Data: marzo 14, 2014 | 19:34
La Ganadería del Beni es la más damnificada con una pérdida de más de $us 90 millones frente a las pérdidas de cultivos agrícolas en todo el país que llegan a $us 19 millones, según informe de la Fundación Milenio…

Más de cien millones de dólares es la pérdida económica del país por el gran desastre fluvial

Las pérdidas en el sector ganadero provocadas por las inundaciones en el departamento de Beni se prolongarán por lo menos en los siguientes dos años, por la mortandad de miles de terneros. No se tiene terneraje, porque recién nacieron en 2013, y las que tenían que nacer en 2014 murieron. | Foto APG - La Estrella del Oriente

Las pérdidas en el sector ganadero provocadas por las inundaciones en el departamento de Beni se prolongarán por lo menos en los siguientes dos años, por la mortandad de miles de terneros. No se tiene terneraje, porque recién nacieron en 2013, y las que tenían que nacer en 2014 murieron. | Foto APG – La Estrella del Oriente

Un total de $us 111.500.000 es la suma de las pérdidas que sufrió el país en su economía como efecto de las inundaciones acaecidas entre enero y febrero de este año, sin contar las pérdidas de marzo. El 81% de ese monto, $us 90.500.000, son pérdidas sufridas por el sector ganadero concentrado en el departamento del Beni, mientras que el sector agrícola sufrió pérdidas por $us 19 millones en todo el territorio nacional. El diagnóstico señala también que alrededor de  60.000 familias damnificadas han sufrido perjuicios que alcanzan a un monto de dos millones de dólares…

© Redacción Sol de Pando

Informe Milenio“Resulta evidente por las fotografías que muestran la prensa escrita y los canales de TV que la zona más afectada son las pampas de Moxos, del departamento Beni. Santa Cruz parece haber sufrido menos daños”, dice el Informe de Coyuntura Nro. 231 de la Fundación de Milenio al cuantificar los daños económicos en el sector productivo para las principales regiones azotadas por las inundaciones.

La ganadería del Oriente boliviano ha sido la más afectada, enfatiza el Informe. A diciembre del 2013, el número total de cabezas de ganado en el país era de aproximadamente 8.700.000. De las cuales 41,9 por ciento corresponden al Beni, 28,7 por ciento a Santa Cruz el siguiente departamento en importancia sería Chuquisaca con 7,9 por ciento y Tarija con 5,2 por ciento.

Los datos a marzo 6 del 2014, señalan una pérdida de 290.000 cabezas de ganado bovino esto representa el 3,3 por ciento de la masa ganadera total y en el caso del Beni 7,9 por ciento.

Las cifras de Fegabeni

El presidente de la Federación de Ganaderos del Beni (Fegabeni) estima que las pérdidas económicas ascienden a los $us 90,5 millones, puesto que han perdido ganado vacuno con un valor de $us 37 millones, equino $us 350.000, infraestructuras y equipamientos valuados en $us 4,5 millones, así como las debidas a la merma de peso estimadas en $us12 millones, puesto que no cuentan con la pastura para que el ganado se alimente con normalidad el fallecimiento de especies menores valuados en $us 190.000. Hay que añadir el traslado de ganado a otros sectores o zonas con un costo de $us 15,8 millones.

Adicionalmente, las pérdidas en el sector ganadero provocadas por las inundaciones en el departamento de Beni se prolongarán por lo menos en los siguientes dos años, por la mortandad de miles de terneros. No se tiene terneraje, porque recién nacieron en 2013, y las que tenían que nacer en 2014 murieron, las vacas no están en condiciones de “preñarse”. Lo anterior representaría una caída del 3,3 por ciento en el PIB de productos pecuarios el 2014.

En torno a posibles medidas previsoras Mario Hurtado, Gerente de Fegabeni, apuntó: “Respecto a las previsiones ante la época de lluvias, la construcción de lomas o zonas de refugio demandan varios millones de dólares de inversión. “Por ejemplo, una loma para 300 cabezas son 200 horas de tractor, una inversión de más o menos $us 7 mil para una sola loma”, puntualizó.

Además, “ahora no es sólo hacer las lomas, el refugio de salvataje, sino hay que ver qué come ese animal, sino termina muriéndose de parado, lo salvaste pero no tiene que comer, porque todo está inundado”.

En materia de cultivos, los informes señalan pérdidas de cultivos de arroz, yuca, frejoles en el Beni básicos en la alimentación de las poblaciones locales. El tema de pérdidas no pasa por el corto plazo, sino por el largo plazo, ya que tomará cinco años poder recuperar lo que se ha perdido por las aguas.

Familias damnificadas en todo el país

Según señalan los informes al 6 de marzo, el número de familias afectadas en todo el territorio, alcanza a 60.000, aproximadamente 300.000 personas, lo cual es un enorme daño moral y material, cuya reparación tendrá un costo que, inicialmente se calcula en aproximadamente $us 2 millones.

La situación en Santa Cruz

En Santa Cruz, según Anapo, se registran pérdidas de 10 mil hectáreas de soya lo que llega a representar el 1 por ciento del total del área cultivada que asciende a 900 mil hectáreas.

A ello hay que añadir pérdidas en las comunidades del trópico cochabambino unas 300 hectáreas de cultivos fueron dañadas por las inundaciones, lo que representa un 80 por ciento de la producción local en las comunidades de los distritos 6 y 7 y parte del 8 del municipio de Shinahota que fueron anegados.

Los valles de Cochabamba

En los valles de Cochabamba se registraron pérdidas de papa, oca, cebada y otros en 482 Has., en La Paz se registraron pérdidas en 9.500 hectáreas, en cultivos del altiplano.

Según informe de la Defensa Civil el total de  hectáreas afectadas en el país se estima en 39.289 lo cual representa aproximadamente el 1,2 por ciento de la superficie total cultivada en el país, lo cual es comparativamente menor al daño producido en la ganadería del oriente, pero es significativo desde el punto de vista que afecta sobre todo a pequeños productores. El equivalente en dólares sería de aproximadamente $us 19 millones.

LINKS RELACIONADOS
datos y analisis



Soria Galvarro



Komadina



Reporteros Sin Fronteras



CPJ



Knigth Center