Data: septiembre 22, 2018 | 19:24
FALSO PRODUCTOR SE APROPIA DE “BOQUERÓN” | En una exhibición organizada por el Consulado General de Bolivia en Ginebra, José Alcócer Ricaldes fue presentado oficialmente como “Productor Ejecutivo” del filme. El director nacional asegura que no lo conoce “ni en pintura"…

“Piratean” en Suiza película de Tonchy Antezana

Un avance en la sala del Cinelux de Ginebra, anunciando la exhibición de “Boquerón” junto a la presentación en un debate de su “Director de Producción” José Alcócer Ricaldes | Foto Tonchy Antezana

© Wilson García Mérida | Redacción Sol de Pando

Sorprendió en Bolivia la difusión de una noticia proveniente de Ginebra, Suiza, donde —ayer viernes— se exhibió la película “Boquerón” del cineasta cochabambino Tonchy Antezana Juárez, presentando como panelista a un supuesto “Director de Producción” (equivalente a productor ejecutivo) que se identificó con el nombre de José Alcócer Ricaldes.

A este caballero no le conozco, nos molesta que se atribuya un trabajo que nunca cumplió en nuestra producción”, reclamó Antezana Juárez en su red social.

Consultado por Sol de Pando si nunca tuvo algún contacto o trato con Alcócer en torno a la producción de aquel filme sobre la Guerra del Chaco, Tonchy Antezana reiteró no conocerlo “ni en pintura” y que la producción ejecutiva de ‘Boquerón’ “es cien por ciento de Prodecine”, refiriéndose a la empresa que produce y promociona toda la creación del cineasta desde hace más de tres décadas.

Durante la semana pasada, por diversos medios, el Consulado General de Bolivia en Suiza anunció la exhibición de “Boquerón” programada para el 21 de septiembre en la sala del Cinelux de Ginebra, seguida de un foro-debate a cargo de José Alcócer Ricaldes, a quien se lo presenta en los afiches e invitaciones como (textual) “Directeur de Production du film Boquerón”.

De acuerdo a normas internacionales de Derechos de Autor, de las cuales Bolivia y Suiza son signatarios, Alcócer Ricaldes y sus patrocinadores incurrieron flagrantemente en un delito de apropiación indebida, en este caso no sólo intelectual sino también industrial, ya que Alcócer se atribuye dolosamente haber financiado y producido una producción fílmica realizada en Bolivia por Prodecine.

Si bien la exhibición de la película fue con entrada gratuita, los organizadores de estos acontecimientos culturales disponen de presupuestos financieros para cubrir los costos y derechos de alquiler del producto cultural, que en este caso habrían sido pagados al “productor ejecutivo” José Alcócer Ricaldes.

Aún sin reponerse del estupor, el director y productor boliviano anuncia que asumirá las acciones legales a tono con el abuso perpetrado. Se espera que la Cancillería del Estado Plurinacional actúe en consecuencia requiriendo todos los informes y aclaraciones pertinentes del Consulado General en Ginebra, a fin de reparar el daño causado al patrimonio nacional y a los derechos legales del cineasta Tonchy Antezana, artista galardonado con el Premio Nacional de Cultura 2010.

LINKS RELACIONADOS    
columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