Data: agosto 7, 2012 | 1:13
El ex vocalista de Wara cosecha éxitos en Francia

Nataniel Gonzales invitado especial en el Festival de Culturas del Mundo

«Mi voz tiene un registro agudo muy natural; pero ese recurso es propio del rock».

Recordado y siempre elogiado por su singular voz, el ex vocalista del grupo boliviano Wara, Nataniel Gonzales, participará como invitado especial del 40º Festival de Culturas del Mundo que se celebrará durante  la semana del 8 al 15 de agosto, en Montoire, Francia, sede permanente de aquel encuentro intercultural considerado uno de los más importantes de Europa…

© Redacción Sol de Pando Según informó el propio Nataniel Gonzales en contacto con Sol de Pando, este año el Festival de Montoire reunirá diversas expresiones de las culturas de China, España, Georgia, Indonesia, Serbia, Tahití, Trinidad y Tobago, Yakarta y Breteña, además de Paraguay y Bolivia en representación de Sudamérica. Nuestro país envió una delegación completa del Ballet Folclórico de Bolivia (Bafobol) y un grupo tradicional de Potosí.

EL FESTIVAL MUNDIAL | Montoire-sur-le-Loir es un municipio francés, en la región de Centro, departamento de Loir y Cher, en el distrito de Vendôme. Antes de la Segunda Guerra Mundial existía aquí, cada 15 de agosto, un gran desfile de carrozas animado por grupos musicales y jóvenes locales. Esta manifestación, organizada por el “Comité des Fêtes” era muy popular. De esta manera, nació en 1973 el Primer Festival de Folklore Europeo, durante 4 días, del 11 al 15 de agosto. Participaron cuatro grupos extranjeros participaron de Bélgica, España, Rumania y Yugoslavia. El intercambio fue tan exitoso que se decidió hacerlo mundial. Cada edición recibe a una decena de grupos de los cinco continentes; todas las noches se programan espectáculos bajo un palacio de tela; además hay exposiciones, conferencias con debate, cursillos de iniciación, comidas típicas con música, artesanía, animación de calle y emisiones de radio abiertas al público. Así, el Festival empieza creando contactos y más tarde intercambios entre el público y los bailarines, y entre los propios bailarines de las diferentes regiones del globo, a pesar de sus diferentes costumbres, religiones, valores o color de piel.

Gonzales fue invitado a Montoire para presentarse en funciones de gala en mérito a que en los años 80 había sido reconocido como la mejor voz en dicho Festival.  «Esa primera vez que vine a Montoire se grabó un disco de vinilo donde está registrada mi participación», explicó.

El artista boliviano, nacido en la ciudad de Oruro, radica en Francia desde los años 80, cuando salió del país tras el golpe de García Meza. Suele volver a Bolivia los fines de año para «empaparse» de nuestra realidad. En los años setenta adquirió celebridad como vocalista del grupo Wara participando exitosamente en los primeros experimentos de rock fusión con aires andinos, plasmados en obras clásicas como El Inca y Realidades.

Aprovechamos el contacto con el vocalista para sostener el siguiente diálogo:

¿Por qué dejaste el grupo Wara y buscaste otros horizontes fuera del país?

— Wara se disolvió despues de un año sin causas mayores después del primer disco de música progresiva boliviana, que por cierto era además sinfónico. Luego pasé al grupo Aymara y salgo de Bolivia en el golpe de Garcia Meza; transitamos Francia, Bélgica, Canada y Estados Unidos cuando forzaron mi salida del grupo. Continué actuando en Nueva York, Bolivia y Francia, ya como solista, lo cual es más difícil y peor en una cultura diferente.

Críticos y seguidores de tu trayectoria, en especial tu paso por Wara, coinciden en afirmar que tu estilo vocal tiene mucho de Jon Anderson, Ian Guillan y otras voces del rock clásico, ¿es acertada esa opinión en tu criterio?

— Mi voz tiene un registro agudo muy natural; quizá similar a los vocalistas de Yes y Deep Purple que tú señalas. Pero el recurso de la voz aguda es muy propio del rock, ahí está Uria Heep, o incluso en el pop con los Bee Gees; y también de la música de México y en nuestro propio folclore boliviano como en el caso de los Taquipayas. Esto no quiere decir que yo no tenga influencias y siempre esté en la búsqueda musical.

Es general en Bolivia la percepción de que la movida rockera de la fusión andina en la década de los setenta parece haberse diluido en la nada, no hubo una maduración de ese proceso y quedó trunco, inconcluso quizá o irremediablemente frustrado… ¿Qué piensas tú, que fuiste uno de los artífices de ese movimiento…?

— Es posible que el rock progresivo boliviano no tenga mucha continuidad por ser superlativo, peculiar, y además sinfónico y difícil, con temas que duren entre 10 y 20 minutos, no comercial, etcétera. Entonces los rockeros nuestros se tiraron al estilo argentino como lo reconoce el Grillo Villegas, en una entrevista en un diario de La Paz, por su adoración a Spineta, que en paz descanse. Muchos de los nuevos grupos siguieron esta tendencia, con excepciones como Alcohólica, Bajo Tierra y algunos otros. Tendríamos que extendernos mucho sobre este tema; lo dejaré para cuando nos veamos en la llacta al fin de año…

link relacionado

UN ARTÍCULO SOBRE NATANIEL GONZALES, EN LOS TIEMPOS

desastre total



sopa de mani



elecciones2019



Komadina



Soria Galvarro



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center