Data: diciembre 10, 2014 | 23:46
COCAÍNA ENEMIGA DE BOLIVIA | En el 2014 no retrocedió la nacionalización de la lucha contra el narcotráfico; pero las cifras no superaron a las del año 2013...

Presidente Evo Morales exige a las fuerzas anti-droga mejorar erradicación de coca ilegal

El comandante del CEO, general Gonzalo Rodríguez, distingue al Presidente en Chimoré. | Foto ABI

El comandante del CEO, general Gonzalo Rodríguez, distingue al Presidente en Chimoré. | Foto ABI

© Wilson García Merida | Redacción Sol de Pando

El presidente Evo Morales exhortó a las fuerzas anti-droga del país mejorar la reducción y erradicación de cultivos ilegales de coca, así como una más franca interdicción de la producción y tráfico de cocaína, durante un acto  de clausura de la gestión 2014 celebrada este miércoles en el cuartel anti-droga del municipio de Chimoré (ex base de la DEA), región amazónica de Cochabamba.

«Hay que seguir mejorando en el tema de reducción, erradicación, todo… Primero por la Humanidad, y, segundo, por la dignidad de todos los bolivianos», dijo el presidente Evo Morales en un tono de arenga ante las fuerzas policiales y militares que realizan tareas conjuntas en la lucha contra el narcotráfico, tras recibir un informe oficial sobre los resultados de la erradicaciòn e interdicción en este año que termina.

En dicho acto, según la agencia estatal de noticias ABI, el Presidente escuchó los informe del Comando Estratégico Operacional (CEO) que desde el pasado año 2013 se encarga de ejecutar los planes de erradicación de cocales —en reemplazo de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC)—, y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) encargada de la interdicción y control del tráfico de drogas.

En ambos frentes el presidente Evo Morales constató que si bien el proceso de nacionalización de la lucha contra el narcotráfico en Bolivia no ha retrocedido en sus objetivos de erradicación e interdicción después de la expulsión de la DEA en el 2008,  tampoco profundizó ni mejoró en comparación a la gestión pasada.

En el 2014 se erradicó menos que el año pasado

Al recibir el informe de Chimoré, Morales constató que si bien el proceso de nacionalización de la lucha contra el narcotráfico en Bolivia no ha retrocedido en sus objetivos de erradicación e interdicción después de la expulsión de la DEA, tampoco profundizó ni mejoró en comparación a la gestión pasada. | Foto ABI

Al recibir el informe de Chimoré, Morales constató que si bien el proceso de nacionalización de la lucha contra el narcotráfico en Bolivia no ha retrocedido en sus objetivos de erradicación e interdicción después de la expulsión de la DEA, tampoco profundizó ni mejoró en comparación a la gestión pasada. | Foto ABI

En el informe de Chimoré, el comandante del CEO, general de Ejército Gonzalo Rodríguez, detalló que este año fueron erradicadas 11.107 hectáreas de cultivos ilegales de coca en zonas cocaleras de Cochabamba (Chapare, Carrasco, Tipnis), Santa Cruz (Yapacaní, El Choré), Beni (Yucumo) y La Paz (Yungas, Ixiamas, Larecaja, Teoponte). Durante la gestión 2013, según un reporte publicado por la Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (Uelicn), se erradicaron en las mismas zonas 11.407 hectáreas de cultivo ilegal, lo cual indica que en el 2014 fueron extirpadas 300 hectáreas menos que el pasado año.

El general Rodríguez explica esa diferencia debido a que los cocales excedentarios se expandieron hacia el Parque Madidi, en la frontera amazónica del Norte de La Paz con el Perú, donde las fuerzas de tarea del CEO no tienen jurisdicción. El jefe militar pidió al Presidente crear un nuevo comando para operar en esa zona con base en la localidad de Apolo. Actualmente las fuerzas de erradicación operan en dos comandos centrales: la base de Chimoré que acciona en los departamentos de Cochabamba y Santa Cruz, y la base de Yungas que opera en el noreste amazónico de La Paz  y Beni. Un nuevo comando operativo en Apolo permitiría controlar cultivos ilegales que recrudecen sobre la frontera con Perú llegando incluso al departamento de Pando, según explicó el comandante del CEO en el acto de Chimoré.

El CEO lleva el nombre de «Subteniente Óscar Gironda Porrez», en memoria al militar que fue asesinado en una emboscada de cocaleros ilegales y narcotraficantes presuntamente peruanos, ocurrida a fines de octubre del 2013, precisamente en el municipio de Apolo donde la Fuerza de Tarea Conjunta intentó improvisar un cuartel para frenar la expansión de los narco-cultivos.

Tensa lucha contra la cocaína

El CEO lleva el nombre de “Subteniente Óscar Gironda Porrez”, en memoria al militar que fue asesinado en una emboscada de cocaleros ilegales y narcotraficantes presuntamente peruanos, ocurrida a fines de octubre del 2013, precisamente en el municipio de Apolo donde la Fuerza de Tarea Conjunta intentó improvisar un cuartel para frenar la expansión de los narco-cultivos. | Foto ABI

El CEO lleva el nombre del Subteniente Óscar Gironda Porrez en memoria al militar asesinado en una emboscada ocurrida a fines de octubre del 2013, precisamente en el municipio de Apolo donde la Fuerza de Tarea Conjunta intentó montar un cuartel para frenar la expansión de los narco-cultivos. | Foto ABI

Por su parte el director nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), general de la Policía Mario Centellas Camacho, informó en Chimoré que este año la interdicción dio como resultado la incautación de 21, 35 toneladas de cocaína,  de las cuales 17,6 fueron pasta base (sulfato) y 3,75 clorhidrato (cristal). El año pasado, según los datos oficiales de la Uelicn, la incautación fue levemente mayor con 21,98 toneladas de cocaina en sus dos estados:  20,40 toneladas de pasta base y 1,58 toneladas de clorhidrato cristalizado. 

Este año la Felcn destruyó 5.126 fábricas de droga, 804 menos que el año pasado cuando se destruyeron 5.930 fábricas. Según Centellas, en esta gestión se destruyeron también 73 laboratorios de cristalización de cocaína y 56 laboratorios de reciclaje de sustancias químicas, en operativos más exitosos que el año pasado cuando sólo se intervinieron 67 laboratorios de cristalización y 50 laboratorios de reciclaje de precursores.

El director de la Felcn reportó además que en 12.473 operativos realizados entre el 1 de enero y 5 de diciembre de este año, se produjo la aprehensión de 3.267 personas y el secuestro de 26 aeronaves en acciones conjuntas de las fuerzas antidrogas de Perú y Bolivia.

El año pasado se realizaron 13.966 operativos, según dato oficial difundido por la Uelicn. Las incautaciones de droga, intervención y destrucción de laboratorios, congelamiento de cuentas bancarias y confiscación de bienes mal habidos como efecto de tales operativos, le causó al narcotráfico en Bolvia una pérdida de $us 150’545.871 (más de 150 millones de dólares). En el informe de Chimoré no se dio a conocer el monto del daño económico causado al narcotráfico con la interdicción de este año.

LINKS RELACIONADOS
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center