Data: octubre 31, 2018 | 15:37

ONG aclara sobre su relación con Poder Judicial

El entonces Presidente del Senado, Luis Alberto Gonzáles, dirigió una carta al Presidente del Estado Evo Morales, el pasado 25 de mayo, informando sobre las indagaciones relacionadas con la ONG | Foto ABI

La Directora de Fortalecimiento del Sistema de Justicia de la organización no gubernamental International Justice Mission (IJM), Alejandra Cámara, dirigió una carta a la Dirección de Sol de Pando en réplica a un informe publicado por este medio el pasado 28 de septiembre bajo el título “Un juez de Trump actúa en la justicia boliviana”.

Dicha carta oficial de IJM-Bolivia, firmada por la doctora Cámara, reza textualmente lo siguiente:

La Paz, 19 de octubre de 2018
Estimado Sr. García Mérida,
Mediante la presente, me dirijo a su persona respecto a las acusaciones emitidas en un artículo de su edición virtual el pasado 28 de septiembre, y solicito gentilmente pueda publicar la siguiente información:
Recientemente, se ha comenzado a diseminar información errónea y falsa sobre nuestra institución como un esfuerzo para detener nuestro trabajo de proteger a la niñez boliviana del horrendo crimen de violencia sexual.
Como institución, rechazamos estas acusaciones, reiteramos nuestro compromiso con la niñez boliviana víctima de violencia sexual y sus familias, y recordamos nuestro deseo de apoyar con el proceso de cambio del Gobierno Boliviano y el Sistema de Justicia Boliviano en favor de la niñez vulnerable. Permítanos compartir la verdad sobre IJM en Bolivia:
1.- Reconocemos que el trabajo y la lucha en favor de la protección de la niñez y adolescencia es una prioridad del Gobierno Boliviano y las instituciones que forman parte del Sistema de Justicia Boliviano. Como organización, Misión Internacional de Justicia en Bolivia (IJM) se adhiere a esta lucha bajo el mandato constitucional (Artículos 58, 59, 60, 61) de prioridad en protección a infantes, niñas, niños y adolescentes.
2.- IJM es una organización no gubernamental, independiente de cualquier gobierno, y trabajamos para proteger a los más vulnerables de la violencia. Desde el 2007, IJM firma un  “Acuerdo Marco de Cooperación Básica” con el Gobierno Boliviano que autoriza nuestro trabajo en el país. Dicho acuerdo fue renovado bajo ONG- AMCB-09/2013 “Acuerdo Marco de Cooperación Básica Entre El Estado Plurinacional  de Bolivia y la Organización No Gubernamental “Misión Internacional de Justicia” en Bolivia.
3.- Desde el 2007, bajo el marco de la ley boliviana, IJM en Bolivia ha provisto apoyo legal y restauración integral gratuita a más de 188 NNAs víctimas de violencia sexual, alcanzando hasta la fecha más de 140 sentencias condenatorias en contra de agresores sexuales en las ciudades de La Paz y El Alto. Asimismo, IJM en Bolivia trabaja apoyando las iniciativas legislativas impulsadas por el gobierno para el bien de nuestra niñez y adolescencia, porque confiamos en la agenda de trabajo por la Niñez que tiene el País. 
4.- La mayoría de los fondos de IJM en Bolivia vienen de donantes de Canadá (casi un 70%), el resto de los fondos vienen de donantes individuales, fundaciones privadas y otras subvenciones.
5.- IJM trabaja con diferentes grupos de la sociedad civil, sin importar su afiliación religiosa, porque creemos que la lucha en contra de la violencia sexual hacia la niñez y adolescencia necesita el involucramiento de todos.
6.- IJM no tiene ningún trabajador dentro de la oficina de Bolivia o en otro lugar del mundo que al mismo tiempo sirva como funcionario público del gobierno estadounidense.
7.- Creemos que existe un pequeño grupo de personas que se encuentran detrás de la divulgación de esta información errónea y dañina que está interesado en que los profesionales de IJM abandonen los casos en contra de agresores sexuales de niñas y niños bolivianos. Sus acciones no dañan solamente a nuestra institución y a  cientos de familias de escasos recursos que servimos gratuitamente, sino que también dañan la imagen de las organizaciones gubernamentales bolivianas quienes son las principales defensoras de la niñez y a quienes buscamos apoyar para fortalecer su lucha.
Finalmente, agradecemos su tiempo y la oportunidad de aclarar la información sobre nuestro trabajo. IJM continuará operando bajo el amparo de la ley y sirviendo como un brazo aliado y cooperante para el fortalecimiento del estado de derecho, de la justicia y ante todo, trabajando por la seguridad, protección y el bienestar de la niñez y adolescencia boliviana que merece un futuro libre de violencia sexual.
Atentamente,
Alejandra Cámara
Directora de Fortalecimiento del Sistema de Justicia–IJM Bolivia

///.

La Dirección de Sol de Pando desea remarcar su criterio especialmente en lo que la doctora Cámara reitera con cierta insidia en el punto 7 de su misiva, y que rechazamos enérgicamente. Nuestro equipo investigador coordinado profesionalmente por el periodista Oscar Jordán Arandia, desconoce la existencia de un supuesto “pequeño grupo de personas que se encuentran detrás de la divulgación de esta información errónea y dañina que está interesado en que los profesionales de IJM abandonen los casos en contra de agresores sexuales de niñas y niños bolivianos”.

Respetamos, ponderamos y respaldamos el trabajo de profesionales bolivianos —tanto en IJM como en otras instituciones— que se desempeñan con abnegación y ética para combatir y erradicar el monstruoso flajelo de las agresiones sexuales contra nuestra niñez. La publicación de Sol de Pando bajo ninguna circunstancia está dirigida a ese personal.

Nos hemos limitado a reproducir información oficial generada por el Senado Nacional, fuente en la cual nuestra investigación accedió a documentos —también oficiales— que cuestionan el desempeño de organizaciones no gubernamentales por interferir en la aplicación soberana de la justicia en Bolivia, distorsionando la práctica judicial bajo criterios foráneos y subordinados a dependencia financiera externa. Fruto de ese tipo de interferencias procesales que debilitan la independencia e idoneidad del Poder Judicial, no necesariamente atribuibles al personal boliviano de IJM, el país ha enfrentado situaciones extremas y trágicas como la que el Ministerio Público causó en el reciente caso del bebé Alexander.

Celebramos que IJM anuncie su predisposición a colaborar con nuestro equipo investigador para el esclarecimiento de las interrogantes documentadas que nos transmitieron nuestras fuentes del Senado Nacional.

Wilson García Mérida | Director Sol de Pando

columna-carlos-mesa
Knigth Center
Reporteros Sin Fronteras
CPJ