (tanto desde el Ministerio de la Presidencia como desde Ademaf), varias tareas operativas y de inteligencia especialmente en el oriente y la Amazonia boliviana. Fruto de esa oscura relación, Ormachea llegó a ser nombrado, nada menos, Jefe de la Unidad Anticorrupción de la Policía Boliviana. ¿Por qué Quintana no objetó esa designación? ¿Por qué Quintana no le advirtió al presidente Evo Morales, y al Alto Mando Policial, que el flamante jefe anticorrupción de la Policía tenía un juicio, entre otros, por falsificación de pólizas desde el año 1999 según consta en su estudio académico publicado en el 2005?

El frágil desmentido de la ministra Dávila

PlanillasExpresando indignación, la ministra de Comunicación Amanda Dávila se apresuró en desmentir los vínculos entre Quintana y Ormachea, denunciados y sostenidos por Sol de Pando y otros medios informativos, afirmando que esa ligazón “viene traída de los cabellos”.
La Ministra basa su desmentido en un dato irrelevante y secundario:
En planillas del Ministerio de la Presidencia figura el nombre de un joven funcionario llamado Fabricio E. Ormachea Fernández que se desempeña como encargado de Activos Fijos, en un modesto cargo ciertamente.
Desde el propio Ministerio de la Presidencia surgió la versión de que se trataría del hijo del homónimo mayor de Policía.
Amanda Dávila dice que no hay tal vínculo consanguíneo. Le creemos.
Pero eso no deslinda en absoluto la relación profunda e infame, política, orgánica y operativa establecida en los más altos niveles del underground represivo entre el Ministro autoritario y el policía corrupto, independientemente de los entornos familiares que pudieran o no tener dentro la función pública.

Ormachea, Quintana y “Mauro”

EL NARCOTRAFICANTE AL QUE ORMACHEA NUNCA PERSIGIÓ Mientras Ormachea se mantuvo como jefe de operaciones de la Felcc, Mauro Vásquez rearticuló su banda peruano brasileña en Cobija con total impunidad durante más de cuatro años. Recién en noviembre del 2012, burlando los controles de Quintana y con apoyo de  investigadores brasileños, la Policía Nacional logró atraparlo nuevamente. Si para la caída de Ormachea tuvo que intervenir el FBI en flagrancia, para la captura de "Mauro" el Brasil tuvo que amenazar con cerrar su frontera en Pando.

NARCO-SICARIO AL QUE ORMACHEA NUNCA PERSIGUIÓ
Mientras Ormachea se mantuvo como jefe de operaciones de la Felcn, Mauro Vásquez rearticuló su banda peruano-brasileña en Cobija con total impunidad durante más de cuatro años. Recién en noviembre del 2012, burlando los controles de Quintana y con apoyo de investigadores brasileños, la Policía Nacional logró atraparlo nuevamente. Si para la caída de Ormachea tuvo que intervenir el FBI en flagrancia, para la captura de “Mauro” el Brasil tuvo que amenazar con cerrar su frontera en Pando.

Tras la masacre del 11 de septiembre en el municipio pandino de Porvenir, Quintana facilitó la excarcelación del jefe de los narco-sicarios —leales a Leopoldo Fernández hasta ese momento— que intervinieron en la matanza de indefensos campesinos del MAS. Se trataba del despiadado Mauro Vásquez Guerra, con quien el Ministro de la Presidencia arribó a un acuerdo político que está registrado en un audio que Sol de Pando ha ofrecido entregar a las autoridades del Gobierno, insistente e infructuosamente.

El Gobierno se niega a recibir esas pruebas y, por el contrario, se ha desatado contra Sol de Pando, desde hace dos años, una sistemática proscripción y persecución que derivó en nuestro encarcelamiento, el pasado 30 de agosto, por el hecho de no portar carnet de identidad cuando nos lo exigieron arbitrariamente agentes de Inteligencia de la Dirección de Migración en la ciudad “fronteriza” de Cochabamba (ver la información sobre ese incidente en PDF).

FOTOS | La banda de “Mauro” investigada por Sol de Pando desde el 2009

Lejos de brindarnos garantías y protección para el desempeño de nuestra labor informativa que desarrollamos como un aporte a las transformaciones del país transparentando hechos que frenan reaccionariamente el proceso de cambio, el Gobierno nos pone en la mayor de las indefensiones y bajo riesgos inconcebibles, tenebrosos.

