Data: abril 26, 2013 | 4:42

Nuevas potencias, nuevos clásicos y otros ídolos en el fútbol de una nueva era mundial

El cuarto gol de penal, imperdonable Lewandowsky. | Foto EFE

Imperdonable Lewandowsky contra Real Madrid en el duelo alemán-español del martes. | Foto EFE

Olvídese de un duelo entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo en la final de la Liga de Campeones, o de ver otro clásico del fútbol español entre el Barcelona y Real Madrid. En cambio, lo más probable es que los alemanes Bayern Múnich y Borussia Dortmund se enfrenten el 25 de mayo en el estadio Wembley, lo que marca un cambio en la balanza de poder del fútbol europeo…

Bayern goleó el martes 4-0 al Barça en Múnich. Unas 24 horas después, Real Madrid fue humillado 4-1 por Dortmund, un encuentro en el que Robert Lewandowski se despachó con cuatro dianas.

«Es la evolución del fútbol», dijo Andrés Iniesta, el genio del mediocampo del Barcelona. «Tenemos que seguir mejorando para poder seguir luchando por títulos en todas las competencias».

Barcelona y el Madrid todavía pueden llegar a la final, pero necesitan casi un milagro.

Las semifinales se definirán la próxima semana en España, donde el Barça tiene que ganar por cinco goles para avanzar, o al menos igualar el 4-0 para llevar el partido a alargue. El Madrid la tiene una pizca más fácil, ya que metió un gol de visitante y le alcanza un triunfo 3-0.

Pero eso jamás se ha logrado en esta etapa del torneo. Así que lo más probable es que Bayern, monarca de la Bundesliga, jugará por su quinta corona europea contra el Dortmund, el club que fue campeón del fútbol alemán las dos campañas anteriores.

«No hay antídoto contra esta reluciente Bundesliga que hoy deslumbra en el planeta fútbol», escribió el periodista español José Samano, del diario El País. «Ni el Barça, el de la gran pasarela de estos años, tuvo el martes la receta, ni tampoco el miércoles el Madrid, un gigante que parecía llegar en plena ebullición rumbo a la décima, con una extraordinaria galaxia de jugadores y un técnico reputado como nadie. Los dos fueron arrollados».

Real Madrid es el equipo más exitoso en la historia de la Copa de Europa con nueve trofeos, pero no disputa una final desde que la ganó en 2002. El Barça tiene cuatro, incluyendo tres desde 2006.

Ambos cayeron en esta misma etapa el año pasado, el Barcelona contra Chelsea y el Madrid ante Bayern. Chelsea luego ganó la final. «Hay que hacer una lectura inversa a la del año pasado cuando cayeron en semifinales porque hubo un clásico inoportuno tres días antes y eso fue clave en los partidos, porque los dos llegaron físicamente mermados», dijo el argentino Jorge Valdano, exdirigente del Real Madrid.

«Este año el Madrid abandonó la Liga demasiado pronto porque el Barcelona la ganó demasiado pronto, los dos pisaron el freno y cuando quieren acelerar en Europa, da la sensación de que no hay hábito y terminaron pagando, esa es una teoría posible», añadió.

AP

Links relacionados
coronavirus



sopa de mani



desastre total



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center