Data: noviembre 23, 2019 | 17:12
VUELVE LA INSTITUCIONALIDAD A BOLIVIA | Tras ser anulados los comicios del 20 de octubre, los nuevos jueces electorales deberán convocar a nuevas elecciones 48 horas después de su posesión y hacer cumplir el artículo 168 de la Constitución: ni Evo Morales ni García Linera pueden ser re-elegidos otra vez...

DEL NUEVO TSE DEPENDERÁ PERMANENCIA DE AÑEZ

La Plaza Murillo de La Paz con la sede de la Asamblea Legislativa Plurinacional al fondo, recupera su cotidianidad mientras el país se dispone a volver a las urnas en un nuevo escenario político. | Foto Sol de Pando

© Redacción Sol de Pando
Para lectura en móvil usar pantalla horizontal |

La Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) dejará en manos del nuevo Tribunal Supremo Electoral (TSE) la decisión —en caso de ser necesario— de prolongar la gestión interina de la presidenta transitoria Jeanine Añez junto a las actuales diputados y senadores, cuyo mandato concluye el próximo 22 de enero.

El senador Oscar Ortiz que preside la Comisión de Constitución (encargada de elaborar la Ley para convocar a nuevas elecciones), informó que corresponderá a Sala Plena del nuevo TSE considerar si la presidenta Añez y la ALP deben entregar el mando el 22 de enero o mantenerse en funciones hasta la elección del nuevo Gobierno, una vez que el TSE defina el calendario electoral para la organización de los comicios. Previamente las elecciones del 22 de octubre serán anuladas por el Congreso Nacional.

“Eso será una consecuencia de la planificación del TSE. Lo que se le da son 48 horas para que presente al país la convocatoria y el calendario”, explicó Ortiz refiriéndose a la Ley que la comisión senatorial consensuó en las últimas horas, la misma que deberá ser sancionada por el plenario congresal de senadores y diputados, previa a su promulgación por parte de la presidenta Añez entre el domingo o el lunes.

Según informó Ortiz a El Deber, una vez seleccionado, el nuevo Tribunal Supremo Electoral publicará el Cronograma respectivo y tendrá apoyo de la Unión Europea y la OEA (que también brindarán apoyo financiero) para acompañar y establecer la fecha más corta posible.

Existe preocupación, dice Ortiz, “porque es casi un hecho de que ese calendario no alcanzará para que el 22 de enero se pueda realizar el cambio de Gobierno”.

Evo y García Linera ya no podrán postular

El Presidente de la Comisión de Constitución del Senado destacó que la Ley aprobada en consenso con el MAS repone los límites a la reelección de autoridades para que se respete estrictamente lo que establece el artículo 168 de la Constitución Política del Estado. “El documento refleja fielmente el mandato y establece que una persona sólo puede ocupar un cargo electivo por dos periodos de forma continua”, dijo Ortiz.

El MAS aceptó que no podrá participar el binomio conformado por Evo Morales y Álvaro García Linera; aunque a cambio exige una ley que otorgue inmunidad a los ex mandatarios para impedir su procesamiento penal por hechos cuestionados durante el ejercicio de sus funciones y por incitar a la violencia contra el actual proceso de transición.

Según Ortiz un sector del partido de Evo Morales insistió hasta último momento en el argumento de que su jefe, al no haber concluido su gestión, podía ser postulante. Esto generó un debate interno muy intenso. “Al final, se impuso el ala menos radical”, declaró el legislador a El Deber.

La diputada Fernanda San Martín anticipó que el debate congresal para sancionar la Ley del Senado en la Cámara de Diputados será crucial. Hay una “línea dura” en el MAS que insiste en la renuncia de Añez por asumir el interinato mediante un golpe de Estado y exige el retorno de Evo Morales de su auto-exilio en México. San Martín identifica a las diputadas Sonia Brito y Rosa Chuquimia como las expresiones más radicales de aquella tendencia neo-estalinista en el MAS activada por Juan Ramón Quintana y Raúl García Linera.

El nuevo escenario de la Transición

Un segundo punto de consenso fundamental que surgió en el Senado fue que la gestión de los vocales electorales a ser elegidos será de seis años. “De esta forma se cumplirá al pie de la letra lo que establece la CPE, y tras una larga discusión al respecto, ambas partes concluimos que se debe respetar ese mandato”, precisó Ortiz a El Deber.

La norma, sin embargo, no definirá aún el mecanismo de selección, aclaró el Senador. “Una vez que aprobemos la convocatoria, la Asamblea aprobará los primeros días de la siguiente semana el reglamento de la convocatoria, para que corran los plazos con tiempos acortados, para que en los 15 días que nos pide la presidenta Jeanine Áñez, tengamos ya conformado el nuevo tribunal electoral”.

Un tercer consenso logrado, dice Ortiz, fue que al generar un nuevo proceso electoral, los partidos y alianzas podrán partir de cero. “Es decir, presentar nuevos candidatos, tanto a Presidente, Vicepresidente, como a senadores y diputados. Al mismo tiempo, podrán presentarse todas las organizaciones políticas habilitadas por el TSE, en el nivel nacional para las elecciones generales y éstas tendrán la libertad de conformar nuevas alianzas o ir solas, si lo determinan”.

LINKS RELACIONADOS
desastre total



sopa de mani



elecciones2019



Komadina



Soria Galvarro



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center