Sobran las palabras y nos remitimos a una de las pruebas:

Fragmento del audio sobre la negociación “política” entablada entre representantes del Ministerio de la Presidencia y Mauro Vásquez 

SE SUGIERE USAR AURICULAR

Transcripción
VOZ ABOGADO DE MAURO:
En dos casos yo tengo problemas con los de narcóticos, igualito que le hicieron a Mauro, les hicieron a dos de mis clientes…
VOZ MAURO:
Yo les quiero contar una cosa…
Yo estoy recibiendo un proceso de narcóticos por cuatro gramos, por cuatro gramitos, aquí está el doctor que es… es mi abogado.
Por cuatro cuatro gramos, sabe qué… un lío tremendo, por qué…? Porque Leopoldo agarró y dijo…
No sé si ustedes miran las declaraciones que hace el Presidente de la Cámara de Senadores, Roger Pinto, o sea…
VOZ FUNCIONARIO MIN. PRESIDENCIA:
¿Roger Pinto…?
VOZ MAURO:
O sea, avasallándome a mí.
Y sin embargo quiénes eran los ladrones, quiénes eran los corruptos, eran ellos.
Pero yo era su escudo de allá… A ver, ahora por qué no demuestran ellos, primero pedían…
Yo estoy contento  porque está el Comando Conjunto acá. Estoy… contento porque hay seguridad, hay seguridad.
No tiene que meterse un civil para poner orden y seguridad aquí a la ciudadanía.
Yo estoy contento porque esté con nosotros el Comando Conjunto;  porque, primero, no había orden. Ellos se lavaban las manos, de todos yo era el escudo, yo era el hombre malo para ellos…
Y al final de cuentas quienes son los hombres malos, son ellos, son ellos.
Porque haber, mire, usted si analiza, los brasileños vienen y nos matan, la FELCC los agarra, y porque es primo del fulano, porque apellidan Ferreira, ya los sueltan… No pues, las cosas no son así…

Así como Ormachea a pesar de sus antecedentes delictivos, ganó posiciones de privilegio en la estructura montada y controlada por Quintana en los aparatos “alternos” de Inteligencia, el capo de la cocaína en Pando, Mauro Vásquez, fue incorporado como agente encubierto del Comando Conjunto Amazónico, cuyo órgano de Inteligencia y Seguimiento cuenta entre sus miembros con oficiales satinadores egresados de la Escuela de Cóndores de Sanandita.

Lo que sigue, es una obra maestra en la perversa “quintanización” del Gobierno que preside Evo Morales:

EL EXTRAÑO CASO DE “CHITO” LÓPEZ

OTRO SICARIO RECLUTADO POR QUINTANA "Chito" López fue un protagonista activo de la masacre de Porvenir el 11 de septiembre del 2008; pero tras las elecciones del 2010 apareció como guardaespaldas del gobernador de Pando, con autorización de Quintana. A los pocos días de intervenir en la incautación del periódico Sol de Pando, murió en un ajuste de cuentas.

OTRO NARCO-SICARIO RECLUTADO POR QUINTANA
“Chito” López, miembro de la banda de Mauro Vásquez, fue un protagonista activo en la masacre de Porvenir el 11 de septiembre del 2008; pero tras las elecciones del 2010 apareció como guardaespaldas del gobernador de Pando, con aval de Quintana. A pocos días de ejecutar la incautación del periódico Sol de Pando en julio del 2011, murió en un ajuste de cuentas.

  • Estéban López Sánchez, alias “Chito. Mototaxista, narcotraficante y sicario, miembro de la banda de “Mauro”. Un video de Canal 7 lo muestra en la masacre de Porvenir disparando contra campesinos del MAS el 11 de septiembre del 2008, como coordinador de la Prefectura al mando de Leopoldo Fernández, en representación de un grupo de mototaxistas de Cobija.
  • Dos años después se lo vio como miembro de los grupos de seguridad del ministro Quintana y del gobernador Flores, trabajando en la Gobernación de Pando.
  • El 11 de julio del 2011 participó en la incautación de 2.000 ejemplares de Sol de Pando en Cobija, junto a otros dos funcionarios de la Gobernación, y tenía la misión de secuestrar y hacer “desaparecer” al periodista Wilson García Mérida y sus colaboradores.
  • El 21 de julio del mismo año, diez días después de la confiscación del periódico que dirige García Mérida, “Chito” López apareció muerto a orillas del río Tahuamanu en un ajuste de cuentas del narcotráfico, según informó El Día de Santa Cruz mostrando una foto de su cuerpo siendo trasladado a la morgue de Cobija.
VIDEO | Participación de “Chito” López en la masacre de Porvenir
Identificado como dirigente de los mototaxistas, López aparece a los 4 minutos y 25 segundos del video, con arma en mano, el momento en que se desata la primera balacera en masa que produce muertos y heridos a orillas del río Tahuamanu

  • Tras la muerte hasta hoy no esclarecida de Esteban López a pocos días de la confiscación del periódico en julio del 2011, la noche del viernes 12 de octubre del 2012 se volvió a intentar el secuestro de los periodistas de Sol de Pando, cuando tres desconocidos pretendían “arrestarlos” en un hotel de la avenida 9 de Febrero con supuestas órdenes judiciales de aprehensión, lo cual obligó a los periodistas buscar refugio temporal en ciudades vecinas del Brasil, desde donde se comercializó la correspondiente edición impresa.
  • Ni el ministro Quintana ni el gobernador Flores explican por qué premian con privilegios en este gobierno “del cambio” a sicarios que dispararon contra indígenas indefensos en Porvenir.
  • Se sabe que el de Esteban López no es el único caso que evidencia la claudicación de Quintana a favor de sectores delincuenciales y fascistas que ahora gozan del poder compartido con el “nuevo cacique” de Pando.

¿Podrá desmentir todo esto la indignada Ministra de Comunicación?

LINKS RELACIONADOS